OPERACIÓN JAQUE II

mayo 19, 2013 6:45 pm

JULIO FERNANDO 2 (1) Por: Julio Fernando Rivera Vallejo

El 9 de Diciembre de 2.008, el entonces Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, fue coprotagonista en el acto de lanzamiento del libro ´´Operación Jaque, la verdadera historia ´´, del escritor Juan Carlos Torres, al aparecer como autor del Prólogo de la misma, en la que se narra el operativo realizado por el Ejército Nacional para rescatar a la ex dirigente política, Ingrid Betancourt, a once militares y policías y a tres contratistas norteamericanos que habían sido secuestrados por las Farc; sí, el mismo grupo armado al margen de la ley con el cual ahora se está fumando la pipa de la paz con aroma de fino y auténtico picadillo Habanero.

En la acción militar efectuada el 2 de Julio de ese año, Santos también fue coprotagonista, pues, desde su ´´ cartera ´´- ¿quién habrá sido la primera persona en el mundo en hablar de cartera para referirse a un Ministerio? ¿Habrá sido un carterista, especialista en sacarle el dinero del bolsillo a los incautos?- desde su cartera, repetimos, el ilustre Juan Manuel, estuvo en el reparto, o mejor, en el libreto porque no hubo botín?, aunque fue algo de película?, cuyo papel principal encarnó su jefe de entonces, el ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

Pero como dicen los jíbaros, (quienes no saben todavía si apoyar o no la posición del Secretario de la OEA, José Manuel Insulsa, en torno a la legalización de la Marihuana, (ya que hacerlo implicaría dejar de ser perseguidos, cosa muy positiva para ellos, pero, económicamente les resultaría perjudicial, ya que los colocaría en igualdad de condiciones y de ingresos que los vendedores de cigarrillos al menudeo): ´´ todos tenemos derecho a aspirar ´´, razón por la cual, mientras otros piensan que no por mucho madrugar amanece más temprano, el primer mandatario y cuasi candidato quiere aplicar la teoría contraria, o sea aquella según la cual, Santo que madruga gana mayores indulgencias para mantenerse y ascender en los altares.

Al escuchar a JM el viernes anterior hablando de su interés por la ´´ reelección de sus políticas ´´, millones de colombianos tuvimos la misma sensación que cuando su antecesor habló de la ´´ encrucijada del alma ´´; en ambos casos la intención ha sido la misma, aunque en el actual mucho más evidente desde hace algunos días cuando JM afirmó que en el evento de buscar la reelección lo haría por dos y no por cuatro años, planteamiento que le mereció cuestionamientos jurídicos y políticos de todo orden, pero que se constituyó en la primera jugada maestra de un ajedrecista que movió un caballo y logró entonces que el adversario – todos saben su nombre – destapara sus piezas. Además, como le dijeron que por dos años no se podía, lo que implicaba un rechazo a su generoso y noble desapego por el poder, pues, listo, al que no quiere caldo se le dan dos tazas y ni corto ni perezoso se quedó callado y, que quede claro, obligado por los enemigos va por los cuatro. Como dice un amigo caleño, tenga para que se entretenga.

De acuerdo a lo establecido en el artículo 4 de la Ley 996 de 2.005 o Ley de Garantías, la simple manifestación de su deseo por ser candidato a la presidencia, sin necesidad de inscribirse, lo dejaría investido de esa calidad, lo que limitaría su gestión al frente del Ejecutivo, no obstante que la congelación de la contratación pública comienza a regir seis meses antes de la primera vuelta, pues, muchos empezarían a mirar con lupa la utilización de recursos del erario y seguramente a endilgarle fines proselitistas a todas sus actuaciones.

Ahora, en la mesa, cubierta con un inmenso mantel semejante a una enorme camiseta del Boyacá Chicó, las fichas del Presidente están a la vista de todos: El Rey, es sin duda Germán Vargas Lleras, único oficialista eventual contrincante de JM y firme contradictor del ex presidente Uribe; con éste en su equipo de avanzada, mata dos pájaros de un solo tiro y que conste que no estamos haciendo alusión alguna a los cóndores que, según Álvarez Gardeazábal, no entierran todos los días; la Dama, María Emma Mejía, para ponerle al debate ese toque femenino de inteligencia y belleza que poco le colocan las verdaderas primeras damas, y, a su lado, torres como el General (r) Oscar Naranjo, por cuyo ´´ pase ´´ Uribe pagaría los mismos millones de euros que en Francia están dando por Falcáo y el ex ministro Gabriel Silva y, alfiles como el ex director del Banco de la República Juan José Echavarría y otro que pronto aparecerá sobre el tablero. A los dos caballos, es mejor no mencionarlos para no herir susceptibilidades y a los ocho peones, pues, les tocará pelearse el honor cargando ladrillo y colocando votos en las distintas regiones del país.

Con su pieza principal, la ventaja de JM, es que si las encuestas no le son favorables seis meses antes de la primera vuelta, deja a su Rey y sigue con el poder detrás del trono y, si la opinión pública le es favorable, pues, quita a su Rey, guarda la pieza durante cuatro años y sigue ejerciendo. Linda jugada: con cara gano yo y con sello pierde usted.

Sin duda, quien le quiera ganar la partida al nuevo ajedrecista que se cansó de ser coprotagonista, tendrá que parar al frente fichas peso pesado o resignarse a seguir siendo oposición.

Deja un comentario

cialis 20 mg viagra cialis fiyat