Estado de Arizona se prepara para afrontar boicot económico por ley antiinmigrante

abril 28, 2010 9:32 am

La industria del turismo de Arizona, devastada por la recesión, se prepara ante un boicot al que día a día se suman más líderes comunitarios y legislasdores en Estados Unidos para protestar por la dura ley migratoria promulgada en este estado fronterizo con México.

Los hoteleros en Arizona (suroeste) empezaron a reportar una ola de cancelaciones de reservas luego que la gobernadora republicana Jan Brewer promulgara el viernes una ley que criminaliza a los indocumentados, que según los críticos da luz verde a la persecusión y prejuicio racial por parte de la policía.

Los mismos políticos en Arizona han pedido a las empresas boicotear los negocios con el estado hasta que la ley sea revocada, una postura que encontró eco el martes por los legisladores de las ciudades californianas de San Francisco y Los Ángeles.

Los impulsores del boicot esperan emular el éxito de la campaña realizada después que Arizona se negó a acatar el Día Martin Luther King Jr como feriado nacional en 1987, que conllevó la cancelación de convenios por millones de dólares.

«Estamos llamando a las organizaciones a no agendar convenciones o conferencias en el estado hasta tanto se revoque esta decisión», dijo el legislador demócrata de Arizona Raul Grijalva.

«Este es un llamado para actuar con un objetivo específico, no un rechazo en bloque a la economía del estado. Las convenciones son una gran fuente de ingresos y visitantes, y apuntar a ellos es una de las vías más efectivas» para el boicot, agregó Grijalva.

La Asociación de Abogados Migratorios de Estados Unidos (AILA) fue una de las primeras organizaciones en atender el llamado a boicot porque transfirió su conferencia pautada para el otoño boreal de 2010 en Arizona a otro estado.

«Nuestras consciencias no nos permiten gastar dólares de la asociación en un estado que deshumaniza a la gente que nosotros representamos y que peleamos por ellos», dijo el presidente de AILA Bernie Wolfsdorf en un comunicado.

«Lo que hizo la gobernadora Brewer al firmar esta ley es validar todos los miedos irracionales de la gente que no está dispuesta a reconocer los beneficios económicos y culturales de la inmigración a nuestro país», añadió.

El movimiento de esta medida también tuvo eco en internet, con la campaña «Boycott Arizona!» impulsada en el sitio thepetitionsite.com.

«Soy una nativa de Texas con piel color oliva que canceló un viaje al Gran Cañón… dejar a la policía de Arizona determinar quien puede ser o no un ilegal es una locura!!!», comentó la cibernauta Patsy Lander desde Texas.

Según las más recientes cifras de la oficina de turismo de Arizona, ese sector generó unos 18,5 millones de dólares por gastos de los visitantes en 2008 y empleó unas 167.000 personas. Alrededor de 3,8 millones de visitantes provienen de México, de un total de 37,4 millones de turistas que recibe el estado cada año.

La portavoz de la Asociación de Alojamientos y Hoteles de Arizona (AHLA), Kristen Jarnagin, dijo a la AFP que el sector turístico estaba apenas reponiéndose de los efectos de la recesión y de la gripe H1N1 del año pasado.

«Durante la recesión nosotros también sufrimos un gran golpe en nuestro sector empresarial porque tenemos muchos resorts de lujo, campos de golf y centros de spa», apuntó Jarnagin.

«Luego tuvimos la gripe porcina, que fue otro golpe para nuestra industria, y ahora esto. Nuestros hoteleros, nuestros líderes de comercio están nerviosos pero creo que están recién sintiendo la derrota», señaló.

Jarnagin dijo que un boicot económico sostenido en Arizona terminaría por dañar los derechos de las personas que dicen defender.

«Un boicot sólo va a doler a los aproximadamente 200.000 trabajadores de la industria del turismo en Arizona que dependen de los visitantes para alimentar a sus familias», dijo.

«Somos el mayor empleador en el estado, y somos también, probablemente, el mayor empleador de las minorías en el estado. Y esas personas van a sufrir si los visitantes comienzan a alejarse de Arizona», precisó.AFP

Los comentarios están cerrados.