EE.UU.: senado rechazó proyecto de reforma migratoria

febrero 15, 2018 7:25 pm

Tags de esta nota:

Foto: Wikimedia

Este jueves el Senado de los Estados Unidos rechazó una iniciativa presentada por un grupo bipartidista de senadores y que proponía regularizar 1,8 millones de jóvenes indocumentados, a cambio de 25.000 millones de dólares para el muro fronterizo con México.

Con esta decisión, el Senado devuelve las negociaciones sobre inmigración al comienzo, puesto que la propuesta bipartidista había sido el mayor logro de las negociaciones, que han durado meses.

Aunque la propuesta alcanzó el respaldo de 54 senadores, pero 45 votaron en contra y no logró superar la barrera de los 60 votos en el Senado, donde los republicanos tienen la mayoría.

El voto en contra del Senado llega poco después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazara con vetar la iniciativa legislativa si lograba el apoyo del Congreso.

Sarah Huckabee Sanders, portavoz de la Casa Blanca, aseguró que si el presidente recibe una iniciativa legal que incluye las propuestas de los legisladores demócratas y republicanos, sus asesores «le recomendarán que lo vete».

Una propuesta legislativa necesita, para convertirse en ley, la aprobación del Senado, de la Cámara de Representantes y la firma del presidente.

El acuerdo bipartidista fue presentado anoche por un grupo de 16 senadores de ambos partidos, bautizado como «la coalición del sentido común».

Esta propuesta, impulsada por la republicana Susan Collins y el demócrata Joe Manchin, incluye un camino para otorgar la ciudadanía a los jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos de niños, conocidos como «soñadores», y también fondos para el muro fronterizo con México.

Así las cosas, cumple con dos de los «cuatro pilares» que Trump había exigido para que el proyecto reciba el apoyo de la Casa Blanca.

Los otros dos -no incluidos en el pacto- son cancelar la «lotería de visados», que asigna 50.000 permisos de trabajo y residencia al año a ciudadanos de países con bajas tasas de migración a EE.UU.; y terminar con el actual sistema de reagrupación familiar, conocido por sus detractores como «migración en cadena».

Los comentarios están cerrados.