Canciller mexicana dice que no hay comparación entre el narcotráfico de su país y el colombiano

septiembre 8, 2010 4:25 pm

La canciller mexicana, Patricia Espinosa, señaló hoy que «no comparte» la visión de la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, quien sostuvo que, ante el incremento de la narcoviolencia, México se estaba «pareciendo más como se veía Colombia hace veinte años».

«Claramente quisiera decir que no comparto una apreciación en ese sentido», dijo la jefa de la diplomacia mexicana a la emisora RadioFórmula.

«Creo que debemos diferenciar muy bien la situación que enfrenta México actualmente y la que enfrentó Colombia en su momento», señaló la titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

«En Colombia, en efecto, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) surgieron como un movimiento con una agenda política, y que en diversas etapas estableció vínculos con la delincuencia organizada para lograr allegarse de recursos», recordó ante la emisora.

«En el caso de México, estamos hablando concretamente de un tema de delincuencia organizada», dijo la ministra de Relaciones Exteriores.

Espinosa pidió al hacer este tipo de comparaciones diferenciar muy bien los contextos y circunstancias que las rodean.

En el mismo sentido se pronunció minutos más tarde, en rueda de prensa, el secretario técnico del Consejo de Seguridad y portavoz de la estrategia de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, quien también tomó distancia de Clinton.

«Desde luego, no compartimos apreciaciones en ese sentido ya que hay una diferencia muy importante entre lo que enfrentó Colombia y lo que enfrenta México actualmente», dijo Poiré.

El alto funcionario reconoció que entre los dos países latinoamericanos «hay algunas coincidencias», entre las que singularizó que las organizaciones criminales que operan en sus territorios «se nutren de la enorme y gigantesca demanda que hay por las drogas en EE.UU».

Poiré recalcó también que en México está en marcha una profunda «renovación institucional» que a juicio del Gobierno «se está llevando a cabo a tiempo».

El secretario técnico subrayó además que la colaboración de México con EE.UU. «ha sido muy estrecha» y «lo seguirá siendo» ya que «es absolutamente una parte integral de la estrategia» contra la delincuencia organizada.

Finalmente recordó que, además de la comparación entre México y Colombia, formulada ante el Consejo de Relaciones Exteriores, en Washington, la secretaria de Estado «hizo aseveraciones muy importantes de elogio y reconocimiento a la Administración de Felipe Calderón».

«México tiene la capacidad y la ha estado utilizando, y han estado muy dispuestos a aceptar consejos» en la lucha contra los narcotraficantes, pero los países de Centroamérica «no tienen esa capacidad», advirtió Clinton.

Finalmente, la jefa de la diplomacia estadounidense reiteró el compromiso del Gobierno de Estados Unidos por continuar apoyando a México en su lucha contra la «narcoviolencia», que desde el 1 de diciembre de 2006 se ha cobrado la vida de más de 28.000 personas.

La Administración de Barack Obama mantiene una gran cercanía con la de Felipe Calderón desde que el presidente estadounidense asumió el poder en enero de 2009, una sintonía que se plasma en la continuidad que mantiene la Iniciativa Mérida, establecida contra el crimen organizado entre ambos países durante el mandato de George W. Bush. EFE

Los comentarios están cerrados.