UNA MUJER SE DA COMO SEGURA GANADORA DE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES HOY EN ARGENTINA

octubre 28, 2007 9:06 am

–Una mujer se vislumbra desde ya como la próxima presidenta de la republica Argentina, hecho que será corroborado hoy cuando más de 27 millones de habitantes de esa nación acuden a las urnas.

Con una intención de votos a su favor de entre 41,7 y 49,4%, según últimos sondeos, Cristina Fernández de Kirchner, primera dama, senadora y candidata del oficialista Frente para la Victoria, se perfila como la nueva mandataria de Argentina.

Las cifras de las encuestas, que se han mantenido más o menos estables desde julio pasado cuando se anunció la candidatura de Fernández, llevan a analistas políticos como Rosendo Fraga a asegurar que existe un 80% de probabilidad de que la senadora «se imponga» en la primera vuelta electoral.
Asimismo, este respaldo dado a Cristina trazó el camino de una campaña en la que los candidatos se concentraron en responder a la agenda temática que la senadora estableció, en lugar de profundizar en explicaciones sobre sus planes de gobierno.
Por ello, «ningún candidato opositor logró polarizar el voto contra el gobierno», explica Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, un portal analítico.
«Esta fue una campaña preparada desde el punto de vista publicitario. Hubo poco o nulo contacto entre los candidatos y la sociedad», evaluó por su parte la socióloga y periodista Marina Oybin.
En consecuencia, y como lo evidencia un estudio de la consultora Poliarquía, siete de cada diez personas en Argentina no prestaron atención a la campaña y aseguraron no estar interesados en la política.
«La sociedad acompaña la despolitización de la política y la repudia con indiferencia», explicó el experto Ricardo Rouvier.

En total trece aspirantes copan las listas electorales para los comicios presidenciales de hoy en Argentina.
Sin embargo, sólo dos han dado en las últimas semanas la batalla a la senadora Fernández dentro de la palestra pública.
Se trata de Elisa Carrió, de la Coalición Cívica, y de Roberto Lavagna, de Una Nación Avanzada (UNA), a quienes los últimos sondeos de consultoras como CEOP y OPSM, atribuyeron entre 17 y 23,5% y entre 10 y 19%, respectivamente.
Aunque un triunfo de Fernández parece inminente, uno de estos dos candidatos podría forzar la segunda vuelta de las elecciones, que, según la legislación de Argentina se lleva a cabo, si durante la primera ronda uno de los candidatos no obtiene 50% más uno de los votos o 40% de los sufragios y diez puntos de diferencia con su contrincante más cercano.
De la batalla electoral lo que se desprende por ahora es la ausencia de una oposición fuerte que contrarreste el poder de los Kirchner y que ofrezca opciones a la población.
«A la oposición le resultó muy difícil construir una alternativa viable, creíble, en las condiciones de desmantelamiento de las estructuras partidistas», vividas tras la crisis de 2001, según el politólogo Edgardo Mocca.
Mientras que Fernández supo aprovechar los logros económicos del gobierno de su esposo para consolidarse como la mejor opción del electorado.
Como resume el analista Joaquín Morales Solá, en el diario La Nación: «en Argentina hay una sociedad más resignada que entusiasta ante la posibilidad de elegir un nuevo gobierno».

Deja un comentario