En octubre terminarán pruebas de vacuna china contra el Covid-19 y en diciembre comenzaría su aplicación

septiembre 15, 2020 9:38 am

–El director del laboratorio público brasileño Instituto Butantan, Dimas Covas, anunció que después del 15 de octubre se podrán obtener los reportes sobre la eficacia de la vacuna Coronavac contra el Covid-19 del laboratorio privado chino Sinovac Biotech, para iniciar su aplicación en diciembre.

«A partir de la segunda quincena de octubre podremos tener los resultados sobre la eficacia de la vacuna, de la cual podremos tener a disposición ya en diciembre 46 millones de dosis», dijo Covas en una entrevista con Xinhua sobre la marcha de la cooperación entre el estatal Instituto Butantan, del estado de Sao Paulo (sureste), y la farmacéutica china Sinovac.

Los ensayos en 9.000 brasileños voluntarios son determinantes para la seguridad y eficacia de la vacuna Coronavac, que está en la tercera y última fase: de acuerdo al camino trazado por Covas, todo dependerá de la aprobación, en noviembre, de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), el ente regulador.

De ser aprobada, la vacuna será rotulada y puesta en frascos por el Instituto Butantan para sumarla a partir diciembre y el inicio de 2021 al calendario de vacunación del Ministerio de Salud, del que el laboratorio público es proveedor. Se prevé la aplicación de 46 millones de dosis y hasta marzo se sumarán otras 15.000.

Covas destacó la cooperación entre las autoridades brasileñas y China para la creación de una alianza por la vacuna entre el Instituto Butantan, el mayor fabricante de vacunas contra la influenza del Hemisferio Sur, y Sinovac Biotech.

«Esto no es una carrera comercial sino una carrera por la vida. Es un acuerdo del tipo ganar-ganar, tanto para Brasil como para China porque Coronavac puede ser la primera o una de las primeras vacunas en ser empleadas en todo el mundo», evaluó Covas durante la entrevista.

Covas, por otra parte, destacó la capacidad del Instituto Butantan. «Tenemos actualmente la fábrica que produce 160 millones de dosis de vacunas por año. Butantan es un gran productor y desarrollador de vacunas. También estamos en la fase final del desarrollo de la vacuna del dengue, una enfermedad que afecta mucho a Brasil».

Ese ese contexto puso como relieve la cooperación sino-brasileña en general sobre todo con la apertura, en 2019, de una oficina comercial del estado de Sao Paulo en Shanghai, que sirvió como plataforma para la aproximación de la alianza con Sinovac Biotech.

Covas recordó que hace seis semanas, cuando se inició el reclutamiento de voluntarios, se anotaron 1,5 millón de personas como voluntarias en los lugares de los ensayos, Sao Paulo, Río Grande do Sul, Minas Gerais, Paraná, Río de Janeiro y Brasilia.

«Estamos trabajando primero con la línea de frente, que serán los primeros en recibir la vacuna, el personal médico», dijo Covas, que destacó que la Coronavac «tiene bajos efectos colaterales desde el punto de vista de la seguridad en los estudios que están siendo publicados».

Por otra parte, destacó que «la pregunta del millón de dólares es saber si se necesitará una vacuna o dos y con qué tipo de intervalos para lograr la inmunización a partir del próximo año».

Personalmente, como científico, Covas afirmó que está llevando adelante la mayor tarea sanitaria de su vida, en referencia a la pandemia.

«Es una inmensa oportunidad para mi, como científico, la mayor de mi vida. Necesitamos disminuir la mortalidad, es todo lo que necesitamos para disminuir el sufrimiento de todos. El mundo va a necesitar vacunas y será un desafío que todos la puedan tener en el primer semestre de 2021. Esta vacuna es la oportunidad de una alianza entre chinos y brasileños», concluyó. (Información y foto Agencia Xinhua).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *