Rescatan 458 menores que eran explotados sexualmente en una casa de Michoacán

julio 16, 2014 10:37 am

michoacan

Las autoridades de México dieron hoy una noticia que impactó a todos: rescataron a 458 menores de edad y 138 adultos que estaban esclavizados y eran víctimas de abusos sexuales en un hogar ubicado en la ciudad de Zamora, en el occidental estado de Michoacán.

La directora del hogar «La Gran Familia», Rosa del Carmen Verduzco, se encontraba detenida junto con ocho personas que trabajaban en el establecimiento y están declarando, informó la Procuraduría General de la República en una conferencia de prensa.

La investigación sobre el internado, donde viven niños abandonados junto a otros que tienen padres, se inició por denuncias sobre el caso de cinco niños cuyos padres denunciaron que no se les permitía verlos.

Estos padres, así como otros testigos, denunciaron que cientos de chicos eran obligados a pedir dinero, dormían en el suelo entre ratas y chinches, comían alimentos en mal estado y eran víctimas de abusos sexuales.

El gobierno federal realizó ayer un operativo con fuerzas del Ejército y policías federales para intervenir el albergue, al tiempo que los chicos están siendo reubicados en instalaciones estatales.

«El operativo se deriva de al menos 50 denuncias en contra de los administradores de la casa hogar, principalmente de la señora Rosa del Carmen Verduzco por privación ilegal de la libertad», dijo Tomás Zerón, director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR.

En total fueron rescatados 278 niños, 174 niñas de entre 3 y 17 años, así como seis bebes de entre dos meses y 3 años, informó Rodrigo Archundia, otro alto funcionario de la PGR.

Según reportes de prensa, Verduzco -apodada «La Jefa» o «Mamá Rosa»- tenía denuncias desde hace varios años atrás porque no permitía a salir a los menores que ingresaban y pedía una especie de rescate por devolver a los niños a sus padres.

El hogar funcionaba desde 1947 y era financiada con donaciones de empresas, personas y gobierno según su página de Facebook.

Zerón dijo que una de las víctimas señaló que cuando cumplió 18 años pidió a Verduzco dejar el albergue pero que la mujer se negó y la obligó a trabajar allí por 13 años más. Esta víctima «tuvo dos hijas a las que no se le permitió registrar bajo su nombre y (las cuales) se encontraban privadas de su libertad», por lo que llegó a ofrecer 10.000 pesos (USD 753) a la directora del albergue por su liberación, añadió.

Los bebes que nacían en el albergue eran registrados como hijos de Verduzco, «sin que los padres biológicos pudieran llevar ninguna tutela o decisión sobre los menores, argumentando que los dejaría ir al cumplir la mayoría de edad», agregó el funcionario.

En varios estados de México, donde casi la mitad de la población vive en la pobreza, son comunes los albergues dirigidos por privados, debido a que el estado muchas veces no tiene la capacidad como para albergar a los menores abandonados o cuyos padres no pueden mantenerlos.

Los comentarios están cerrados.