Argentina utiliza exitosamente plasma de pacientes recuperados para tratar a otros enfermos de Covid-19

agosto 4, 2020 5:46 am

–Argentina avanza en el uso de plasma de pacientes que superaron la enfermedad del nuevo coronavirus (Covid-19) para tratar a quienes padecen la patología, en un esfuerzo científico y médico que cuenta con la participación altruista de los cientos de voluntarios.

El Ministerio de Salud del país sudamericano desarrolló el «Plan Estratégico para Regular el uso de Plasma de Pacientes Recuperados de Covid-19» y el Hospital de Clínicas José de San Martín, uno de los principales centros médicos de la ciudad de Buenos Aires, capacitó a su personal para sumarse a la tarea.

La doctora Agustina Sosa Beláustegui, encargada del área de «Telemonitoreo» y actuante en el protocolo de plasma de la Covid-19 del Hospital de Clínicas, recibió este lunes a Xinhua en el centro de salud, donde explicó el estricto procedimiento que se pone en marcha cada vez que un paciente es dado de alta y se convierte en un potencial donante de plasma.

«Quienes se acercan y pueden serlo, se someten a una entrevista donde se establece la potencialidad de ser donante de plasma. Ese paciente que se recuperó de la infección de Covid puede pasar sus anticuerpos, su defensa, a otro paciente que lo necesite», afirmó la profesional.

Sosa Beláustegui señaló que se realiza una «evaluación muy minuciosa de ese donante, para estar seguros de que ese paciente por lo menos lleve 14 días sin síntomas clínicos y que tenga un hisopado PCR negativo».

Tras una entrevista previa, el potencial donante es sometido a un nuevo hisopado, para certificar que sea negativo y recién entonces se realiza un dosaje de anticuerpos.

«Lamentablemente, no todos aquellos pacientes que quieren donar plasma pueden hacerlo, porque tienen que cumplir ciertas características, como ser mayores de 18 años y menores de 65, no haber tenido cirugías en el último año, no tener tatuajes realizados en el último año, y no tener transfusiones», puntualizó la profesional.

Además, existen algunos pacientes que quieren ser donantes y que cumplen con los requisitos objetivos, pero el valor de anticuerpos no les permite serlo, agregó la experta.

Los donantes, que deben pesar al menos 50 kilogramos, firman un consentimiento informado específico que explicita que su donación se realiza para ser utilizada en pacientes que ingresan a un ensayo clínico nacional.

«Quienes finalmente se convierten en donantes de plasma pueden llegar a donar 600 mililitros de volumen de plasma, que se secciona en tres bolsas de 200 mililitros. Cada paciente que recibe plasma recibe dos bolsas de 200 mililitros, con lo cual un donante sirve para un paciente y medio. El problema que tenemos es que la cantidad de donantes no es suficiente para los requerimientos que tenemos dada la pandemia y la gravedad de la situación», enfatizó Sosa Beláustegui.

En el Hospital de Clínicas se han seleccionado a 84 pacientes, luego de un debate del que toma parte un comité formado por diferentes profesionales, como terapistas, infectólogos, personal del área de Hemoterapia y del área de Investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, además de jefes de Urgencias, médicos de clínica médica y del área de Telemonitoreo.

La labor de los profesionales incluye un sistema de monitoreo a distancia de pacientes dados de alta en la capital argentina y en el Gran Buenos Aires.

Los expertos del centro médico explicaron que el plasma sanguíneo es el suero o porción líquida que queda después de removerse glóbulos rojos, plaquetas y otros componentes celulares de la sangre, y resaltaron que el plasma de convalecientes se destaca por transportar los anticuerpos generados en una persona durante la afección.

A pesar de que el ensayo clínico nacional todavía no arrojó resultados definitivos, el personal médico convocó a los potenciales donantes a participar del proceso, ya que mientras se espera la llegada de una vacuna, este tratamiento es uno de los que más esperanzas genera.

Argentina, que entró en cuarentena el pasado 20 de marzo y extendió la medida hasta el 16 de agosto para mitigar la propagación de la enfermedad, confirmó su primer caso de la COVID-19 el 3 de marzo y hasta la mañana de este lunes registró 201.919 infectados. (Información y foto Agencia Xinhua).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *