COVID-19: riesgo en la salud para los fumadores

mayo 29, 2020 9:59 am

Todo el mundo corre riesgo de contraer el virus que causa la COVID-19, sin embargo, esta enfermedad es particularmente peligrosa para quienes tienen afecciones subyacentes, como una enfermedad cardíaca o pulmonar, pero ¿qué tanto afecta a los fumadores?

El Dr. Neal Patel, neumólogo de Mayo Clinic y especialista en cuidados intensivos, dice que quienes consumen productos derivados del tabaco, cigarrillos electrónicos o marihuana tienen más riesgo de enfermar gravemente si contraen el virus. “Fumar aumenta la susceptibilidad a la COVID-19 porque destruye algunos mecanismos de defensa naturales de los pulmones. Vapear hace lo mismo”, comenta.

De acuerdo con las últimas publicaciones del blog del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, la revisión inicial de los casos de COVID-19 en China muestra que los fumadores pueden enfermar más gravemente que los no fumadores. Aunque este es un indicio, es necesario investigar más para determinar con precisión los efectos de fumar y vapear sobre las personas con COVID-19.

Fumar pone en riesgo a los pulmones

De acuerdo con los expertos, fumar destruye los cilios en los pulmones. Los cilios son folículos diminutos que atrapan virus y restos en los pulmones para luego expulsarlos a fin de que no permanezcan allí causando problemas. Los cilios actúan como uno de los principales sistemas de defensa contra las infecciones. “Sin los cilios, lamentablemente, los fumadores están un poco más indefensos y eso explica por qué algunos fumadores que sufren resfriados comunes desarrollan una tos que se prolonga durante semanas y meses. Los que tienen pulmones más sanos posiblemente se recuperan más rápido”, explica el Dr. Patel.

Además, tendencias recientes como el vapeo, también afectarían el bienestar pulmonar “Los estudios plantean que el vapeo también puede dañar a los cilios en los pulmones, por lo que recomiendo dejar de vapear para conservar la salud pulmonar y reducir el riesgo de enfermar gravemente, en caso de contraer el COVID-19”, dice el Dr. Patel.

Nunca es tarde para dejar de fumar

Según el estudio “Los beneficios de dejar de fumar” realizado por la Clínica Mayo, dicho cambio repercutirá de manera positiva sobre su salud desde el primer momento. Por ejemplo, una hora después de dejar de fumar, su frecuencia cardíaca disminuirá a un nivel normal. Después de transcurridas 12 horas desde el último cigarrillo, su nivel sanguíneo de monóxido de carbono recuperará la normalidad y en cuestión de dos o tres semanas, su riesgo de ataque cardíaco empezará a disminuir considerablemente.

“El mejor momento para dejar de fumar es ahora. Los fumadores activos corren más riesgo de que la COVID-19 les cause problemas mayores. Por lo tanto, repito, no hay mejor momento para dejarlo que en la actualidad”, exclama el Dr. Patel.

Aunque acabar con el hábito de fumar pueda ser difícil, los beneficios para la salud como exfumador empezarán a acumularse casi inmediatamente. Existen varios tratamientos y terapias eficaces que pueden ayudar a dejar de fumar cambiando sus rutinas y evitando actividades comunes que su cerebro asocia al consumo de tabaco, consulte a su médico para recibir apoyo y comenzar a dejar este hábito.

Deja un comentario