Muertes aumentan y se agotan camas disponibles para Covid-19 en Rusia

noviembre 18, 2020 5:08 pm

Vacuna rusa. Foto Sputnik

La decisión de un gobernador regional ruso de internarse por COVID-19 en una clínica privada de Moscú en vez de tratarse en su propia región generó críticas públicas el miércoles, mientras Rusia informó un nuevo récord diario de 456 muertes relacionadas con el coronavirus.

El Kremlin ha reconocido la disparidad en la atención médica entre la capital rusa y el resto del país. Para reducir esa brecha, el gobierno ha inyectado recursos adicionales a las regiones, algunas de las cuales se han quejado de escasez de personal, insumos y camas.

Pero en lo que algunos vieron como muestra de desconfianza en la atención médica regional y señal de que la élite siempre accede a mejores instalaciones, Vladimir Sipyagin, gobernador de la región de Vladimir, dijo en Facebook el martes que tenía el virus y que se estaba tratando en una clínica privada de Moscú.

Sipyagin presentó su decisión como altruista, diciendo que no quería privar a nadie de una cama de hospital en su propia región, a 180 kilómetros al este de Moscú.

“No hay muchas camas libres allí, y hay pacientes en condición mucho más grave que yo”, escribió Sipyagin. “Para algunos de nuestros compatriotas que padecen COVID-19, la hospitalización no sólo preserva la salud sino que salva vidas”.

“¡Esto es desinterés! Se está sacrificando a sí mismo”, escribió con sarcasmo en Twitter Kira Yarmysh, portavoz del político opositor Alexei Navalny.

Cuando se le preguntó si Sipyagin debería haber buscado tratamiento en la región que gobierna, el portavoz del presidente Vladimir Putin, Dmitry Peskov, respondió que no le corresponde al Kremlin decidir dónde debe tratarse a una persona.

Durante una reunión con funcionarios del gobierno el miércoles, el presidente Vladimir Putin dijo que Rusia, que afirma que su vacuna Sputnik V tiene una efectividad del 92%, debería aumentar el número de inyecciones en circulación.

“La situación del coronavirus en el país en su conjunto es difícil, pero está bajo control”, declaró Putin. “Lo más preocupante es la creciente tasa de mortalidad”.

El Rospotrebnadzor -Servicio Federal de Supervisión para la Protección de los Derechos del Consumidor y el Bienestar Humano de Rusia- dijo que el instituto Vector de Siberia tenía tres vacunas más en proceso, informó la agencia de noticias RIA.

La viceprimera ministra rusa, Tatiana Gólikova, destacó la escasez de camas de hospital, con el 81% de todas las camas ocupadas en toda Rusia. El ministro de Salud, Mikhail Murashko, dijo que algunas regiones sufrían escasez de ambulancias y que unos 5.000 pacientes en todo el país usaban ventiladores.

Las autoridades informaron 20.985 nuevas infecciones por coronavirus el miércoles, incluidas 4.174 en Moscú y 129 en la región de Vladimir.

Con 1.991.998 contagios informados desde e el inicio de la pandemia, Rusia tiene el quinto mayor número de casos del mundo después de Estados Unidos, India, Brasil y Francia. Rusia también ha informado de un total de 34.387 muertes. Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *