Campesina tolimense dio a luz en helicóptero de la Fac

agosto 10, 2009 9:25 am

Una campesina de una apartada vereda del municipio de Planadas en el deparamento del Tolima, dio a luz en un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana.

La madre, María Angelica Villarreal Prieto, de 26 años, era trasladada al Hospital de Chaparral, debido a que el parto tenía complicaciones.

El alumbramiento se produjo cuando el helicóptero se disponía a aterrizar y fue atendido por la medica Glenda Margarita Polo Castillo, ayudada por los integrantes de la tripulación.

‘Pilotico’ fue el sobre nombre que recibió por parte del personal del hospital San Juan Bautista la criatura que nació en el helicóptero de la Fuerza Aérea.

El papá, Marcelino Miranda Bravo, un agricultor de 39 años, narró que fue uno de los momentos más impactantes de su vida el nacimiento de su hijo en dichas condiciones.

Sobre el extraordinario eposodio el Subteniente Heiny Pérez Departamento de Acción Integral CACOM – 4, hizo la siguiente relación:

El parto se registro a bordo de un helicóptero del Comando Aéreo de Combate No. 4, ubicado en Melgar.

Fueron diez eternos minutos los que vivieron el cuerpo médico y la tripulación para ayudarle a María Angélica Villareal Prieto a dar vida a su pequeño ya que el bebé nació casi sin signos vitales debido a que en el vientre aspiró secreciones meconiales o fecales, un lamentable hecho que no solo puso en peligro su vida sino la de su madre quien ya venía de diversas complicaciones por su embarazo de 42 semanas, dos más de lo normal.

Sin embargo, gracias a la oportuna evacuación de la tripulación del CACOM – 4 de la Fuerza Aérea Colombiana y la atención del cuerpo médico en la aeronave se salvó, en medio de las condiciones más adversas, la vida de la madre y el pequeño, quienes se encuentran fuera de peligro y pronto se les dará de alta para que regresen a Planadas.

“Cuando nos llamaron de urgencia a las 07:00 p.m. desde Planadas en menos de ochos minutos estábamos despegando y la verdad nunca nos imaginamos que en pleno aterrizaje en Chaparral iba a nacer el niño. Es una satisfacción muy grande y un orgullo de servir al país el que uno siente cuando una aeronave de la Fuerza Aérea también sirve para dar vida a un colombiano y hacer feliz a una familia”, expresó el Capitán Andrés Ricardo Sarmiento Ramírez, piloto del Bell 212 FAC 4019.

Esta operación de evacuación también evidenció el alto grado profesionalismo de los pilotos y técnicos de vuelo del Grupo de Combate, el entrenamiento de la Escuela de Helicópteros con sede en el CACOM – 4 así como el oportuno alistamiento de las aeronaves que brinda el Grupo Técnico de la Unidad, el cual es el más alto de la Fuerza Aérea Colombiana.

La tripulación estuvo conformada por el Capitán Andrés Ricardo Sarmiento Ramírez, Subteniente Fabián González, Técnico Segundo Omar Portillo y el Aerotécnico Ariel Cáceres.

En diciembre de 2008 se vivió una situación similar cuando dos bebés de madres indígenas nacieron en helicópteros del CACOM – 4 cuando se estaban evacuando cientos de personas del municipio de Belelcázar, Cauca, luego de los estragos que dejó la erupción del Volcán Nevado del Huila.

De esta manera el Comando Aéreo de Combate No. 4 demuestra su absoluto compromiso con los colombianos, su alto grado de alistamiento y su entrega cuando se trata de salvar la vida de cualquier colombiano donde sea que se encuentre.

Los comentarios están cerrados.