China acusa a Japóno de provocar las tensiones marítimas bilaterales

septiembre 14, 2010 7:00 am

China acusó hoy a Japón de haber provocado tensiones marítimas bilaterales con la detención hace una semana de un pesquero chino que faenaba en un archipiélago disputado por ambos países y exigió la liberación de su capitán.

«Se trata de una grave situación que ha sido provocada por Japón, por lo que este país debe asumir todas las responsabilidades», señaló hoy en rueda de prensa la portavoz de turno del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Jiang Yu.

La funcionaria calificó de «ilegal» la detención del barco y sus 14 tripulantes, que fueron liberados este lunes y agregó que era «imperativo que Japón frene inmediatamente los así llamados procedimientos legales contra su capitán y permita a éste regresar de forma inmediata y segura» a China.

Se trata de la última fricción entre los dos históricos enemigos asiáticos por sus disputas sobre las islas deshabitadas Diaoyu (Senkaku para Japón), también reclamadas por Taiwán desde que hace cuatro décadas se descubrieran yacimientos de gas en sus aguas.

La portavoz china reconoció hoy que los problemas originados por la detención del pesquero chino han obligado a Pekín a posponer la visita de una delegación de la Asamblea Nacional Popular (similar a un legislativo) al país vecino.

Según China, las islas, ubicadas en aguas limítrofes con Japón y Taiwán en el mar de China Oriental, son parte de su soberanía, motivo por el que en la última semana ha presentado en cuatro ocasiones una protesta formal contra el país vecino a través de su embajador en Pekín.

El pesquero chino colisionó el 7 de septiembre con dos patrulleras japonesas que le exigieron que se detuviera y permitiera una inspección cuando faenaba en aguas del archipiélago de las Diaoyu.

El capitán del pesquero, Zhang Qixiong, de 41 años, sigue detenido en Japón bajo sospecha de obstruir el deber de los guardacostas japoneses y podría enfrentarse a una pena de hasta tres años de cárcel.

Los comentarios están cerrados.