Crean collares de dulce y chocolate a partir de impresoras 3D

marzo 14, 2014 3:36 pm

impresora 3d dulce

Von Hasseln, director creativo de la empresa 3D Systems presentó en el festival multidisciplinar de tecnología, música y cine South by Southwest, una impresora 3D que produce caramelos, collares de chocolate y adornos comestibles para tartas de novia que se comercializará con un precio de entre 4 mil y 10 mil dólares.

Chef Jet (como se llama la máquina) y su versión más sofisticada Chef Jet Pro, estarán disponibles en el mercado a finales de este año, según explicó en entrevista Von Hasseln, quien presentó el prototipo en el mencionado festival.

La máquina se comercializará entre 4 mil y 10 mil dólares, dependiendo de la cantidad de colores en que pueda imprimir: «Utilizamos este prototipo en Sugar Lab, una pastelería de Los Ángeles donde hacemos todo tipo de confites divertidos, incluidos chocolates y caramelos» explicó Hasseln.

El proceso para imprimir los dulces comienza con la elaboración por ordenador de un modelo tridimensional del objeto que se quiere imprimir, luego un programa informático divide ese modelo en capas, que sirven de patrones para la impresora, empezando con la capa inferior. La máquina distribuye una capa fina de azúcar que se rocía con agua.

Ese proceso se repite varias miles de veces hasta que se han completado todas las capas y se obtiene una réplica real de azúcar glaseado del modelo diseñado por ordenador.

«Para que la gente pueda entenderlo, les pongo el ejemplo de lo que ocurre cuando uno añade agua al azúcar y lo deja en un recipiente toda la noche» señaló el creador.

«Lo que uno se encuentra por la mañana es una especie de roca dura, azúcar cristalizado que es muy difícil de limpiar y ese es básicamente el proceso que utilizamos para imprimir caramelos» , añadió el empresario.

Entre los interesados en comprar esta tecnología está también la agencia espacial estadounidense, NASA, que firmó un contrato por 125 mil dólares con la firma Systems & Materials Research para desarrollar una impresora de pizzas que se pueda transportar en los vehículos espaciales.

Los comentarios están cerrados.