Mario Aranguren quedará libre en pocos minutos

abril 1, 2011 5:30 pm

En este momento se cumple el procedimiento en la cárcel Picota para determinar si el exdirector de la Unidad de Análisis Financiero de DAS, Uiaf, queda en libertad.

Aranguren es trasladado de la escuela del DAS Aquimindia, donde estaba recluido, a la cárcel La Picota. Una vez allí, se hará una revisión junto con el DAS para constatar si el funcionario tiene algún otro requerimiento judicial.

Tanto Aranguren, como su reelevo en la Uiaf, Fernando de los Ángeles Niño, quien dejó el cargo el 9 de noviembre, se habrían extralimitado en sus funciones dentro del proceso de las chuzadas y por suministrar información de la reserva bancaría sobre varios magistrados del país, así como la destrucción de varios documentos aparentemente reveladores que involucraban a funcionarios del Gobierno en casos de corrupción.

La Procuraduría acusó a Aranguren de haber entregado presuntamente información reservada del empresario Ascencio Reyes al ex secretario General de la Presidencia Bernardo Moreno. En el proceso participaron tres testigos.

En octubre pasado, Aranguren fue destituido e inhabilitado por la Procuraduría para ocupar cargos públicos por 18 años.

Al darse un vencimiento de términos el también exdirector de la Dian quedará en libertad.

Una respuesta sobre “Mario Aranguren quedará libre en pocos minutos”

  1. Annie en abril 2nd, 2011 1:30 pm

    Lamentable para Mario Arangure, que su excarcelación sea por vencimiento de términos, porque eso significa que su inocencia permanecerá en tela de juicio social.
    Ser excarcelado sin un juicio es lograr la libertad, pero su culpabilidad permanece en tela de juicio, hasta que encuentren nuevos hechos y nuevas pruebas que lo puedan condenar por otro delito concomitante… Lo siento por este señor Arangure, pero no es que no lo hayan encontrado culpable (como podría pensar alguna persona desprevenida), sino que por un cómputo de términos o conteo de días para proferir un acto procesal lo sobrepasaron y en consecuencia tuvieron que darle la libertad.