¿Qué pasa con los datos de una persona fallecida en las redes sociales?

agosto 30, 2011 9:30 am

Alguna vez te has preguntado ¿qué pasa con los correos electrónicos y los perfiles de las redes sociales de una persona que fallece?

En la actualidad los usuarios de Facebook, sólo para dar un ejemplo, superan los 650 millones de usuarios, muchos de los cuales antes de terminar este año, por alguna circunstancia, habrán muerto.

Seguramente, la mayor parte de sus familias querrán que sean borrados los contenidos, las fotos, los mensajes, es decir, la huella digital de sus seres queridos en la Red.

Las razones por las cuales se debe llevar este procedimiento, son muy obvias. De una parte, por seguridad, dado que personas inescrupulosas podrían hacer mal uso de la información y, de la otra, porque la persona continúa recibiendo mensajes e incluso enviando (en el caso de estar inscrito a un servicio automático), como si no estuviera muerta.

¿Qué pasa con todos esos contenidos? Qué debe hacer una persona para eliminar la identidad digital de un familiar que se ha ido?

Conscientes de esto, algunas redes sociales y servidores de cuentas de correo electrónico, han diseñado mecanismos para reportar el deceso de usuarios y borrar su rastro digital en la Red, o incluso, brindan la oportunidad de crearles un perfil conmemorativo.

Facebook, por ejemplo creó un formulario para eliminar perfiles de un fallecido o para que, en caso de quien hace la solicitud lo desea, pedir que se transforme la cuenta como conmemorativa, lo que significa que únicamente los amigos que el fallecido tenía hasta la fecha de su muerte podrán ver su perfil para dejar mensajes en su honor.

En el caso de Twitter, se puede escribir al correo
privacy@twitter.com
para hacer la solicitud de cierre de la cuenta o tener copia de los tweets públicos de su familiar fallecido. Para ello, los familiares deben presentar datos y documentos necesarios para acreditar el vínculo con el dueño del perfil que se quiere eliminar.

Hotmail requiere la fotocopia del certificado de defunción del usuario, copia del documento de identidad y un poder judicial que indique que el solicitante del cierre es un familiar directo o benefactor de la herencia de esta persona. A esto se debe sumar un documento con nombres, apellidos y fecha de nacimiento del titular de la cuenta, fecha aproximada de la creación del espacio y del último inicio de sesión, ciudad y región en referencia a la cuenta, y una dirección física del correo.

Google pide documentos similares a Hotmail y se toma 30 días para verificar la información y responder a la petición de cancelación de la cuenta. Si es necesario acceder a los datos del perfil antes de su eliminación se debe dejar constancia. Y si es imperioso el cese del servicio antes del mes, la compañía exige una orden judicial.

Sin embargo, existe otra posibilidad, acudir a páginas como accountKiller.com, que facilitan la tarea de eliminar completamente cuentas, aunque para esto se deben tener nombres de usuario y contraseña de la cuenta que se quiere eliminar.

Fuente: http://blogs.cooperativa.cl

Los comentarios están cerrados.