Nacional

En Cundinamarca empieza el programa ‘Policías de mi barrio’

policia

El primer grupo, integrado por 500 muchachos que prestarán su servicio como regulares en la Policía Nacional, comenzará a operar en los próximos tres meses en los municipios del departamento. A diferencia de los bachilleres, estos uniformados tendrán arma de dotación y dormirán en los comandos de policía.

El nuevo programa denominado ‘Policías de mi barrio’, pondrá en marcha el Gobierno Nacional durantes las próximas semanas, inicialmente, en el departamento de Cundinamarca.

El anuncio fue hecho por el Gobernador del departamento, Andrés González Díaz, al término de un Consejo de Seguridad en la Casa de Nariño, liderado por el Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, en el que se hizo un detallado análisis de la situación de orden público en Cundinamarca.

El Gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, anunció la puesta en marcha en el departamento del programa ‘Policías de mi barrio’, que permitirá reforzar la seguridad de la región con 500 uniformados. A diferencia de los policías bachilleres, estos jóvenes portarán arma de dotación y dormirán en los comandos de la institución.
Foto: César Carrión – SP

“Se le ha abierto paso a una nueva estrategia de orden público denominada ‘Policías de mi barrio’. Esta es una estrategia novedosa, fruto de la acción entre Nación, departamento y municipios. En virtud de esta acción, en estos próximos tres meses entrarán 500 hombres, 500 muchachos de los barrios de los municipios de Cundinamarca, a prestar un servicio sumamente útil en los barrios de sus municipios”, indicó el Gobernador.

Según explicó, se trata de muchachos que prestarán su servicio no en las Fuerzas Militares sino en la Policía Nacional, en calidad de regulares. A diferencia de los policías bachilleres, estos jóvenes portarán arma de dotación y dormirán en los comandos de la institución. Adelantarán labores de vigilancia, patrullarán y podrán hacer capturas.

González Díaz resaltó que la iniciativa se constituye en un refuerzo importante para la seguridad del departamento, pues se incrementará de forma considerable el pie de fuerza de la institución en Cundinamarca.

“Esta medida, junto con el esfuerzo de la Policía Nacional, va a significar un incremento del 33 por ciento en el pie de fuerza de la Policía. En algunos municipios va a significar prácticamente que se dobla el número de policías, como es el caso de Chía, de Soacha, de Mosquera, de Girardot”, destacó el mandatario seccional.

Agregó que la estrategia será un complemento de iniciativas como la de ‘Soldados de mi pueblo’ y la red de cooperantes, mediante las cuales se busca garantizar la tranquilidad de todos los habitantes de la región.

“Mantendremos la guardia en alto, permanentemente, con recompensas, con la participación de la comunidad, para identificar y prevenir cualquier tentativa de actos delictivos en la región”, subrayó González Díaz.

Así mismo, reveló que en pocos meses Cundinamarca quedará como un departamento libre de cultivos de coca. Dijo que aún quedan algunas hectáreas sembradas con coca en las zonas de Rionegro, Medina y Paratebueno, las cuales serán erradicadas por parte de la Fuerza Pública.

En diálogo con un grupo de periodistas, el mandatario seccional también llamó la atención sobre la disminución sostenida durante los últimos años, en distintos indicadores de violencia en el departamento.

“Mientras en el 2002 hubo 16 hostigamientos, hoy tenemos cero hostigamientos, cero asaltos a poblaciones. Mientras que en el 2002 hubo 1.132 homicidios, esto se redujo a la mitad en el 2007”, reveló González Díaz, al elogiar los resultados de la política de Seguridad Democrática.

“La tendencia en materia de control contra la violencia es contundente. Queremos mostrar ese tema: sí se puede derrotar a la violencia, sí se puede derrotar a la delincuencia con una política de Estado definida, en esta materia”, puntualizó el Gobernador de Cundinamarca.

Los comentarios están cerrados.