EL ADIOS DEL CESAR RINCON

febrero 25, 2008 6:03 am

AVE CESAR

Dicen que las despedidas son tristes. La de ayer en la Santamaría fue en cambio una gran manifestación de alegría en la que todo salió bien. Una tarde esplendorosa, lleno hasta las banderas, tendidos a reventar,mujeres hermosas ( este cronista tuvo el grato privilegio de quedar junto a una dama de una belleza despampanante), magníficos aficionados muchos de ellos venidos de varios países, toros indultados. En fin.

Se lidió un encierro de la ganadería Las Ventas del Espíritu Santo del mismo Cesar Rincón que triunfó así como torero y como ganadero. Toros nobles, bravos, bien presentados aunque un poco ligeros de peso que con la única excepción del lidiado en sexto lugar dieron un excelente juego permitiendo el lucimiento de los dos diestros en mano a mano y el regocijo de los asistentes al coso taurino. Se cortaron ocho orejas y dos toros fueron indultados -uno de ellos más por benevolencia del usía ante la insistencia del público que por merecimientos del astado.

Cesar Rincón estuvo magistral en su despedida. Al primero lo recibió con unas excelentes verónicas a pie juntos y luego de brindarle el toro a los integrantes de su cuadrilla se fue al centro del ruedo, donde se paran los varones, para embarcar al toro en unos magníficos muletazos citando de lejos, muy lejos, como solo él sabe hacerlo.  Una excelente faena que concretó con una estocada recibiendo al toro. Talvez por haber tenido que recurrir al descabello recibió una oreja.

En su segundo ambos, torero y toro, estuvieron inspirados. El toro fue bravo y repetía con insistencia. El matador lo toreó a gusto, recreándose en todos los lances que fueron impecables. Le brindó el toro a su progenitor y otra vez se fue al centro del ruedo para citar de lejos, aguantando y templando las embestidas del noble animal.  Unas tandas de excelentes naturales, citando de frente y adelantando la muleta como mandan los cánones. El toro merecía el indulto el cual fue prontamente autorizado por la presidencia. Con las dos orejas simbólicas, el matador dio la vuelta al ruedo engalanado con las banderas de varios países amigos.

Su tercer toro, que brindó a su entrañable público bogotano, desafortunadamente se daño una mano motivo por el cual tuvo que abreviar la faena. Regaló un séptimo toro que resultó un excelente epílogo para su fulgurante carrera taurina. Inició la faena de muleta sentado en el estribo como si estuviera comenzando y no retirándose del toreo. Pases largos con mucho temple y mando que culminaron con otra excelente estocada recibiendo al toro, le valieron otras dos orejas y una prolongadísima y emotiva ovación de despedida.

Enrique Ponce no se quedó atrás en el obligante compromiso que tenía para despedir a su buen amigo Cesar Rincón.  Su primer toro lo toreo con mucha suavidad y ligazón, aunque un par de veces le vimos acudir al pico de la muleta. El toro tenía raza y bravura aunque no reunía todas las condiciones para ser indultado. No obstante, el público insistió en el mismo y la presidencia accedió a dárselo. Con las dos orejas simbólicas Ponce dio la vuelta al ruedo.

Estuvo mejor en su segundo toro donde tuvo que porfiar más porque el torito se las traía. Dio varios pases de capote con una rodilla en tierra y luego con la muleta se la jugó toda con una quietud impresionante. La estocada no fue la mejor pero su magnífica faena le mereció una oreja. Su tercer toro, salido en sexto lugar fue el bache de la corrida y muy poco fue lo que pudo hacer el diestro de Chivas con él.

Los dos toreros salieron a hombros por la puerta grande y vitoreados por la multitud que colmó la plaza de Santamaría. Una muy emotiva y agradable tarde de toros para decirle adiós a uno de los grandes del toreo: Cesar Rincón. Ave César!

3 Respuesta sobre “EL ADIOS DEL CESAR RINCON”

  1. yesid en febrero 25th, 2008 8:35 pm

    no soy un defensor de los animales pero digo q si te dejaran con toro a solas te harias en los pantalones me gustaria q algun dia el toreo fuera mejor
    ej: q salga uno solo de la plaza con ^vida^ q si el toro le corneara no fuese tan espelusnante sino fuera divertido como cuando el toro esta en el suelo ya casi muerto sin poder defenderce como debe ser.
    deseo que si existe la reencarnacion fueras un toro de aquellos a los q algunos de nosotros los humanos nos alegramos por ver a alguno en el suelo casi purrr.
    dedicate a hacer cosas mejores ayuda. ahora a los toros no acabemos con lo q nos queda q en primer lugar eso del toreo es de españa no de Colombia.
    grasias por leer mi opinion aunque te la estan leyendo tus secretarios u otra persona pero espero q llegue a ti.

  2. miguel mariño en febrero 26th, 2008 9:31 pm

    eventos como èste deberìan ser televisados a todo el pais, para que la gente se entere y comulgue de la dicha y el èxtasis que produce el arte de los toros… aunque a muchos les duela y los mate la cobarde envidia. gracias maestro rincon por dejar el nombre de nuestro paìs en lo má s alto borrando la mala imagen que otros compatriotas nos han dado…

  3. miguel mariño en febrero 26th, 2008 9:33 pm

    [quote comment=»16822″]eventos como èste deberìan ser televisados a todo el pais, para que la gente se entere y comulgue de la dicha y el èxtasis que produce el arte de los toros… aunque a muchos les duela y los mate la cobarde envidia. gracias maestro rincon por dejar el nombre de nuestro paìs en lo má s alto borrando la mala imagen que otros compatriotas nos han dado…[/quote]
    [quote comment=»16822″]eventos como èste deberìan ser televisados a todo el pais, para que la gente se entere y comulgue de la dicha y el èxtasis que produce el arte de los toros… aunque a muchos les duela y los mate la cobarde envidia. gracias maestro rincon por dejar el nombre de nuestro paìs en lo má s alto borrando la mala imagen que otros compatriotas nos han dado…[/quote]