Piloto «Bogotá a cielo abierto» de reapertura de restaurantes se realizará entre el 20 y el 23 de agosto

julio 31, 2020 11:31 am

–Para entre el 20 y el 23 de agosto, se fijo la realización del piloto «Bogotá a cielo abierto» para la reactivación económica gradual del sector restaurantes, gastrobares, cafeterías y cafés en espacios abiertos en la capital de la República, confirmó la Secretaría de Desarrollo Distrital.

En principio se había previsto realizar el piloto del 6 al 9 de agostso, pero debido a las nuevas medidas adoptadas para contener Covid-19, se determinó postergar las fechas.

La estrategia consiste en que los establecimientos del sector gastronómico utilizarán el espacio público como andenes, terrazas, ante jardines, plazoletas y parqueaderos para brindar servicio a la mesa.

El espacio se abrirá también para gastrobares y se analizará la posibilidad de incluir a restaurantes de hoteles.

Las zonas que hacen parte de la apertura son: Chapinero, Santa Fe, La Candelaria, Usaquén, Puente Aranda, Tunjuelito, Teusaquillo, Kennedy, Barrios Unidos y Park Way.

Sin embargo, el piloto está sujeto a la evolución del Covid 19 y la capacidad de las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) en la ciudad.

En total se contemplan 30 tramos de reactivación comercial al aire libre, incluyendo uso de espacios como andenes, plazas, cerramientos y parqueaderos, entre otros.

La Alcaldesa Mayor de Bogotá, Claudia López, afirmo que “con esto vamos a lograr además que la gente deje de usar un poco el carro, pues la invitación es que la ciudadanía use otros medios de movilidad y disfrute la ciudad al aire libre, con todas las protecciones necesarias”.

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán, expresó que “el objetivo de este primer piloto en la ciudad es que los restaurantes cumplan con las medidas de bioseguridad que establece el Gobierno Nacional y Distrital para garantizar que la apertura a esta nueva alternativa se de de manera permanente».

«La idea es abrir para no cerrar, brindando una experiencia de servicio segura y agradable en espacios al aire libre”, recalcó la funcionaria.

Los protocolos adoptados por los establecimientos tendrán que contar con señalización que garantice el distanciamiento físico de 2 metros entre personas y mesas, implementar sistemas de realización de reservas, establecer como tiempo de estadía de los comensales máximo 2 horas, instalar dispensadores automáticos de elementos de aseo, jabón y gel antibacterial, además de barreras protectoras para realizar los pagos.

A su turno, Karol Fajardo Mariño, directora del Instituto Distrital de Turismo, indicó: «Ahora mismo el espacio exterior es nuestro mejor aliado por lo que esta es una oportunidad de cuidar la vida, disfrutar de nuestra gastronomía y a la vez generar ingresos a las empresas de gastronomía, será un piloto que llegará para quedarse si contamos con la responsabilidad y compromiso de todos».

Bogotá a cielo abierto, tendrá en cuenta la experiencia y los importantes aprendizajes que han logrado países como Francia y España, que abrieron sus espacios acatando las medidas de bioseguridad y así activar al sector de la gastronomía.

Finalmente la secretaria de Desarrollo indicó que “el éxito del piloto dependerá del comportamiento de los bogotanos y por esta razón el llamado es a seguir manteniendo la corresponsabilidad para que la apertura inteligente de los sectores, en este caso el gastronómico, sea una realidad”.

Deja un comentario