Fiscalía espera proferir por lo menos 40 fallos contra ex paramilitares

abril 28, 2010 5:57 am

Las autoridades judiciales esperan que este año se profieran las primeras sentencias condenatorias contra ex paramilitares, lo que dará legitimidad al criticado proceso de reinserción de la ley de Justicia y Paz.

«La fiscalía espera que haya al menos 40 sentencias condenatorias este año», informó el presidente de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR), Eduardo Pizarro.

El funcionario consideró que estos fallos le darán «una legitimidad importante a la Ley de Justicia y Paz», normativa para la reinserción paramilitar en vigencia desde julio de 2005.

Esta ley fue adoptada como marco jurídico para el proceso de paz del Gobierno del presidente Álvaro Uribe con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), organización que se disolvió a mediados de 2006 tras desarmar a más de 31.000 ultraderechistas.

La mayoría de sus hoy ex integrantes, unos 25.000, no tienen, al parecer, responsabilidad en crímenes que deben ser seguidos por la nueva jurisdicción creada por mandato de la Ley de Justicia y Paz.

Hasta ahora ningún ex paramilitar implicado en crímenes atroces y admitido en esta normativa ha sido condenado por la justicia colombiana, lo que, admitió Pizarro, ha dado lugar a «una mirada crítica a Justicia y Paz, porque no ha habido ninguna sentencia condenatoria».

«Que haya la primera sentencia condenatoria va a darle legitimidad de nuevo al proceso», sostuvo el presidente de la CNRR, para observar que el primer fallo deberá ser contra Edwar Cobos Téllez (alias «Diego Vecino»), antiguo comandante del desaparecido Bloque Héroes de los Montes de María.

Cobos comparece desde el lunes junto a su subalterno Uber Banquez Martínez (alias «Juancho Dique»), ex jefe del frente Canal del Dique, en una audiencia pública de reparación colectiva de víctimas que se celebra en la capital colombiana.

La vista, que durará unas dos semanas, es transmitida por vídeo a Cartagena y las aldeas rurales de Mampuján y San Cayetano, en el norte del país y afectadas por una matanza de once lugareños y el desplazamiento forzado de 663 más, además de 450 hurtos a comercios y domicilios, hechos cometidos del 10 al 11 de marzo de 2000.

Pizarro anticipó a Efe que, en alguna sesión de esta audiencia, Cobos va a pedir perdón a sus víctimas, va a dejar de «justificar lo injustificable» (las muertes de personas) y va a entregar propiedades con fines de reparación.

Con ello va a «mostrar que su actitud no es cínica para obtener simplemente beneficios judiciales, sino que su solicitud de perdón es auténtica», agregó el presidente de la CNRR, entidad creada por la misma normativa.

El funcionario subrayó que la CNRR se ha reunido con todas las partes implicadas, incluidas víctimas y victimarios, para construir un modelo de reparación que definió como «una experiencia única en el mundo y extraordinariamente interesante».

Las víctimas han dado a conocer su expectación ante la reparación individual y colectiva, la CNRR trabaja en la reparación simbólica y los victimarios aceptan que deben resarcir a quienes afectaron con su actividad armada, observó Pizarro.EFE

Los comentarios están cerrados.