LA UMH ES VERDADERO MATRIMONIO

junio 28, 2014 7:24 pm

Carlos Fradique Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (17)
En Colombia el matrimonio consensual es llamado Unión Marital de Hecho. Si analizamos cada una de las palabras y atisbamos sus sinó-nimos tenemos lo siguiente:
Unión es lo mismo que alianza, asociación. Marital es lo mismo que conyugal, nupcial, familiar, matrimonial. La expresión de hecho se re-fiere a que la ley no regula la institución.
Bajo estas premisas se concluye que Unión Marital de Hecho es tanto como alianza conyugal o matrimonial de hecho. La denominación fue dada por recelo frente a la Iglesia Católica, bajo cuya doctrina la unión sin matrimonio eclesiástico es (¿era?) pecado mortal y desconoce que los seres humanos han vivido bajo esta modalidad durante cerca de 40.000 años.

Por lo demás, no es jurídicamente cierto que la unión sea de hecho, porque abundan leyes y jurisprudencia que regulan la institución y en no pocos casos le dan prevalencia frente al matrimonio ceremonia, como cuando se decide respecto de la persona que tiene derecho a la sustitución de la pensión.

El Código Civil enseña que el matrimonio es la UNION de un hombre y una mujer con el fin de vivir juntos, de procrear y auxiliarse mutuamen-te. Agrega que el matrimonio se constituye y PERFECCIONA POR EL LIBRE Y MUTUO CONSENTIMIENTO de los contrayentes expresado ante el funcionario competente. Por esta razón se comete error cuan-do se dice “Tal juez me casó” o “Tal notario me casó”.

El Código Canónico enseña que el matrimonio es una ALIANZA entre varón y mujer para toda la vida y que lo produce el CONSENTIMIEN-TO de las partes legítimamente manifestado entre personas jurídica-mente hábiles. No sobra agregar que este consentimiento se debe ex-presar ante sacerdote o diácono delegado para presenciar el matrimo-nio. Por esta razón se comete error cuando se dice “Tal cura me casó” o “Tal diácono me casó”.

Si el matrimonio civil es UNIÓN de hombre y mujer; si el matrimonio católico es una ALIANZA entre hombre y mujer y si lo que denomino MATRIMONIO CONSENSUAL es la unión matrimonial entre un hom-bre y una mujer y si además todas estas uniones tienen efectos civiles similares, no hay razón para negarle a esta última la naturaleza de ma-trimonio.

Los doctrinantes no se han detenido a razonar sobre la calificación de
“compañeros permanentes” que la ley da a quienes viven en matrimo-nio consensual, en tanto que respecto de quienes han formalizado su matrimonio ceremonia solo predica que tienen la obligación de vivir juntos. Si el matrimonio, en sentido amplio, es convivencia, la expre-sión compañeros permanentes describe con mayor fuerza la unión matrimonial, que la prédica simple de la obligación de convivir.

En contra del compromiso y de la permanencia del matrimonio, en cualesquiera de sus formas, Colombia permite la yuxtaposición de uniones dando lugar a una ilegal convivencia en bigamia y hasta tri-gamia, que genera graves conflictos personales y patrimoniales.

HISTORIA DEL MATRIMONIO CONSENSUAL
El matrimonio consensual tiene la misma historia del ser humano. Este
matrimonio debió aparecer con la primera pareja que sub¬sistió sobre la tierra. Pregunto: ¿Ante quién se celebró el matrimonio entre el primer hombre y la primera mujer? ¿Cuál fue el rito que se observó en este primer matrimonio? Si nos atenemos a una respuesta que se acomode a la razón común, debemos entender que esta primera unión fue un verdadero ma¬trimonio consensual y en ningún caso un matrimonio de derecho, pues esta institución es una figura jurídica que se
reglamentó luego de muchos años de vida de las primeras formas de sociedad.

EL MATRIMONIO CONSENSUAL EN LA ROMA ANTIGUA
En la Roma antigua, el matrimonio era informal, consensual y sólo po-dían celebrarlo ciertas personas. Quienes no podían casarse según el derecho civil o quiritario, lo hacían median¬te una forma que se llamaba CONCUBINATO, cuyo sentido etimo¬lógico nos indica que era vivir ba-jo el mismo techo. PERO EN ROMA LOS CONCUBINARIOS ERAN TENIDOS COMO SI FUERAN VERDADERA¬MENTE CASADOS, es decir, el concubinato era una forma de ma¬trimonio. Luego apareció la civilización cristiana y denunció el concubinato como una forma de vi-vir en pecado, y fue tal su influencia que en Colombia era delito y el hombre era desterrado y la mujer condenada a pena de arresto. ¿Có-mo podemos imaginarnos a Colombia, si en esta época existiera este delito? Sería tanto como si el adulterio todavía fuera
castigado con cárcel.
carlosfradique@etb.net.co

Una respuesta sobre “LA UMH ES VERDADERO MATRIMONIO”

  1. Alvaro en junio 29th, 2014 12:34 pm

    Muy buena reflexión,difícil de entender para la mayoría de colombianos tan conservadores y poco reflexivos.

Deja un comentario