Blindan sistema de distribución del agua

abril 15, 2008 8:28 am

Para prevenir daños y asegurar el suministro de agua para los más de 7 millones de habitantes de la ciudad, el Acueducto de Bogotá ejecutará obras de mantenimiento a las principales estructuras del sistema de abastecimiento.

La inversión de las obras, que se ejecutarán en los próximos cuatro años, tendrá un costo de 11.800 millones de pesos.

Los túneles de Chingaza, el Tanque de Santa Ana y la Conducción Santa Ana-Usaquén serán revisados y sometidos a minuciosos mantenimientos para asegurar y blindar el sistema de distribución, de tal forma que los capitalinos siempre cuenten con un excelente servicio.

La revisión de estas estructuras que conforman el «corazón» de la distribución de agua están contemplados dentro de la iniciativa «Con PIE Firme» (Prevención, Ingeniería y Educación) que empezó a implementar el Acueducto en todos sus procesos corporativos Jorge Enrique Pizano, Gerente General del Acueducto de Bogotá indicó que «en estos gigantescos trabajos de ingeniería se buscó disminuir al máximo el impacto para los ciudadanos». «En el pasado estas obras generaban prolongados cortes de agua, ahora y gracias a la interconexión de las redes no se afectará el suministro de agua ni el tráfico de la ciudad pues se desarrollarán de manera subterránea», precisó el funcionario.

El primer mantenimiento se hará en el Tanque de Santa Ana (calle 119 con carrera 0 en Usaquén) desde donde se distribuye el agua para el centro de la ciudad. Allí se ejecutarán obras de refuerzo sísmico y mantenimiento al interior del tanque. La obra durará 45 días y se hará entre el 15 de abril y el 31 de mayo.

Del 6 al 20 de mayo se revisará el interior de la Conducción Santa Ana-Usaquén, una red de 1,50 metros de ancho que distribuye agua a las zonas centro y norte de la ciudad.

Para inspeccionar esta tubería se modificará el esquema de suministro del líquido a una zona del norte de la ciudad comprendida entre calles 110 a 127 con Avenida 7 a carrera 15 y de la calle 110 a calle 83 con carrera 9 a Avenida NQS, sectores donde se podría generar un cambio temporal en el color del agua, el cual no compromete la potabilidad.

Igualmente para desaguar la red y poderla intervenir, la Empresa empleará los hidrantes de la zona por lo que pidió a los ciudadanos del sector no preocuparse por esta situación.

Los comentarios están cerrados.