Cerrado consulado general de EE.UU en Chengdu; autoridades chinas toman control de instalaciones

julio 27, 2020 6:35 am

Foto Xinhua

–A las 10 a.m. de este lunes, como había exigido China, el consulado general de Estados Unidos en la ciudad suroccidental china de Chengdu fue cerrado y las autoridades chinas pertinentes ingresaron por su entrada principal y tomaron control de las instalaciones, informó en su página web el Ministerio de Relaciones Exteriores del país asiático.

El 24 de julio, el ministerio informó a la embajada de Estados Unidos en China de su decisión de retirar su consentimiento para el establecimiento y operación del consulado, en una «respuesta legítima y necesaria» a la provocación unilateral del país norteamericano de exigir que China cierre su consulado general en la ciudad de Houston.

Simbólicamente, la bandera de Estados Unidos fue arriada este lunes poco antes en el interior del complejo diplomático, según imágenes de la televisión china.

A diferencia de los días anteriores, las fuerzas de seguridad impidieron a los periodistas extranjeros acercarse a la representación diplomática.

En un breve comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores chino confirmó el cierre del consulado y afirmó que China «tomó posesión» del edificio a las 10H00 (02H00 GMT).

Un poco antes unos empleados salieron a pie del recinto. Algunos llevaban un bolso y otros empujaban sus bicicletas con la mano.

En la víspera, un autobús con vidrios polarizados salió del complejo diplomático bajo los abucheos de parte de las personas que se encontraban allí.

«Hoy nos despedimos del consulado de Estados Unidos en Chengdu. Los vamos a extrañar por siempre», comentó en la red social Weibo la embajada estadounidense en Pekín.

El consulado de Estados Unidos en Chengdu, inaugurado en 1985, se convirtió el viernes en el último tema de una larga lista de litigios entre Pekín y Washington, al ordenar China su cierre.

El régimen comunista lo hizo en respuesta al cierre forzoso de su consulado en Houston por parte del gobierno del presidente Donald Trump, en medio de acusaciones de espionaje.

Más tarde Pekín protestó contra la entrada por la fuerza el viernes de agentes estadounidenses, después de que se hubieran ido los funcionarios chinos.

El edificio es «una propiedad nacional de China», recalcó el ministerio de Relaciones Exteriores chino, refiriéndose al derecho internacional. (Información de Xinhua y DW).

Deja un comentario