Ejército niega que haya hecho chuzada de teléfonos

septiembre 24, 2009 11:54 am

El comandante del Ejército, General Oscar González, refutó las versiones según las cuales ese estamento militar estaría comprometido en la chuzada ilegal de teléfonos, y aseguró que no va a permitir que se enlode el nombre de la institución castrense.

El pronunciamiento lo hizo el alto oficial, en un comunicado en el cual hace las siguientes precisiones:

En relación con las afirmaciones hechas por algunos medios de comunicación, relacionadas con las interceptaciones ilegales al teléfono del magistrado Iván Velásquez, el Comando del Ejército Nacional se permite informar:

1. El día 25 de mayo un comerciante del municipio de Facatativá tomó contacto con el mayor Fernando López, orgánico de la Dirección Nacional de los Gaulas Militares, a quien le manifestó estar siendo extorsionado.

2. El oficial le sugirió al comerciante dirigirse a las instalaciones del Gaula Cundinamarca, con el propósito de presentar la denuncia correspondiente. Allí fue atendido por el capitán Álvaro Londoño Silva, el día 27 de mayo.

3. El comerciante declaró ser victima de extorsiones, al parecer, por parte de la cuadrilla 42 de las Farc. Al conocerse el monto de la extorsión, 10 millones de pesos, el capitán Londoño le expresó al comerciante la necesidad de interponer la denuncia ante la unidad de reacción inmediata de la Fiscalía –URI- ubicada en el complejo judicial de Paloquemao, en la ciudad de Bogotá, ya que el Gaula solo conoce de extorsiones por un monto superior a los 25 millones de pesos.

4. El comerciante se presentó ante la URI el mismo día, acompañado de un funcionario del Gaula Cundinamarca.

Hasta este punto fue la participación del Ejército Nacional en el caso.

5. La denuncia fue recepcionada, en la URI, por Francisco Aldo Pérez Yosa, funcionario de Policía Judicial del Cuerpo Técnico de Investigación –CTI-.

6. De acuerdo a las informaciones obtenidas hasta el momento por el Comando del Ejército, la Fiscalía dio inicio a una investigación, donde se determinó el control de líneas telefónicas.

7. Este procedimiento fue ordenado por autoridad judicial competente, que adelantó el proceso en una sala ubicada en una unidad militar. Es de resaltar que la sala se encuentra en instalaciones del Ejército por convenios previos suscritos por la Fiscalía y el Ministerio de Defensa.

8. El Ejército Nacional manifiesta que desconoce los alcances de la orden judicial de control a la línea telefónica, del material recolectado durante la investigación y del personal que tuvo acceso a las informaciones, en razón a que la sala en mención es controlada y manejada por personal de la fiscalía general de la nación.

Es de resaltar que el Ejército Nacional no tiene acceso a esta sala.

9. El día 22 de septiembre de 2009 personal del Ejército Nacional tomó contacto con el comerciante de Facatativá, quien manifestó de manera clara que en su denuncia, ante las autoridades competentes, nunca entregó el número telefónico que, posteriormente, resultó ser del magistrado Iván Velásquez.

10. Al Comando del Ejército le preocupa que se pretenda enlodar la imagen de las instituciones del Estado, filtrando informaciones parciales. Por lo tanto solicita de manera respetuosa a la Procuraduría General de la Nación que realice un seguimiento especial a las investigaciones sobre el caso

Deja un comentario

cialis 20 mg viagra cialis fiyat