Juzgado ecuatoriano confirma orden de captura contra Juan M. Santos

abril 27, 2010 5:50 am

La justicia ecuatoriana ratificó el lunes una orden de captura contra el candidato presidencial colombiano Juan Manuel Santos por un bombardeo en Ecuador en 2008, en momentos en que arrecian las críticas de Quito y Caracas por declaraciones del aspirante alrededor del ataque.

La Corte Provincial de Sucumbíos (noreste) confirmó el pedido de la Fiscalía al resolver una apelación presentada por el abogado Wálter Lombeida, defensor de oficio del candidato oficialista que es juzgado por asesinato, dijo a la AFP una fuente del organismo.

Durante la audiencia realizada en la ciudad de Lago Agrio -capital de la fronteriza Sucumbíos-, el fiscal Nelson Guamán anunció que insistirá ante la Corte Nacional de Justicia (CNJ, máximo tribunal del país) para que tramite la extradición del político a través de la cancillería ecuatoriana.

Santos, ex ministro de Defensa, es acusado de asesinato por la Fiscalía ecuatoriana, que asegura que él asumió la responsabilidad del ataque contra una base clandestina de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Ecuador del 1 de marzo de 2008.

Esa incursión, en la que murieron 25 personas -incluido el jefe rebelde Raúl Reyes, el ecuatoriano Franklin Aisalla y cuatro mexicanos-, derivó en la ruptura de relaciones diplomáticas entre los dos países, las cuales fueron reanudadas a nivel de encargados de negocios en noviembre.

Guamán había anticipado que incluirá en el proceso recientes declaraciones del aspirante, quien dijo sentirse «orgulloso» de haber autorizado la operación militar contra las FARC y advirtió que hay que «perseguir a los terroristas allá donde estén».

«Buscamos que la prisión preventiva (…) sea ratificada por la corte», anotó el fiscal poco antes de la audiencia, mientras que Lombeida alegó «indefensión» y señaló que Santos «no ha sido notificado en legal y debida forma para que tenga conocimiento sobre el proceso penal que se le ha instaurado».

Hace dos semanas la Corte de Sucumbíos anuló parcialmente el juicio contra el candidato y tres generales colombianos por la incursión en Ecuador, debido a lo cual el proceso retrocedió a la etapa de notificación de los imputados.

Los dichos de Santos sobre el bombardeo a las FARC en territorio ecuatoriano desataron duras reacciones de los gobiernos aliados de Venezuela y Ecuador.

El sábado el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, calificó de «horror, irrespeto e insensatez» las declaraciones del presidenciable y advirtió: «Nos vuelven a agredir, vuelven a ultrajar nuestro territorio, y la respuesta ya no será diplomática, será militar y sabremos responder. No jueguen con fuego».

Entretanto, su amigo y homólogo venezolano Hugo Chávez tildó el domingo de «amenaza» a Santos, expresó que de triunfar aquel en los comicios del 30 de mayo «pudiera generar una guerra en esta parte del mundo» y lo encaró a presentar disculpas a los ecuatorianos por el bombardeo.

El presidente colombiano Alvaro Uribe denunció el lunes la «indebida injerencia» de un gobierno extranjero, que no especificó, en el proceso electoral y aseguró que con ello se ofende a los votantes y los candidatos.

Mientras, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño insistió el lunes en que «esas declaraciones son absolutamente inaceptables y reprochables», y negó que Quito pretenda interferir en los comicios.

«Ellos (los colombianos) serían los más afectados con una tesis de esa naturaleza», añadió en alusión a la postura de Santos de hacer uso extraterritorial de la fuerza a pretexto de la lucha contra el terrorismo.

Santos y el aspirante del Partido Verde, Antanas Mockus, son los favoritos de cara a las presidenciales del 30 de mayo, según una encuesta del Centro Nacional de Consultoría revelada la semana pasada.

Los comentarios están cerrados.