196 bombas fueron arrojadas sobre campamentos de ‘Tirofijo’

junio 1, 2008 8:22 am

La aviación militar colombiana arrojó de enero a abril pasados un total de 196 bombas sobre los campamentos del fallecido jefe máximo de la guerrilla de las FARC, «Manuel Marulanda» o «Tirofijo», reveló el presidente Álvaro Uribe.

Uribe precisó que estos artefactos fueron lanzados en 31 misiones contra 74 objetivos relacionados de manera directa con el fundador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

«La Fuerza Pública atacó el área campamentaria de ‘Manuel Marulanda’ en 66 campamentos, una emisora, una central de comunicaciones, seis concentraciones (rebeldes)», indicó el gobernante en San Roque, localidad del noroeste del país, a la que viajó para encabezar un consejo comunal gubernamental.

El presidente dijo que la magnitud de esta campaña permite a sus compatriotas y a la comunidad internacional sacar conclusiones sobre las tareas de las autoridades en el área «donde estaba el principal terrorista que tanto afectó a Colombia durante cincuenta años».

«Cuando un Estado democrático se propone derrotar el terrorismo, no hay terrorista que pueda triunfar», afirmó Uribe, y puntualizó que «finalmente, lo único que triunfa en esta vida terrenal es la buena fe, el colectivo del pueblo representado en su Fuerza Pública».

El «comandante en jefe» de las FARC falleció el pasado 26 de marzo víctima de una crisis cardíaca, según lo informó la semana pasada el Secretariado (mando central) del grupo rebelde.

«Tirofijo», alias de Pedro Antonio Marín, de 78 años, fundó las FARC en mayo de 1964 y estaba considerado como el guerrillero más viejo del mundo.

Uribe no habló de la región colombiana que centró esta reciente campaña aérea contra Marín, pero las autoridades militares dijeron tras la confirmación de la muerte que el jefe rebelde se mantenía en una zona selvática del sur, en los límites del Meta y el Caquetá, departamentos con fuerte presencia insurgente.

Información EFE

Los comentarios están cerrados.