Trump exige detener el recuento manual de votos en Georgia y califica el proceso de «pérdida de tiempo»

noviembre 15, 2020 7:58 am

–El presidente de EE.UU., Donal Trump, afirmó este sábado que el recuento manual de votos de las elecciones del pasado 3 de noviembre en el estado de Georgia es una «pérdida de tiempo» porque, supuestamente, a sus observadores no se les permite verificar la coincidencia de las firmas con los registros estatales de votantes.

«Es una pérdida de tiempo. No muestran la coincidencia de firmas. Anulen el recuento hasta que se permita fiscalizar. ¡No permitan que los demócratas radicales de izquierda se roben las elecciones!», señaló en Twitter el mandatario, que se muestra reacio a aceptar su derrota electoral ante el demócrata Joe Biden.

«No dejaron que nuestros vigilantes y observadores de encuestas entraran a las Salas de Conteo. «¡Ganamos solo con eso!», afirmó en otro tuit sin presentar pruebas de ello.

El secretario estatal de Georgia, Brad Raffensperger, había anunciado el miércoles el inicio de un nuevo recuento manual de los casi 5 millones de votos de ese estado debido a que el margen entre los candidatos «es muy estrecho».

Mientras tanto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, que afirma estar preparándose para un segundo mandato de Donald Trump, llegó el sábado a París y viajará luego a otros países aliados cuyos gobernantes consideran a Joe Biden como presidente electo de Estados Unidos.

«Habrá una transición sin problemas a una segunda administración Trump».

Esa sentencia de Pompeo, difundida el martes y acompañada de una sonrisa, causó revuelo: significa que el integrante más importante del gabinete estadounidense, encargado de representar al país en el exterior, se niega a admitir la victoria del demócrata, reconocida sin embargo en la mayoría de las capitales aliadas de Washington.

Pompeo también ha criticado a líderes internacionales, como el presidente francés Emmanuel Macron, que se apresuraron a llamar a Biden para felicitarlo y prometer su cooperación.

«Sigue siendo el secretario de Estado», se limitó a responder un alto funcionario estadounidense. Pompeo está «concentrado en nuestras misiones» de defensa «de los intereses y prioridades de Estados Unidos», agregó.

En París, adonde llegó este sábado por la mañana Pompeo, el gobierno francés ha dejado claro que el período de Trump está quedando atrás.

Macron recibirá a Pompeo el lunes por la mañana a petición del jefe de la diplomacia estadounidense, pero «con total transparencia con el equipo del presidente electo Joe Biden», insistió el Elíseo, destacando que los contactos con los futuros equipos de gobierno estadounidenses ya están «establecidos y operativos».

En Estambul, el lunes y el martes, el secretario de Estado solo tiene previsto reunirse con el patriarca Bartolomé de Constantinopla, líder espiritual de la Iglesia ortodoxa, para ratificar «la posición firme» de Estados Unidos sobre la libertad religiosa. Las autoridades turcas no han ocultado su molestia por ese gesto.

Han circulado rumores de una posible entrevista entre el ministro estadounidense y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, quien también felicitó a Biden por su elección. «No hay reuniones programadas con funcionarios turcos», desmintió el viernes el Departamento de Estado.

En Jerusalén, Pompeo mantendrá una reunión con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, un «amigo» de Donald Trump que también felicitó a Biden y que ya tiene una «cálida» relación con el demócrata. (Con información de RT y DW).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *