China afirma que respeta elección del pueblo de EE.UU y felicita a Joe Biden y Kamala Harris

noviembre 13, 2020 9:58 am

–China felicitó este viernes al presidente electo de los Estados Unidos Joe Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris, diciendo que respetará la elección del pueblo estadounidense.

«China ha estado siguiendo las reacciones de Estados Unidos e internacionales a las elecciones presidenciales de Estados Unidos», manifestó el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, en una conferencia de prensa diaria.

«Entendemos que el resultado de las elecciones se determinará de acuerdo con las leyes y los procedimientos de Estados Unidos», agregó el vocero.

A propósito de la felicitación china, el diario The New York Times advierte en su página web este viernes que para China, las relaciones con Estados Unidos se han deteriorado a su punto más bajo en décadas durante la administración Trump, que ha adoptado posturas de confrontación sobre comercio, tecnología, derechos humanos y una serie de otros temas.

Agrega que si bien el tono de los funcionarios estadounidenses puede volverse menos estridente con Biden, pocos esperan que revierta las políticas de Trump sobre China de inmediato.

Al respecto advierte que las opiniones de Biden sobre China se han endurecido desde que fue vicepresidente durante la presidencia de Barack Obama.

El diario noeyorkino recuerda que en la campaña electoral, Biden llamó al máximo líder del país, Xi Jinping, «un matón». Y aseguró que el ascenso de China representa el «mayor desafío estratégico» para Estados Unidos y sus aliados.

«Estados Unidos tiene que ponerse duro con China», escribió Biden en un ensayo de este año en Foreign Affairs. Al describir el robo de propiedad intelectual por parte de China a empresas estadounidenses, el uso que hace el país de la tecnología de vigilancia para facilitar la represión y sus esfuerzos por extender su alcance global, Biden sonaba más parecido a Trump que aparte.

Aún así, Biden ha ofrecido hasta ahora pocas propuestas políticas concretas sobre China, y en su discurso de victoria dejó en claro que su primera prioridad sería controlar el brote de coronavirus en casa, concluye The New York Times.

En los días posteriores a las elecciones del 3 de noviembre, lideres de países aliados de Estados Unidos en Europa, entre ellos el primer ministro británico Boris Johnson, el presidente de Francia, Enmanuel Macron, y la canciller alemana Ángela Merkel, felicitaron a Biden, desoyendo los reclamos de victoria de Trump.

Entre los que aún no han reconocido a un vencedor se encuentran el presidente Vladimir V. Putin de Rusia y el presidente Jair Bolsonaro de Brasil.

Biden conversó el miércoles por la noche con los líderes de Australia, Japón y Corea del Sur.

Este jueves Biden conversó, por primera vez desde su victoria, con los líderes demócratas del Congreso sobre el estancado proyecto de ley de un paquete de estímulo por la pandemia del COVID-19, cuya aprobación consideran «urgente».

Según un comunicado difundido por el equipo de transición, Biden habló con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y con el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, sobre el rápido aumento de casos de coronavirus en el país y la “angustia económica” que está provocando a los estadounidenses.

Las negociaciones en torno a un cuarto paquete de estímulo económico se ralentizaron en agosto y a finales de octubre los congresistas se fueron de receso sin llegar a un acuerdo antes de las elecciones.

El principal punto de contención entre demócratas y republicanos es la cantidad mínima de dinero que sus proyectos de ley, presentados tanto ante la Cámara Baja como ante el Senado, buscan inyectar en la economía. Mientras que, desde octubre, los demócratas buscan inyectar 2,2 billones de dólares, los republicanos, liderados por la Casa Blanca, no parecen dispuestos a subir de los 1,8 billones.

En su conversación telefónica, los legisladores demócratas y el presidente electo “discutieron la necesidad urgente del Congreso de unirse durante este periodo en funciones de manera bipartidista para pasar una ley que otorgue recursos en la lucha contra la pandemia del COVID-19”.

Trump, por su parte, honró la fecha en el Cementerio Nacional de Arlington, cerca de Washington. Fue su primer evento público desde el jueves pasado, cuando lanzó una serie de denuncias infundadas sobre fraude en la elección.

Trump ha mantenido sus quejas también por Twitter, publicando comentarios de republicanos que respaldan sus reclamos. (Con información de Agencia Xinhua, The New York Times y VOA).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *