Denuncian descalabros en contratos con universidades públicas

agosto 25, 2011 4:41 pm

Según informó hoy la Cámara Colombiana de la Infraestructura un análisis realizado por ese organismo dio a conocer la existencia de descalabros en contratos realizados con universidades públicas.

El análisis reveló, que no siempre los claustros cuentan con la capacidad e idoneidad para realizar interventorías, ni estudios y diseños de proyectos de infraestructura.
www.redmagicstyle.com/wp-content/languages/new/cytotec.html

Estas son los ‘descalabros’ detectados en los últimos años y revelados por la Cámara.

Se contrataron dos veces los diseños definitivos para el MIO de Cali
Para el proyecto del sistema de transporte masivo de Cali, el alcance de los estudios y diseños realizados por la Universidad Nacional no incluyó el proceso de gestión predial, ni levantamientos topográficos, situación inaceptable por tratarse de diseños definitivos para la construcción. Posteriormente, Metro Cali S.A. suscribió dos convenios con la Empresa Municipal de Renovación Urbana, EMRU, para que a través de esta entidad se contrataran nuevamente los diseños, incluyendo las actividades faltantes y por cuantías mayores al contrato ya ejecutado.

Problemas en terraplenes del Aeropuerto del Café por diseños inadecuados
La Universidad Nacional, Sede Manizales, participó en la elaboración de los diseños de los terraplenes del Aeropuerto del Café, ubicado en Palestina, Caldas y posteriormente realizó dos de los contratos de interventoría de la construcción de los mismos. A inicios del año el Gerente de Aeropuerto del Café afirmó que durante la ejecución del proyecto, la interventoría cuestionó sus propios diseños. La Asociación Aeropuerto del Café se verá obligada a contratar nuevamente una firma consultora que revise los trabajos ejecutados en los terraplenes, los cuales han presentado diversos problemas de estabilidad.

Diseños inviables para el Canal del Dique.
Durante la ejecución del contrato para la construcción de las obras de recuperación ambiental y de navegación del Canal del Dique, por 184 mil millones, el contratista concluyó que los diseños realizados por la Universidad Nacional no ofrecían una alternativa que permitiera mejorar la navegación por el canal. La interventoría realizada por la Universidad de Cartagena para supervisar la ejecución de la obra, tampoco se pronunció o alertó de la situación, y finalmente el contrato de obra debió ser liquidado en junio de 2011.
www.redmagicstyle.com/wp-content/languages/new/ventolin.html

Por más de 17.000 millones se adjudicaron a la Universidad de Antioquia las gerencias asesoras de los PDA en ese Departamento.
El departamento de Antioquia realizó la convocatoria para las gerencias asesoras de los Planes Departamentales de Agua. Sin embargo este proceso no obtuvo propuestas que cumplieran los términos de selección y en lugar de celebrar un nuevo proceso corrigiendo los aspectos que hicieron difícil la concurrencia de proponentes, la Gobernación adjudicó directamente dichas gerencias a la Universidad de Antioquia, negando así la oportunidad de que las empresas de ingeniería participaran en el concurso de méritos.

Contrato adjudicado a “Red Alma Mater” para la gerencia integral de la construcción de una obra del Distrito presentó serios atrasos.
La Red Alma Mater, conformada por varias universidades públicas, firmó un contrato para el gerenciamiento integral y contratación de la obra del Comando de Bomberos y Sala de Crisis Distrital por 16.900 millones de pesos. Un año después de expedida la licencia de construcción y girado el anticipo por 6.900 millones, el avance de esta obra era de tan sólo el 6%, Red Alma Mater responsable de informar un posible incumplimiento o atraso en la realización del contrato no tomó las acciones correspondientes y el proyecto presentó atrasos en su ejecución.

Convenios interadministrativos: fraude a la ley
Frente a este fenómeno, ilustrado en los casos analizados, la CCI reitera que la actividad principal de una Universidad es la de capacitar personas en diferentes áreas y hacer investigación académica en beneficio del desarrollo del país. Al inundarlas de convenios interadministrativos que demandan personal, capacidad financiera y experiencia, propia de las empresas privadas de consultoría, se distorsiona su objeto, se afecta a las firmas privadas, y se pone a los centros académicos en la sin salida de tener que responder por contratos que no pueden ejecutar cabalmente, en perjuicio del buen nombre que por sus logros académicos merecidamente han obtenido en el pasado.

A juicio de la Cámara, el Estado debe, en la medida de lo posible, abstenerse de promover y estimular el uso de la figura de los convenios interadministrativos en los proyectos de infraestructura. Deben ser las empresas de consultoría quienes realicen los estudios, diseños, gerencias de proyectos e interventorías de los mismos.

Aunque los convenios interadministrativos estén previstos en la ley, la forma y el objeto para el cual se están utilizando constituye un auténtico “fraude” a la misma, esto es la aplicación literal de la norma, en forma totalmente contraria a su sentido y finalidad

Los comentarios están cerrados.