LA GUERRA ES EL HORROR y A CERO VIOLENCIA, CERO RESPUESTAS

noviembre 16, 2020 6:32 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (318)

El tema es, la guerra es el horror y más grave horror si es en la familia.
El diccionario enseña que la guerra es Lucha armada prolongada entre dos o más naciones durante la cual se producen diversas batallas y también Lucha o disputa continuada entre personas, que puede dar lugar a actos violentos.

Desde cualquier ángulo que se le mire, las guerras son confrontaciones estúpidas. La gente se mata sin ninguna razón válida. La gente se hace matar por estúpida. Es majadera, tonta, mentecata la gente que se hace matar. En un texto que llaman oración patria, se lee: Si es el caso morir por defenderte. ¿Defender a quién? En la vida real, los emperadores estaban en el palco y ordenaban que los gladiadores lucharan a muerte. Aplaudían al que mataba y al muerto lo sacaban como sacan a los toros de lidia luego de haber sido asesinado por el torero o como se llame el que lo mata. El hombre disfruta con la muerte. El placer de matar como dice el maestro José Alejandro Morales en su canción el corazón de la caña.

Y en la familia, la guerra es todavía más estúpida. Disputas, querellas entre marido y mujer, entre padres e hijos, sembradores de odios y venganzas sin razón que terminan con la muerte de uno o varios integrantes de la familia.

Con todo el cariño del mundo, con el corazón en la mano, llamo a quienes leen esta página para que paren la guerra. Pacten armisticios y pongan freno al rencor que no lleva a ningún buen camino.

Si no pueden hacerlo estando cerca, aléjense, vivan separados, desde la distancia cumplan con sus deberes con la mayor honradez y siembren la paz o por lo menos la tolerancia para ignorar los desafíos y preserven la vida en su núcleo familiar.

A VIOLENCIA CERO, RESPUESTAS CERO

Desde el comienzo de noviembre propuse, EN NOVIEMBRE CERO VIOLENCIA CONTRA LA MUJER. Y la respuesta ha sido, más violencia y en RUEDAS OSTENTOSAS DE PRENSA informar que CAPTURAMOS A LOS «PRESUNTOS» homicidas, «los compañeros sentimentales» y que les caerá todo el peso de la ley. Oficialmente no hay una sola política de Estado para prevenir la violencia contra la mujer y no hay políticas para que las mujeres se empoderen y prevengan hasta la más mínima agresión.

Parece que en Colombia fueran más importantes las noticias relacionadas con hechos de violencia contra la mujer, que las noticias que informaran sobre el logro de cero violencia contra las mujeres.

La mujer es sujeto de violencias desde el hecho mismo de la concepción hasta la muerte en la cuarta o quinta edad. Y estas violencias son de todas las formas posibles y que parece útil recordarlas. Física, mental, espiritual, afectiva, económica, social, de Estado, educativa, por el solo hecho de ser mujer, por el culto al machismo, por el apoyo femenino al machismo,

Y la sociedad estimula ladinamente que las mujeres acepten el machismo, que propongan peleas violentas contra la violencia machista, que pierdan su estima al confrontarse entre ellas por temas que las violentan.

Hay mujeres que insisten en ser iguales a los hombres en lo negativo. En el consumo de licor, en la vulgaridad, en el descuido personal, en la veneración a la música machista, guerrera y de cantina, en la comisión de delitos y otros semejantes.

A las mujeres se les debe garantizar en igualdad de condiciones como a los hombres el derecho a la educación, el acceso a la vida laboral, el recibir salarios justos en iguales condiciones que a los hombres.

Hay campos en los que las mujeres no tienen cabida y campos en los que tampoco caben los hombres. En el oficio cuidadoso del ser humano en el útero, los hombres no tienen cabida por la razón elemental de que no tienen útero. Pero su obligación de ser progenitores responsables durante el embarazo debe ser cumplida en las mejores condiciones y con la mayor diligencia. Por esta razón el embarazo no puede ser fruto del azar, de la imprevisión. Hay oficios en los que no es posible la competencia en igualdad de condiciones.

Acaban de terminar las carreras de vuelta en bicicleta a Francia, Italia, España y Colombia. Y hubo carreras masculinas y carrera femeninas.

Cada una en las condiciones de kilometrajes y duración a la medida de los(as) participantes. Los reglamentos iguales para unos y otras, pero los campos de competición adecuados para las condiciones físicas de cada condición humana.

AHORA solo esperamos que la familia, la sociedad, y el Estado durante estos 13 días finales de noviembre presenten programas que permitan prevenir eficazmente la violencia contra mujer.

EN NOVIEMBRE CERO VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES.

CERO EMBARAZOS

Y sigamos con la propuesta de que sea política de Estado que haya CERO EMBARAZOS EN Y POR ADOLESCENTES.

SIGAMOS CULTIVANDO LA PAZ EN LA FAMILIA

Sigamos cultivando el respeto, las palabras decentes, la autoestima, el civismo, en nuestra familia, en nuestra sociedad y en Colombia para para tener vida digna y sana convivencia.

Bogotá, del 16 al 22 de noviembre de 2020

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiqcarlosSr Blog: www.ElComPAZ.com
www.vidaenfamilia.com.co
Telf. 3153467089

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *