ALTOS TRIBUNALES Y LA FISCALIA RECHAZAN PRESIONES DEL GOBIERNO / 12: 30

agosto 1, 2007 9:53 am

— La Corte Constitucional, el Consejo de Estado, el Consejo Superior y la Fiscalía General de la Nación, se solidarizaron con la Corte Suprema de Justicia y respaldaron su posición de no concederles el carácter de delincuentes politicos o de sediciosos a los jefes paramilitares desmovilizados.

Las altas Cortes y la Fiscalía informaron que aprobaron una proposición de apoyo a la Corte Suprema, frente a las presiones del Presidente la República dirigidas a menoscabar la independencia de la rama judicial «, según lo manifiestan sus integrantes en el mensaje de solidaridad enviado al presidente de ese tribunal , magistrado Cesar Valencia Copete.

En la nota de respaldo, los magistrados y fiscales advierten que las decisiones de la rama deben ser respetadas, incluso por el Gobierno.

En el documento, consideran “inadmisibles” las palabras del presidente Alvaro Uribe en el sentido de que “los magistrados actuaron bajo un sesgo ideológico» al negar a los desmovilizados la calidad de delincuentes políticos.

Los representantes de las altas cortes y la fiscalia señalan que esas expresiones del jefe del Estado “son un total desconocimiento a la autonomía de la rama judicial «.

OTRO PRONUNCIAMIENTO

— La Sala Plena del Consejo de Estado expresó su inconformidad frente a los cuestionamientos que le hizo el presidente Álvaro Uribe a la Corte Suprema de Justicia, por la sentencia en la que negó a los paramilitares desmovilizados la posibilidad de ser considerados sediciosos.

En un comunicado, el Consejo de Estado manifestó que “este tipo de cuestionamientos a las decisiones judiciales afectan tanto la independencia de la administración de justicia y el mantenimiento democrático de la separación de funciones entre los diferentes órganos del poder público».

Los 27 consejeros de Estado expresaron su solidaridad con la Corte Suprema de Justicia y en especial con los nueve magistrados de la Sala Penal.

Los comentarios están cerrados.