Covid-19 en el Mundo: Suben a 53,1 millones los contagios, tras récord diario de 657 mil casos

noviembre 14, 2020 4:01 pm

-Distintos países de Europa enfrentan ya dificultades por el avance de la pandemia. Italia reportó 544 muertos y Reino Unido 462.

–Los casos globales de COVID-19 llegaron este sábado a 53,1 millones, después de que se registraran más de 657.000 positivos en las últimas 24 horas, una nueva cifra récord de casos diarios, según los datos de la Organización Mundial de la Salud.

Los muertos en la pandemia se elevan a 1,3 millones, 9.700 más que en la jornada anterior, y la gráfica de fallecimientos diarios también muestra una preocupante tendencia ascendente y por encima de las cifras de mortalidad de la primera oleada, en marzo y abril. Por regiones, América suma 22 millones de casos, Europa 14 millones y Asia meridional roza los 10 millones, siendo las zonas más afectadas del planeta.

Rusia registró un récord de 22.702 casos nuevos de COVID-19 en las últimas 24 horas, lo que elevó el total a 1.903.253, informó hoy sábado el centro de respuesta al coronavirus del país.

A través de un comunicado, añadió que se reportaron 391 nuevas muertes que aumentan el total de fallecidos a 32.834.

Moscú, la región más afectada del país, confirmó otros 6.427 casos y suma ya un total de 503.943, dijo el centro.

Añadió que 1.425.529 personas se han recuperado, 18.626 de ellas en el último día.

Hasta ahora, se han realizado más de 67,9 millones de pruebas diagnósticas de COVID-19 en todo el país.

Italia registró 37.255 nuevos contagios de coronavirus en el último día, una de las mayores cifras de toda la crisis, así como 544 muertos, al tiempo que los expertos detectan una leve «desaceleración» en la propagación del patógeno. En total en el país se han contagiado 1.144.551 personas desde el comienzo de la emergencia, mientras que el balance provisional de víctimas fatales llegó a 44.683. Actualmente en Italia hay 688.435 positivos por SARS-CoV-2, y aunque la gran mayoría apenas presenta síntomas, sigue al alza la presión a los hospitales, con 34.704 ingresados (560 más que ayer) y 3.306 en Cuidados Intensivos (+76).

Reino Unido registró este sábado otras 462 muertes por COVID-19, mientras que el número de nuevos contagios ascendió a 26.860, según las últimas cifras oficiales. Con estos datos, el número total de fallecidos por coronavirus llega a 51.766 desde el comienzo de la pandemia, en tanto que la totalidad de casos se sitúa ya en 1.344.356. Las cifras han sido divulgadas mientras Inglaterra cumple un confinamiento, con tiendas no esenciales cerradas, aunque escuelas y universidades permanecen abiertas. Este confinamiento se mantendrá hasta el próximo 2 de diciembre, cuando el Gobierno revisará la situación sanitaria antes de decidir si lo levantan o extienden las restricciones. Las otras regiones británicas -Escocia, Gales e Irlanda del Norte- mantienen diversas restricciones para contener la pandemia.

Argelia marcó el viernes un nuevo récord diario de positivos por coronavirus con 902 casos, la cifra más alta desde que anunciara el primer contagio en el país en febrero de este año, informó este sábado el Ministerio de Sanidad. La nueva cifra confirma la tendencia al alza de la curva de contagios en el país, que se ha vuelto a disparar después de que a que en octubre descendiera por debajo de los 300 positivos diarios. Entre los contagiados destaca el presidente del país, Abdelmedjid Tebboune, quien hace dos semanas fue trasladado de urgencia a un hospital de Alemania, donde desde entonces permenece en medio del hermetismo del régimen.

Los contagios por COVID-19 también están disparados en Libia, país sumido en el caos y la guerra civil desde que 2011 la OTAN contribuyera a la victoria de los heterogéneos grupos rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi. Según el Centro Nacional para el Control de Enfermedades el viernes se certificaron 824 nuevos positivos, lo que eleva a 72.000 el número de casos registrados desde el inicio la pandemia. Las cifras oficiales confirman, igualmente, 995 muertes, diez de ellos ocurridas este viernes.

La curva de contagios también aparece disparada en Túnez, país que parece incapaz de controlar la segunda ola de contagios tras haber salido bien parada de la primera. Según el Ministerio de Salud, desde el pasado 12 de noviembre se han confirmado 1.562 nuevos contagios y 27 decesos más. Con ello, ascienden a 77.668 los positivos detectados desde que se declarara la con pandemia en marzo, más de 76.000 de ellos confirmados después de que a finales de julio el gobierno decidiera abrir las fronteras y relajar las medidas de protección con apenas 1.300 casos y apenas 50 muertes frente a las 2.209 actuales.

En Egipto se confirmó este sábado que el futbolista egipcio y delantero del Liverpool, Mohamed Salah, dio positivo por la COVID-19.

Según un comunicado de la Asociación Egipcia de Fútbol (EFA, siglas en inglés), el jugador dio positivo tras realizarse la segunda prueba de coronavirus y señaló que los médicos de la federación de fútbol del país han tomado todas las medidas para tratar a la estrella egipcia.

El resultado del primer test del puntero de 28 años fue positivo, pero la EFA decidió realizar una segunda prueba para confirmar la infección, según el comunicado.

Los doctores egipcios están en contacto con el personal médico del Liverpool para informarles sobre la evolución del caso de Salah, rezó el informe.

Salah se sometió a una prueba de rutina antes del primer desafío deportivo del equipo egipcio con Togo el sábado durante las eliminatorias del Campeonato Africano de Naciones 2021.

A excepción de Salah, los resultados de toda la plantilla y del cuerpo técnico y administrativo dieron negativos.

Salah ganó dos veces el premio al mejor futbolista africano.

El gobierno de Austria anunció este sábado el cierre de escuelas y tiendas no esenciales, apenas dos semanas después del establecimiento de un confinamiento parcial que fue ineficaz para controlar la fulgurante propagación del coronavirus en el país. Austria fue uno de los países que mejor controló la primera ola de la pandemia, pero ahora los números han desatado la preocupación de las autoridades.

El canciller Sebastian Kurz fue el encargado de entregar la noticia. «Se imponen nuevas restricciones”, declaró el dirigente durante una comparecencia ante los medios en Viena. «A partir del martes (17 de noviembre) y hasta el 6 de diciembre, se instaurará un confinamiento como el de la primavera (boreal)”, precisó. El objetivo, detalló, es lograr una «reducción sustancial» de los contagios, descongestionar los hospitales y salvar las fiestas navideñas para las familias y para el comercio.

En Rumania, al menos ocho personas murieron este sábado al incendiarse una unidad de cuidados intensivos en un hospital público en la provincia de Neamt, en el noreste del país.

Según las primeras informaciones, los fallecidos son «personas con COVID-19», declaró a medios locales la portavoz de la Inspección para Situaciones de Urgencia, Irina Popa.

Un médico de guardia se debate entre la vida y la muerte tras sufrir quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo, agregaron medios locales. Los bomberos han logrado apagar el incendio, cuyas causas se desconocen por el momento. (Con información de DW y Xinhua).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *