EE.UU. sanciona a dos colaboradores del hijo de Nicolás Maduro

julio 23, 2020 11:38 am

–“Mientras el pueblo venezolano sufre, el régimen ilegítimo de Maduro ha enfocado sus esfuerzos en afianzarse más al poder”, aseguró este jueves el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven T. Mnuchin, al anunciar sanciones contra dos hermanos venezolanos por dar respaldo al hijo de Nicolás Maduro y a las “corruptas actividades de miembros del régimen ilegítimo” de Venezuela.

Santiago José Morón Hernández y Ricardo José Morón Hernández son los personajes venezolanos sancionados por la Oficina de Control de Activos (OFAC) del Departamento del Tesoro como colaboradores del hijo de Maduro, Nicolás Ernesto Maduro Guerra.

En el comunicado, el Departamento del Tesoro señala que los miembros de la familia Morón Hernández son socios de confianza de Nicolás Maduro y su hijo, Maduro Guerra; distribuyen activos para Nicolás Maduro y su familia en todo el mundo.

Agrega que Maduro Guerra contrató a Santiago y Ricardo para hacer negocios en su nombre. Los dos hermanos utilizaron diferentes compañías para realizar transacciones. Además, Santiago es el principal asistente de Maduro Guerra y lo acompaña regularmente mientras Ricardo maneja las actividades operativas.

Por separado, Maduro Guerra, Santiago, Ricardo y sus aliados más cercanos son figuras centrales en la industria del oro de Venezuela, subraya.

Maduro Guerra está acusado de realizar transacciones ilícitas, incluida la venta de oro extraído en Venezuela y enviado desde el Banco Central de Venezuela. Santiago y Ricardo supervisan el mecanismo financiero del esquema de oro ilícito.

“Estados Unidos está comprometido a focalizar a individuos que ayudan y fomentan a este régimen corrupto ignorando el bienestar del pueblo venezolano”, señaló el Secretario del Tesoroo, Steven T. Mnuchin.

A Santiago se le designa por haber asistido materialmente, promover o proveer apoyo financiero, material o tecnológico, o bienes o servicios al hijo de Maduro o para respaldarlo.

Ricardo ha asistido materialmente, promovido o brindado apoyo financiero, material o tecnológico, o bienes o servicios en respaldo de la corrupción pública de altos funcionarios del gobierno en disputa de Venezuela.

El comunicado advierte que como resultado de la acción de hoy, todos los bienes e intereses en la propiedad de estas personas que están en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses están bloqueados y deben ser reportados a la OFAC.

Además, cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más de las personas designadas, también está bloqueada. Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todos los tratos por parte de personas estadounidenses o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas bloqueadas o designadas.

Finalmente indica que las sanciones de los Estados Unidos no necesitan ser permanentes. Las sanciones están destinadas a provocar un cambio positivo de comportamiento. Estados Unidos ha dejado en claro que la eliminación de sanciones puede estar disponible para personas y entidades designadas que toman acciones concretas y significativas para restablecer el orden democrático, se niegan a participar en abusos contra los derechos humanos, se manifiestan en contra abusos cometidos por el régimen ilegítimo de Maduro, o combatir la corrupción en Venezuela.

Deja un comentario