SE COMIÓ LA PUNTA DE UN CUCHILLO

marzo 6, 2008 11:00 am

Un jóven especial de 24 años se tragó la punta de un cuchillo con un imán, lo que le provocó una peritonitis y el rompimiento del intestino. Según la madre del joven, doña Orfa Muñoz, el hecho que el elemento haya causado tantos estragos en el cuerpo del joven, es culpa de los médicos que lo atendieron porque no quisieron hacerle una radiografía oportunamente, tal y como ella lo pidió.

Esto ocurrió en Bello, Antioquia, en donde la familia del afectado denuncia la desidia y mala atención médica en unidades hospitalarias de la Empresa Social del Estado Metrosalud en Medellín.

Descar audio

El drama empezó cuando doña Orfa llevó a su hijo enfermo a que lo trataran por un dolor abdominal agudo y los médicos le diagnosticaron como un cólico común o como una infección urinaria.

Como era de suponer, el estado de salud del enfermo empeoró, por lo que su madre angustiada lo llevó a la Unidad Intermedia del barrio Doce de octubre, donde iniciaron nuevos exámenes y le practicaron una radiografía que le entregaría cuatro días después el macondiano resultado.

Más angustiada por la situación y dolida por la primer atención de los médicos, acudió de inmediato con su hijo al Hospital Marco Fidel Suárez, de Bello, un centro asistencial de mayor nivel, donde los médicos detectaron perforación en el intestino y el desarrollo de una peritonitis.

El joven fue sometido de inmediato a una cirugía para extraerle esos elementos del organismo, y hoy se recupera muy lentamente en el Hospital de Bello, según relató la madre.

Los comentarios están cerrados.