AUTO REIVINDICACIÓN DE LOS DERECHOS DE LA MUJER

marzo 5, 2018 9:55 am

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (174)

El 8 de marzo se celebra en el mundo el “Día Internacional de la Mujer y surge para hacer propaganda a favor de los derechos laborales de las trabajadoras y manifestación contra la guerra.” En la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, en Copenhague, Dinamarca, en 1910, convocaron a todos los estados para trabajar conjuntamente en la eliminación de toda forma de explotación y discriminación de la mujer y luchar por la participación plena e igual en el desarrollo social.

LAS NACIONES UNIDAS

En el año 2000 los 189 países miembros de las Naciones Unidas, se propusieron conseguir para el año 2015 erradicar la pobreza extrema y el hambre, promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer garantizando niveles mínimos de enseñanza en el año 2020, reducir la mortalidad infantil y por supuesto reducir la muerte de niñas y adolescentes y mejorar la salud materna.

COLOMBIA Y LAS METAS DEL MILENIO

Colombia no ha cumplido las metas del milenio. Ha tenido avanzas cuantitativos al aumentar la cobertura, pero ha desmejorado la calidad de la prestación de servicios. La educación para la mujer está en niveles muy bajos, la salud está en grave crisis. La pobreza, o mejor las familias que tienen limitaciones económicas es muy significativa.

Se cree que la persona que tiene un celular, una moto y ha logrado vivir en un cuarto con piso pavimentado ha salido de la pobreza así sus ingresos no sigan superando el salario mínimo mensual que no es suficiente para medio vivir dignamente; La igualdad de género y lo que llaman equivocadamente la ideología de género se ha centrado en reconocer la diversidad de sexos, los niños siguen muriendo de hambre y muchos se engendran a sabiendas de que escasamente sobrevivirán sin calidad de vida y sin acceso real al conocimiento y a la ciencia; la salud materna se centra en atender el embarazo infantil y adolescente que promueve la irresponsabilidad de la pareja pero especialmente la del hombre que embaraza y se esfuma o se queda al pie de la madre para causarle problemas, para agredirla y en muchos casos para lesionarla o asesinarla.

LA MUJER TRABAJADORA

No parece bien que se hable de mujer trabajadora y mujer no trabajadora. Todas las mujeres son trabajadoras. Unas reciben sueldo u honorario y otras no reciben paga por su trabajo. Para las primeras es necesario reivindicar el derecho del salario igual a trabajo igual y para las segundas reivindicar el derecho a recibir paga. Y para las mujeres empresarias todo el apoyo para que sus proyectos sean reconocidos por sus buenos resultados. Y atención especial a las mujeres que trabajan en las empresas de sus parejas y están laboralmente desprotegidas. Deben recibir salario según su trabajo y el reconocimiento pleno de sus prestaciones y seguridad social.

GARANTIZAR LOS DERECHOS DE LA MUJER ES COMPROMISO DE TODOS

Veamos:

LA FAMILIA.- Es importante recordar que debemos ser progenitores responsables. No crear hijos o hijas si no se cuenta con lo necesario para atender el pago de los derechos básicos fundamentales. Y menos crear hijas con la idea de que deben ser buenas amas de casa o hábiles para conseguirse “un buen partido”. El cuento de que es suficiente el amor para mantener la vida en pareja, es un mito celestial. Con solo amor no se puede tener una vida digna.

LA SOCIEDAD.- Es infame que la sociedad pretenda explotar a la mujer y presentarla como un objeto para promocionar ventas, para obtener ganancias en el mercado del sexo y del licor y otros negocios perversos. En el consumo del licor, el estado cantinero es cómplice doloso de todos los daños que se causen a la mujer.

LOS MEDIOS.- Es inexplicable que se promuevan todas las formas de burlarse de la mujer, de ridiculizarla con canciones, con chistes, con acoso laboral o relacionado con algún tic y costumbre de las mujeres. Hay muchos medios que se prestan para ridiculizar a la mujer y grave que la mujer no reclame con la contundencia que merecen estos casos.

LAS AUTORIDADES.- Son muchas las leyes y los discursos y las directrices que emanan de las autoridades. Parecen saludos a la bandera. Seguro que este 8 de marzo habrá una rosa, un saludo protocolario, un tamal o un desfile y el del 9 en adelante la mujer seguirá en los puestos secundarios que las políticas del gobierno tienen destinadas para ellas.

LA CULTURA DEL HOMBRE.- El machismo es una enfermedad social que no hemos podido superar. Y muchas veces alimentado por las mismas mujeres que rinden culto al hombre que es churro, que tiene dinero, que es “inteligente”, que gasta, que no es tacaño. Tenemos que aprender a reconocer a la mujer como un ser que tiene los mismos derechos que el hombre cuando están en actividades semejantes. En actividades desiguales unas veces será mejor el hombre y otra será superior la mujer.

LA CULTURA DE LA MUJER.- En Colombia, la liberación de la mujer se ha gestado desde 1932, luego 1954 y al final en 1.974. Ante la ley iguales, pero en el diario vivir todavía hay mujeres gerentes que entregan el sueldo a sus parejas para que lo administren o que les piden permiso para desempeñarse laboralmente o adelantar estudios. La mujer debe tomar conciencia de que es una persona libre, independiente y que si ha formado un hogar es cogerente de la empresa familiar.

LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA.- Los funcionarios administrativos o judiciales no son imparciales en casos en los que está involucrada una mujer. O la protegen sin límites o las desamparan. La equidad y la justicia no son de buen recibo en casos de mujeres.

MAGOLA Y EL DÍA DE LA MUJER

A Magola, la genial caricaturista de EL ESPECTADOR le preguntaron el viernes 2 de marzo de 2018: ¿Cuándo es el día de la mujer? Y respondió TODO EL AÑO. Tiene razón MAGOLA y por esta razón mi llamado es para que hombres y mujeres trabajemos unidos para lograr el verdadero equilibrio en el reconocimiento de los derechos laborales de todas las mujeres. Sin descanso, sin fatiga, sin bajar la guardia.

SIGAMOS CULTIVANDO EL RESPETO

Sigamos cultivando el respeto, las palabras decentes, el buen trato, la mejor cultura, el decoro, la autoestima, el civismo, el ser mejor cada día en nuestras familias, en nuestra sociedad y en Colombia para tener personas que puedan solucionar con prudencia sus conflictos y por sobre todo con la garantía de que tendrán asegurado su futuro en sana convivencia.

Bogotá, del 5 al 11 de marzo de 2018

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com

Deja un comentario