CARRERA POR LA ALCALDIA DE BOGOTA: SAMUEL MORENO 38,6%; PEÑALOSA, 22,3%

octubre 21, 2007 11:11 am

samuel-moreno.jpgpenalosa_enrique.jpg

–De acuerdo con la última encuesta de opinión, Samuel Moreno Rojas supera en las preferencias electorales a Enrique Peñalosa, en la contienda por la alcaldia mayor de Bogotá.

El candidato del Polo tiene el 38,6% de las intenciones de voto, mientras que Peñalosa solo el 22,3%.

Por su parte, el narrador deportivo Willian Vinasco, tiene el 16.2 por ciento de las intenciones de voto de los bogotanos.

En el cuarto lugar se sigue manteniendo Antonio Galán con un 4,8 por ciento.

Peñalosa tiene una imagen desfavorable del 15, 7 por ciento, mientars que Moreno Rojas, de 22 por ciento.

En esta encuesta, relizada a 1.200 personas, entre el 10 y el 15 de octubre, a la pregunta quien cree que va a ganar las elecciones para Alcalde Mayor, un 45,8 por ciento afirma que Moreno, y un 35,3, que Peñalosa.

En el anterior sonde, a mediados del año, los guarismos eran todo lo contrario: Un 42,4 por ciento apostaba a favor de Peñalosa y un 32,8 por ciento por Moreno Rojas.

Los motivos por los cuales los capitalinos prevén votar por uno y otro , son los siguientse:

Por Moreno Rojas:

Trayectoria de su familia, 78 por ciento
Su partido, 71 por ciento
Programas sociales, 59 por ciento
Continuidad en políticas del alcalde Luis Eduardo Garzón, 58 por ciento.

Por Enrique Peñalosa:

Seguridad, 100 por ciento
Por lo que hizo en su anterior administración, 87 por ciento.

El periodico El Espectador publicó tambien una encuesta realizada por Ipsos-Napoleon Franco, y al respecto hace las siguientes consideraciones:

«Nunca antes, desde que se instauró en el país la elección popular de autoridades locales y regionales, la disputa por la Alcaldía de Bogotá había estado tan enconada, ni mucho menos alimentada por un juego sucio en el que imperan las recriminaciones y las descalificaciones mutuas antes que las ideas y las propuestas. Dirigir los destinos hoy de una ciudad que durante los últimos años ha transitado la ruta del desarrollo, se ha convertido en una prioridad para las grandes fuerzas políticas de la nación, que entienden que además de tratarse del segundo cargo de elección más importante -después de la Presidencia de la República-, Bogotá será el referente de liderazgo con miras a las justas presidenciales de 2010.

La encuesta de Ipsos-Napoleón Franco, contratada por El Espectador, muestra sorpresivamente que sólo el 3% de los capitalinos no sabe por quién va a votar todavía. Es decir, que a una semana de las elecciones, la indecisión es mínima, la gente ya tiene definido por quién va a sufragar y en esa intención de voto, Samuel Moreno Rojas aventaja en siete puntos a Enrique Peñalosa, diferencia que técnicamente se considera como un empate. Pero lo que definitivamente llama la atención es el ascenso de William Vinasco, quien se encuentra a sólo cinco puntos de Peñalosa y que de mantener la tendencia podría superarlo. La acogida de Vinasco es sin duda una voz de inconformidad ante los candidatos Moreno y Peñalosa, a los que les quita votos por igual.

Analizando las cifras, en contra de Peñalosa juega el hecho de que el 40% de los ciudadanos definitivamente no votarían por él y que el 44% tiene la percepción de que Moreno es el que va a ganar. La imagen de desfavorabilidad de Peñalosa es también muy alta, 51%, mientras que Vinasco, apoyado en su rol de narrador deportivo, tiene una favorabilidad del 64%, lo cual no necesariamente significa que se transforme en votos. Moreno registra una imagen favorable del 56% y una desfavorable del 24%.

Así las cosas, todas las tendencias juegan en estos momentos, a solo siete días de los comicios, a favor de Samuel Moreno, quien incluso, de manera también sorpresiva, le gana a Peñalosa en los estratos altos, para quien el ex alcalde es considerado una persona “soberbia” y sólo a estas alturas de la campaña se ha preocupado por mostrar una imagen de “humildad”, estrategia que antes de favorecerlo lo ha perjudicado.

Históricamente, en las elecciones de 2003, Luis Eduardo Garzón recibió el apoyo mayoritario en cuatro de las seis zonas geográficas en que se divide electoralmente la ciudad: centro, occidente, suroccidente y suroriente, perdiendo en el norte y en Chapinero. En 1997, Peñalosa había ganado la Alcaldía gracias a los respaldos recibidos en el norte, Chapinero, el centro y el occidente. Hoy, la encuesta de Napoleón Franco y El Espectador muestra a un Moreno ganando en cuatro zonas: Chapinero, centro, suroccidente y suroriente. Pierde en el norte y en el occidente de la ciudad.

En cuanto a lo que más les preocupa a los bogotanos, antes que la tan mentada movilidad -un tema recurrente en los discursos de los candidatos-, están el poder superar la pobreza, mejorar las condiciones de seguridad y tener gobernabilidad en la administración pública. El acceso a la salud y a la educación también es considerado como una prioridad para los capitalinos.

Una mirada al pasado

Alcaldes de Bogotá y luego presidentes o presidenciables fueron muchos. Andrés Pastrana, por ejemplo, el primer burgomaestre elegido popularmente en 1988, llegó diez años después a la Casa de Nariño. En esa primera elección, Pastrana supo capitalizar la división al interior del Partido Liberal, que no pudo ponerse de acuerdo entre Juan Martín Caicedo Ferrer y Carlos Ossa Escobar, superándolos a los dos en las urnas en más de 100 mil votos.

La elección del sucesor de Pastrana, en 1990, fue -como lo titularon los diarios en ese entonces- “una victoria anunciada”. El Partido Liberal retomó el poder con Caicedo Ferrer, quien obtuvo el 69% de los votos contra apenas un 29% de su rival, el conservador Hernán Vallejo. Pero la administración Caicedo se vio manchada por el escándalo cuando en febrero de 1992, el concejal Carlos Alonso Lucio instauró una demanda penal en su contra por supuestas irregularidades en la entrega de $1.640 millones en auxilios. El Alcalde, además de dos miembros más de su gabinete y un grupo de 16 concejales y ex concejales, fueron detenidos. En 1996 la Corte Suprema de Justicia lo absolvió.

Para los comicios de 1992, otra vez el liberalismo se impuso con amplio margen. Jaime Castro Castro le ganó al conservador Juan Diego Jaramillo con una ventaja superior a los 200 mil votos. En 1994, la llegada de Antanas Mockus a la Alcaldía, superando a Enrique Peñalosa en casi 200 mil votos, significó el primer paso de una nueva concepción política en Bogotá, lo que en su momento se llamó “el triunfo del voto de opinión”. Con un estilo irreverente e izando la bandera de la ‘cultura ciudadana’, Mockus enrutó a Bogotá en un nuevo camino, completando el saneamiento de las finanzas que había iniciado Castro y nombrando como colaboradores a un grupo de técnicos en lugar de políticos viudos del poder. En 1997, Mockus renunció para lanzarse a la Presidencia, siendo reemplazado por el director del Instituto de Cultura y Turismo de esa época, el físico Paul Bromberg.

En ese mismo año, los bogotanos le dieron el respaldo a Enrique Peñalosa, quien con más de 580 mil votos superó ampliamente a Carlos Moreno de Caro, que obtuvo 366 mil. Peñalosa llegó con un discurso de ‘modernidad urbana’, en una campaña electoral que tuvo como animadores a Enrique Vargas Lleras, candidato oficial de un alicaído Partido Liberal (31.000 votos) y al hoy senador Gustavo Petro Urrego, quien apenas obtuvo 6.500 sufragios.

Mockus regresó para 2000 pidiendo perdón y con su partido Visionarios, le ganó la Alcaldía a María Emma Mejía, en unos comicios que significaron la aparición en el escenario político-electoral del narrador deportivo William Vinasco, hoy candidato. Tres años después, las elecciones de 2003 representaron un giro histórico con la llegada de un candidato de la izquierda democrática al cargo, Luis Eduardo Garzón, quien cimentó su campaña en la propuesta de construir una “Bogotá sin indiferencia”. Garzón registró la más alta votación en la historia de Bogotá -794.020 votos-, contra 680.891 de Juan Lozano y 48.336 de María Emma Mejía.

Si bien la campaña en ese momento fue cerrada y candente, nunca se vieron los agravios ni mucho menos las pensadas propagandas de desprestigio de hoy en día, donde se destapan fantasmas del pasado y se juega a la ‘antipolítica’. Las encuestas tienen a todos con los nervios de punta y la ciudad parece verse presa otra vez por la politiquería tradicional.

Y es que la Alcaldía de Bogotá significa está vez mucho más que lo que significó en el pasado. En el ajedrez político actual, el Polo Democrático juega a mantenerse en el cargo, de tal manera que ello le sirva de plataforma para conquistar el poder presidencial en 2010. En la otra orilla, el uribismo y el Partido Liberal apuestan a reconquistar la que puede considerarse la más preciada pieza del tablero, para planear también sus estrategias en el inmediato futuro electoral.

Mientras tanto, con el ambiente enrarecido, Mockus propone su ‘Voto Vital’, invitando a todos a pensar al momento de ir a las urnas para superar las costumbres del voto vendido, el intimidado, el trasteado, el que se hace a ciegas, el voto en contra, la abstención o simplemente “el votar como Vicente, es decir, como vota la demás gente”.

8 Respuesta sobre “CARRERA POR LA ALCALDIA DE BOGOTA: SAMUEL MORENO 38,6%; PEÑALOSA, 22,3%”

  1. SUSSY SARMIENTO en octubre 23rd, 2007 2:56 pm

    NO ESTOY DE ACUERDO CON ESTAS ENCUESTAS. GENERALMENTE LA OPINIÓN CAMBIA EN LAS URNAS. ENRIQUE PEÑALOSA FUE Y SERÁ SIEMPRE UN BUEN ALCALDE, EN CAMBIO SAMUEL MORENO ES SOLO UNA FIGURA «NUEVA» Y POR LA INNOVACION Y SUS ANTECEDENTES FAMILIARES, ES QUE LAS ENCUESTAS DE OPINION LE PODRÍAN DAR UN MARGEN DE GANANCIA. SIN EMBARGO ENRIQUE PEÑALOSA TIENE LOS PIES «PUESTOS EN LA TIERRA». MORENO ES SOLAMENTE UN SOÑADOR QUE NO HIZO NADA POR BOGOTA CUANDO ESTUVO EN EL CONGRESO DE LA REPUBLICA. DETRAS DE SU SONRISA FORZADA DE NIÑO GOMELO SE ESCONDE LO QUE PUDIMOS VER EN EL DEBATE: UN HOMBRE SIN NINGUN FUNDAMENTO MORAL NI ETICO ALGUNO AUNCUANDO LO TRATE DE PREDICAR, QUE NO AHORRARIA ESCRUPULOS POR LLEGAR A LA ALCALDIA, ASÍ SEA COMPRANDO VOTOS. Y ES QUE LO HEMOS VISTO CON LA CAMPAÑA TAN DESHONESTA QUE HA HECHO EL POLO EN LOS TRANSMILENIOS, EN LOS TAXIS Y EN CUALQUIER LUGAR, PERO, ¿QUE MÁS PODRÍAMOS ESPERAR DE UN MOVIMIENTO QUE ES EL BRAZO POLITICO DE LA GUERRILLA EN COLOMBIA QUE DE DEMOCRATICO SOLO TIENE EL NOMBRE?. A MUCHOS COLOLOMBIANOS Y EN BOGOTA A MUCHOS QUE VIVIMOS EN ELLA Y LA AMAMOS, NOS ATERRORIZA LA IDEA DE VER ESE «SAMU» «EL GOMELO» EN LA ALCALDIA DE BOGOTA, PORQUE HASTA SU FORMA GOMELA DE TORCER LA BOCA AL HABLAR, HABLA MAL,MUY MAL DE ESE NIÑO BONITO, PORQUE NO ES MÁS QUE ESO…. GRACIAS

  2. Giovanni en octubre 23rd, 2007 7:14 pm

    Definitivamente nos falta mucha cultura politica. Samuel, un gran personaje, pero aunque parezca intelectual se equivoca. La «Samuelada» de Moreno es sin duda el chasco que muestra su personalidad. Un comprador de votos (sin comillas) pues él mismo lo dijo. NO necesitamos un Alcalde que sea desonesto. Alli se nota su simple deseo de subir al poder como sea. Asi diga que se euivoco, en horas de la tarde, en la mañana ya habia dicho que si y no se arrepentia. Pongase de acuerdo, mucha gente confio en usted y ahora los defrauda. Ahora lo peor es que seguramente votaran algunos por él, pues aquí en Colombia solo interesa el que gane, quien puntee en las encuestas. Estoy de acuerdo con Mockus al decir que votemos a conciencia. Desde un principio me incliné por el programa de William Vinasco. Tuve la oportunidad de conocerlo en mi Universidad hace un tiempo atrás, y creanme que no solo narra fútbol. El hombre sabe porque quiere ser alcalde. Peñalosa, se irá a las losas desportilladas de la derrota, y Samuel PARA MI es Samu el hipócrita alcalde, si lo llega a ser. William te apoyo, pues te conozco y se de tu transparencia, un buen hombre con buenos deseos para esta ciudad. Votemos a conciencia, votemos por William Vinasco Che, gobernando con Caché.

    Gio

  3. arturo en octubre 23rd, 2007 8:38 pm

    ninguno de los dos seria un buen alcalde para bogota por que los dos han hecho cosas malas con el dinero de bogota por ejemplo peñaloza compro volardos a 120.000 pesos y samuel invirtio nose cuantos millones en leche que nunca se vio ni se repartio entonces como van ha hacer de aqui para arriba

  4. julia esther en octubre 24th, 2007 5:55 pm

    A pesar de todas las trampas, de todos los malos comentarios delos opositores,el doctor SAMUEL MORENO ROJAS es el mejor candidato para manejar la alcaldía de Bogotá. Analiza amigo y vota por este candidato no saturado de politiquería…..!NO TE ARREPENTIRAS!

  5. Claudia Rojas en octubre 27th, 2007 12:50 pm

    Que pesar que la gente sufra de demencia senil el Señor Enrique Peñalosa lo unico que hizo en que en su alcaldia fue botar la plata de los bogotanos colocando bolardos imnesesarios hasta en en los potreros y demas partes sin importarle que Bogota se viera fea que fuera un obstaculo para caminar y olvidandose de los hospitales la educacion y demas que pedian ayuda y la cual su gobierno decia NO HAY PLATA.^»DEBEMOS COBRAR EL ALUMBRADO PUBLICO» Otro impuesto mas? para que para mas bolardos? SABEN CUANTO VALE CADA BOLARDO? Sera justo y logico reelegir a este candidato en el cual botó el presupuesto Bogota. E instalando las ciclorutas ala guachapanda como en en la carrera 11 con calle 65 y 66 y muchos mas sitios a donde prima mas la bicicleta porque se acaba la zona para los peatones y se ven obligados a transitar por la cicloruta donde un anciano un niño o una mujer embarazada tienen que trasitar atemorizadas porque el ciclista inculto los tumba y tantas cosas mas que si me pusiera a enumerarlas no acabaria. Y luego pide disculpas y dice no ha pasado nada borron y cuenta nueva un error lo comete cualquiera. Cuantos mas errores debemos admitirle y perdonarle a este señor?
    Que le pasa a la gente reeligiendo a este Gomelo estrato 7 a donde lo importante para el son sus intereses y no los del pueblo Bogotano.

  6. leonardo gutierrez en octubre 27th, 2007 1:11 pm

    yo creo que gana samuel moreno por lo que es izquierdista y en bogota la mayoria quieren al actual alcalde por las labores sociales que ha hecho

  7. Anonimo en octubre 28th, 2007 12:29 pm

    Samuel Moreno es un representante del comunismo y obviamente esta apoyado por los sindicalistas y la clase obrera (que son una mayoria en Bogotá), pero no se dan cuenta de que Bogotá quedará estancada y no tendría el desarrollo económico que tendría si fuese elegido Peñalosa

  8. Anonimo en octubre 28th, 2007 12:32 pm

    [quote comment=»8716″]yo creo que gana samuel moreno por lo que es izquierdista y en bogota la mayoria quieren al actual alcalde por las labores sociales que ha hecho[/quote]

    Que pena, pero uno de los ganchos de Moreno es el de implementar el metro, pero el metro es algo que ya está planeado, pero igual al realizarlo Bogotá entrará en crisis, ya que no cuenta con los recursos para implementar este servicio