Santas, madres y milagrosas

mayo 12, 2013 6:57 pm

JULIO FERNANDO 2 (1) Por: Julio Fernando Rivera Vallejo

Ni más faltaba que en una fecha como esta, les fuéramos a dedicar este espacio a los Santos; ni al que subió a los altares de la Casa de Nariño, ni al inefable Chavo que sin querer queriendo dijo un día desde lo profundo de su barril: ´´ No me arrepiento de lo que he dicho, ni de lo que voy a decir´´.

Hoy el turno les corresponde a las Santas y con todos los honores, pues, en nuestro caso, la mayoría del pueblo colombiano, católico por convicción o por herencia, está de plácemes por la canonización de la Madre Laura, que ya cuenta con más de mil seguidoras en 21 países de América Latina, África y Europa, y es nuestra primera dama en llegar a las grandes ligas de quienes por su vida ejemplar y sus legados de beneficios para sus semejantes, han merecido el reconocimiento especial de la Iglesia.

Dicen que las ´´ Lauritas ´´, cuya obra nació en Dabeiba, Antioquia, con un colegio para indígenas Emberas, se han dedicado a ayudar a los indígenas, a los negros y a las comunidades marginadas, en distintas partes del mundo y que, aquí, han realizado su labor misional en zonas de influencia de la guerrilla, de los paramilitares y de distintos grupos armados ilegales. Cuentan que el mismísimo ´´ Tirofijo ´´, vestido de civil, bajó en 1.996 a Popayán, a pedirles perdón porque uno de sus frentes mató a muchas personas, entre ellas dos monjas de esa congregación, que iban en una ´´ chiva ´´, atravesando el Páramo de Guanacas

El Papa Francisco, al canonizar a nuestra primera Santa en un solemne acto celebrado en El Vaticano, dijo: “Que por intercesión de la madre Laura Montoya, el Señor conceda un nuevo impulso misionero y evangelizador a la Iglesia, y que, inspirados en el ejemplo de concordia y reconciliación de esta nueva Santa, los amados hijos de Colombia continúen trabajando por la paz y el justo desarrollo de su patria”. Dios lo tiene que oír, primero porque es el Sumo Pontífice y segundo, porque es argentino.

De Laura Montoya, conocida como ´´ la madre espiritual de los indígenas ´´, nacida en Jericó, Antioquia, en 1.874, y muerta en 1949 (siquiera se murieron los abuelos) en el barrio Belencito de Medellín, Francisco elogió su respeto por la cultura indígena y su existencia llena de virtudes y de obras encomiables. Santiago, un bebé de dos meses, oriundo de la capital antioqueña y con síndrome infantil de muerte súbita, recibió en 2.011 uno de los más sonados milagros de la Madre Laura, en quien, Paula y Jaime, padres del menor, pusieron toda su fe, ante el fracaso de la ciencia médica por salvar la vida de su hijo.

Claro, ese no es el único milagro de la monja paisa y, tampoco es el único de las madres colombianas que, en buen número son milagrosas; o si no, cómo se puede explicar que imitando la multiplicación de los panes y los peces, estiren el salario mínimo para pagar el arriendo, los servicios públicos, el transporte, y la alimentación, la educación, el vestuario, la salud y la recreación de cinco hijos, a dos de los cuales llevan en un cochecito, mientras el menor va en el canguro y los otros dos, uno tomado de la mano y otro, el más sanito y que pesa 30 kilos, lo lleva cargado como si se tratara de una pluma. Bien dicen que una madre, sin necesidad de ser Santa, es capaz de todo, como levantar sola a toda una familia, mientras, muchas veces, toda una familia de cinco o más ´´ ijos ´´, si, sin ´´ h ´´, por ingratos, no son capaces de ayudarle a una madre cuando ésta los necesita.

Por eso, en el día y en el mes de la madre, que por ese solo hecho casi es Santa, el lugar que se merece en nuestro corazón: a las que ya partieron, una oración para que El Todopoderoso las tenga a su lado y les depare la dicha que seguramente les quedamos debiendo en la tierra y, a las que están en éste mundo, todos los cuidados y el amor que es la mínima retribución por habernos dado la vida y por regalarnos la de ellas para que la nuestra sea feliz.

Hay muchos poemas y canciones en homenaje a las madres, pero quizá nada tan simple y a la vez diciente como la sencilla letra que nos dejó Leo Dan y que por estos días suena y resuena tanto en las viejas radiolas como en los modernos MP3: ´´A la Sombra de mi Madre ´´. Va por ti, viejita de mi alma…

3 Respuesta sobre “Santas, madres y milagrosas”

  1. Mara en mayo 13th, 2013 8:58 am

    Muy encomiable la vida y milagros de la santa colombiana pero eso no quiere decir que los colombianos se sienten a rezar y a esperar que esta gran mujer les arregle la vida. Y el presidente santos tambien debe hacer algo para traer la paz y la seguridad al pais en lugar en la santa colombiana le haga el milagrito. Cuando tendremos que salir de tanta ignorancia? si estos santos y santas han hecho tantas cosas buenas en su vida en la tierra porque no seguir el ejemplo en lugar de sentarnos a esperar milagros? los milagros los hacemos nosotros mismos con nuestro esfurzo a travez de nuestro trabajo y teniendo una buena conducta y actuando con honradez y lealtad en lugar de esperar a que los muertos vengan y nos arreglen la vida. Lo que debemos tomar de los «santos» es el buen ejemplo que nos han dejado y nada mas!

  2. angel47 en mayo 13th, 2013 10:09 am

    El pueblo colombiano es tan ignorante en cuestione de la palabra de Dios, el único intercesor que tenemos entre Dios y el hombre es nuestro señor Jesucristo y nadie mas lean Exodo 20 y mire que les dice de la idolatría, la iglesia catolica tiene una cuenta larga con Dios por estar enseñando una doctrina falsa, la santificación de los muertos, Dios esta vivo no esta muerto y el muerto no tiene conciencia, y la iglesia esta enseñando algo que para Dios es una abominación, pedirle milagros a un muerto, el obispo de romo el señor francisco tiene que rendile cuenta a Dios, por esa eregia, todo esto es IDOLATRÍA, despierta pueblo y lee la biblia que es la palabra de Dios y te enseña muchas cosas que estan ocultas, pidele a Dios revelación de su palabra.

  3. silvio sanchez gonzalez en mayo 14th, 2013 8:14 am

    estoy de acuerdo con los anteriores coentarios El Señor Jesucristo es el unico que ha resucitado, y que esta vivo para siempre, que no nesecita intermediarios el nos escucha desde donde estemos,las imagenes son abominasion, al señor es burla.yo grasias al señor ley la biblia los 66 y 77 libros y en las dos biblias disen que es pecado grave adorar imagenes. el papa , los obispos y saserdotes lo saben. para que engañan al pueblo,o es que ustedes no an leido la biblia,grasias al Señor ami ya no me engañan, porque la estudie ,no crean lo que le disen , lean por fabor la palabra del Señor.El les da sabiduria,yo estube algun dia ablando con sacerdote amigo y le comente y el me dijo yo lo se pero tengo que cumplir las ordenes.

Deja un comentario

cialis 20 mg viagra cialis fiyat