Campos petroleros también producirán energía eléctrica

noviembre 15, 2020 8:43 am

–En un proyecto pionero en Latinoamérica, entre diciembre de este año y enero de 2021 se realizará el piloto de producción simultánea de hidrocarburos y energía eléctrica en los pozos petroleros Rumba y Las Maracas, en Casanare, Llanos Orientales.

Se trata de un desarrollo de la firma canadiense Parex Resources Inc. y del Grupo de Investigación Fenómenos de Superficie Michel Polanyi de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín.

El pasado 29 de octubre el proyecto, “Aprovechamiento de recursos geotérmicos de campos petroleros en los Llanos Orientales para la coproducción de hidrocarburos y energía eléctrica”, recibió el Premio a la Innovación de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet) en la categoría “Innovación en gestión socioambiental y energías renovables”.

Al respecto, el profesor Camilo Franco, doctor en Ingeniería en Sistemas Energéticos explicó que “la industria petrolera está en un cambio constante que propende por la descarbonización, considerando que los pozos tienen tanta energía y temperaturas tan elevadas que permiten generar energía eléctrica”.

Agregó que “el objetivo es apoyar la descarbonización de la industria y aprovechar los mismos fluidos que genera –sobre todo el agua de producción desde los yacimientos– para convertirlos en energía eléctrica a través de ciclos de generación”.

En el proyecto no solo se fortaleció la parte técnica sino también la formación de recurso humano con estudiantes de doctorado y pregrado, con ponencias y dos artículos científicos en proceso, y con transferencia de conocimiento entre Parex Resources Inc. y la UNAL, con enfoque ambiental a la industria de petróleo y gas.

En el grupo interdisciplinar participan por la UNAL los profesores Farid Cortés y Camilo Franco, y el estudiante de doctorado Santiago Céspedes; de Parex intervienen los investigadores Gord Foo, Daniel Martínez, Manuel Gutiérrez, Juan Rojas, Javier Pataquiva y Daniel Jaramillo, todos ellos apoyados por un grupo encargado de las operaciones en campo y los ensayos en laboratorio, labor fundamental para el desarrollo exitoso del proyecto.

“En el mundo hay ejemplos de explotación de recursos geotérmicos con sistemas diferentes a aquellos de los pozos petroleros, que convencionalmente no permiten generar la energía necesaria para estas aplicaciones. Sin embargo, una idea que trajo Parex Resources se complementó con un aporte de la UNAL, para plantear la utilización de recursos geotérmicos en pozos petroleros”, detalló el profesor Franco.

Afirmó además que el proyecto es de muy alta factibilidad porque los respaldos teóricos y experimentales indican que la implementación en campo será exitosa.

“Esperamos antes de terminar el año estar generando energía eléctrica a partir de estos recursos; ya tenemos experiencia en el desarrollo de pilotos en campo y tecnologías en la industria petrolera, estamos muy confiados en que la implementación tanto en el Bloque Llano 26, denominado pozo “Rumba”, como en Las Maracas sea todo un éxito”, precisó.

Para el docente, “la sinergia entre la industria y la academia permitió viabilizar este proyecto, además de innovar, algo reconocido con el Premio Acipet”.

Luego de concretar la viabilización de la tecnología y los incrementos en su eficiencia a través de la aplicación de nanotecnología, se buscaría su masificación en otros campos petroleros colombianos. “De la mano de Parex esperamos llegar a muchas regiones del país y de Latinoamérica”, recalcó el profesor Franco.

Pilotos de geotermia para replicar

Por su parte David Jaramillo, coordinador Senior de Relaciones con el Gobierno, de la firma Parex, reitera que con la producción del crudo en los Llanos Orientales el proyecto busca realizar un piloto para coproducir energía a través de la geotermia, y utilizar el agua de producción de los pozos petroleros para generar energía.

Ahora se espera la llegada y nacionalización de los equipos importados, para ejecutar la prueba a fin de año. Una vez se tengan los resultados de los pilotos, el propósito y la potencialidad es replicarlos en otros campos petroleros del país.

“Nuestro investigador principal, Gord Foo, hizo trabajos teóricos previos en Canadá sobre este tipo de coproducción de petróleo y energía. Según las temperaturas observadas en el agua de producción en los Llanos Orientales, se vio la oportunidad de plantear el piloto y se empezó a trabajar, porque se considera que en Colombia sí existe potencialidad para generar este tipo de recursos”, agregó el directivo.

Daniel Martínez, ingeniero Senior de Planeación de Parex, reitera que “el proyecto busca aprovechar las propiedades del agua para producir energía eléctrica y de esa manera dejar de usar otros combustibles como diésel y gas”.

En ese sentido, explicó que en el piloto se calculará cuánta de esa cantidad de diésel, gas y crudo que se usa para generación puede ser reemplazada con energía geotérmica.

La primera máquina se instalará en el campo Las Maracas. “La idea es que alrededor de un 10 % de la generación de energía eléctrica se pueda suplida con lo que hacemos, y además dejar de generar gases de efecto invernadero a la atmósfera, lo que reduce mucho la huella de carbono”, destacó. (Informe y foto Agencia de Noticias U.N.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *