Vienen Cambios

julio 21, 2009 10:21 pm

400
El fracaso del comunismo asi como la actual recesion economica mundial nos estan obligando a buscar opciones nuevas que nos permitan un criterio de desarrollo diferente.

Al pensar en este nuevo orden se hace necesario el tener en cuenta elementos economicos y sociales que esten mas acordes con los nuevas caracteristicas de nuestra actual sociedad. Resulta impensable que temas como el desarrollo humano, el medio ambiente, la migracion y una mejor distribucion de los ingresos sigan siendo ignorados.

La globalizacion y el libre acceso a los medios de comunicacion, estan llevando a que los gobiernos se esten viendo obligados a rendir cuentas sobre muchos temas de bienestar publico y estableciendo planes y realizaciones tendientes a mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, tanto dentro como fuera de sus fronteras.

Me parece maravilloso ver como ya, muchos economistas, sociologos y otros especialistas, se ocupan desde ahora en establecer los elementos que podran proyectar una mejor sociedad para todos.

2 Respuesta sobre “Vienen Cambios”

  1. Eduardo V en julio 22nd, 2009 6:13 pm

    Con la crisis de los mercados financieros y la industria americana, queda demuestrado una ves mas, el fracaso del sistema capitalista. Con la globalizacion del mercado, se trasladó el problema de la recesion a todas las economias capitalistas hoy en crisis.

  2. el corrUcptoo en noviembre 20th, 2010 10:54 am

    Como cualquier mal perdedor en una mesa de juego los EE.UU. ha decidido darle una patada al tablero del mercado monetario mundial. A finales de la semana pasada el Banco de Reserva Federal (el equivalente al Banco de la República), anunció que «…pretende comprar 600.000 millones de dólares adicionales de bonos del Tesoro a largo plazo hasta fines del 2011, un ritmo de cerca de 75.000 millones de dólares al mes.»

    Para traducir esta decisión a términos comprensibles para las personas no acostumbradas a la jerga económica, ella significa la emisión sin respaldo de la cantidad millonaria de dólares que se anuncia. Simplemente ponen a funcionar la máquina de producir billetes con los que piensan inundar su propio mercado y el mercado monetario mundial. Esta es una de esas medidas que quebranta la teoría económica que viene enseñándose y aplicándose bajos los dictados del Fondo Monetario Internacional, desde finales de la Segunda Guerra Mundial Imperialista.

    La decisión la toma los Estados Unidos ad portas de la reunión del G-20, un grupo que integran las economías de los países ricos y lo más selecto de las economías emergentes de Asia, Europa, Oceanía y América. Este grupo ha pretendido durante los dos últimos años poner algo de orden en los mercados financieros del mundo, luego de que estallara la crisis de finales del 2007 que tuvo origen en el desborde especulativo de los grandes bancos norteamericanos.

    Con este fuerte «case» de los EE.UU. los mercados están desconcertados y alborotados. El mismo día del anuncio, el ministro de Hacienda del Brasil Guido Mantega dijo que «…la decisión de la FED…podría agravar los desequilibrios de la economía global», y afirmó que en la próxima cumbre del grupo de las 20 economías líderes presentará queja por la decisión de la Reserva Federal.

    Los Estados Unidos buscan, con medidas desesperadas como la que estamos comentando, tratar de recuperar su alicaída economía, apostando con fiereza a crecer no solo en el mercado interno sino sobre todo en el externo. Al emitir tal cantidad de dólares inundando el mercado mundial, su moneda se devaluará en el corto plazo, revaluando en la práctica las monedas de los demás países. Así los términos de intercambio de sus mercancías mejorarán significativamente frente a las de sus competidores. Las reacciones de los jugadores fuertes en el mercado mundial no se harán esperar lo que generará mayor incertidumbre en una economía que ya ha tomado ribetes de caótica.

    Digamos de paso que uno de los damnificados inmediatos es nuestro país. Cuando aún no acababan de ser informadas las tímidas y torpes medidas del gobierno colombiano para tratar de frenar la ola revaluacionista que amenaza con llevar al traste buena parte de la economía nacional, el anuncio de la FED aceleró nuevamente la revaluación del peso frente al dólar. Los análisis de algunos expertos de un dólar a 1.600 pesos pueden quedarse cortos.

    En este sacudón ya hay varios moribundos que van quedando en el camino. Uno de ellos es la teoría económica neoliberal. La autorregulación de los mercados no pasó de ser una utopía anecdótica o un ardid para esconder la insaciable voracidad del capital, que no sabe crecer sino sobre la base de la depredación de la sociedad. Y como tal está condenado a devorarse a sí mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cialis 20 mg viagra cialis fiyat