Presidente de Perú, otra vez bajo presión por presuntos vínculos en caso corrupción

octubre 12, 2020 11:07 am

A casi un mes de que el presidente Martín Vizcarra se librara de una destitución, Perú podría sumergirse en una nueva crisis tras reportes de que una empresa le entregó el equivalente a 280.000 dólares hace siete años, cuando el mandatario era gobernador.

La información fue ofrecida por un aspirante a colaborador de la justicia, en una investigación a constructoras que habrían entregado sobornos para ganar licitaciones de obras públicas, según un reporte difundido el domingo por el diario El Comercio.

Vizcarra rechazó el lunes las acusaciones y sugirió que las denuncias en su contra se dieron luego de su exigencia de que se aceleren las pesquisas contra el llamado “club de la construcción” conformado por empresas peruanas y extranjeras.

“Cada vez que uno intenta derrotar a ese virus de la corrupción, se defiende atacando, queriendo meter a todos en un mismo saco”, dijo Vizcarra a periodistas tras inspeccionar un hospital para pacientes con COVID-19 en el norte del país. “Sin una sola prueba se atreven a manchar honras (…), cuando uno golpea intereses poderosos no se quedan tranquilos”.

El colaborador judicial dijo a fiscales que el consorcio Obrainsa/Astaldi entregó a Vizcarra un millón de soles, en dos partes, según el reporte de prensa. La sociedad se adjudicó en 2013 la construcción de un proyecto de irrigación en Moquegua, en el sur del país, cuando el exmandatario era su gobernador.

Vizcarra incluso habría pedido a Obrainsa pagar el servicio de una avioneta para llevar de Lima a Moquegua a funcionarios bolivianos que buscaban el desarrollo del puerto de Ilo como puerta de salida de productos bolivianos, según el testimonio.

El mandatario reconoció el pedido para rentar la avioneta, pero afirmó que se trató de un tema de “responsabilidad social” por parte de Obrainsa porque su proyecto de irrigación tenía relación con la expansión del puerto ubicado al sur del país.

“Por menos que esto PPK (el expresidente Pedro Pablo Kuczynski) renunció”, dijo el abogado penalista Carlos Caro por Twitter en un comentario sobre la denuncia.

CONGRESO INTERVIENE

El caso del “club de la construcción” forma parte de una mega investigación que incluye a la brasileña Odebrecht, cuya participación ha salpicado a los últimos cuatro expresidentes en uno de los mayores escándalos de corrupción en el país.

Vizcarra se salvó de la destitución en el Congreso opositor por su vínculo con la contratación irregular de un cantante poco conocido como asesor motivacional, en un caso que la fiscalía dice que “existe mérito” para investigar al presidente cuando culmine su mandato a fines de julio del 2021. [nL1N2GF0R0]

Representantes de varios partidos políticos en el Congreso han afirmado que la última denuncia servirá para promover una investigación a Vizcarra, aunque ven difícil que eso termine en un nuevo pedido de destitución del mandatario como lo anunció en la víspera el partido radical Unión por el Perú.

“Una situación muy complicada para Vizcarra”, dijo el legislador Ricardo Burga, vocero del partido centrista Acción Popular, con más representantes en el Congreso. “Esto hace que el país vuelva a un estado de inestabilidad”.

Una nueva crisis política podría distraer los esfuerzos para luchar contra el coronavirus en Perú. Los contagios y muertes han disminuido en las últimas semanas pero el país se ha visto muy afectado, con casi 850.000 contagios.

“A pocos meses de terminar el gobierno tratemos de avanzar en cosas urgentes como la pandemia y la reactivación económica y no hacer que el Congreso pierda tiempo con pedidos de vacancia”, dijo Francisco Sagasti, vocero del centrista Partido Morado. Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *