SEMANA DE LA PAZ Y DE LOS DERECHOS HUMANOS, MATRIMONIO Y PAREJAS DEL MISMO SEXO

septiembre 6, 2020 3:38 pm

Por:Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (307)

LA PAZ

Los colombianos tenemos derecho a vivir en paz y tenemos la obligación de cultivar la paz. Si vis pacem, cole iustitiam. “Si deseas la paz, cultiva la justicia” es una sentencia latina que hemos olvidado. Y la justicia es el resultado de la equidad y la equidad es dar a cada quien lo que necesita, lo que merece, pero no menos de lo preciso para tener una vida digna.

Debemos comenzar por cultivar la paz en nosotros mismos, en nuestras familias, en nuestro entorno. No agredirnos, no agredir a los demás y no dar oportunidad para que nos agredan.

Colombia es un país inequitativo en su mayor expresión, Las desigualdades entre los que lo tienen todo y los que medio sobreviven es del 1 al 50. Y los del 1 son cerca del 10% los del 50 son otro tanto. El 80% restante se acerca más a los del 1, que a los del 50.

Es urgente, con responsabilidad social, cambiar esa relación de inequidad.

LOS DERECHOS HUMANOS

El 9 de septiembre es el día de los derechos humanos en Colombia.
Los derechos humanos se deben aplicar en la familia porque la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana. La familia es la célula, el núcleo fundamental de la sociedad. En la familia se enseñan los valores de respeto que anulan comportamientos de barbarie para que las personas puedan vivir libres del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias. En la familia se siembran las semillas de la amistad entre las personas.
Por estas razones podemos hablar de LOS DERECHOS HUMANOS EN LA FAMILIA Y MI LLAMADO ES A RESPETAR ESOS DERECHOS EN EL SENO DE NUESTRO HOGAR. HAGÁMOSLO YA.

MATRIMONIO Y PAREJAS DEL MISMO SEXO

Estamos en septiembre, mes de los derechos humanos. El Artículo 16 de la declaración universal de los derechos humanos reza: “Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.” “La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.” En igual sentido se leen los Arts. 5 y 42 de la Constitución Colombiana.

Matrimonio y familia son conceptos diferentes y sobre el particular no hay duda. El matrimonio es un contrato y la familia es una institución. En principio, el matrimonio solo puede celebrarse entre un hombre y una mujer por ser esta unión la única garante de la subsistencia de la especie humana. Y deben hacerlo bajo principios de responsabilidad y libertad. La Corte Constitucional, vía tutela, reformó en Art 113 del Código Civil y le dio a la tutela el carácter de ley y ordenó que jueces y notarios deben presenciar la unión de parejas del mismo sexo, con el nombre de matrimonio. Como las cosas son lo que son y no lo que les quiera decir su nombre, hay serios reparos a esta denominación. Y al final en Colombia se entiende que la ley es la ley, salvo que se pueda inaplicar por motivos de inconstitucionalidad.

Una pareja de mujeres pidió a un juez de Cartagena que presenciara su matrimonio y el juez se negó a casarlas (Sic) “porque ello es contraría mi moral cristiana, va contra mis principios esenciales, y cuando exista conflicto entre lo que dice la ley humana y lo que dice la ley de Dios, prefiero agradar a mi Señor…”

Decisión fundada en el derecho a no ser obligado a quebrantar los principios de conciencia, pero no acertada en cuanto se negó a casar a la pareja, lo correcto es a presenciar la unión de la pareja, y ha debido reenviar las diligencias para un nuevo reparto. El juez dio oportunidad para una gran reflexión nacional sobre el imperio y la defensa de la Constitución y el derecho de los jueces a legislar y a separarse de los mandatos legales.

SIGAMOS CULTIVANDO LA PAZ EN LA FAMILIA

Sigamos cultivando el respeto, las palabras decentes, la autoestima, el civismo, en nuestra familia, en nuestra sociedad y en Colombia para para tener un futuro en sana convivencia.

Bogotá, del 7 al 13 de septiembre de 2020

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiqcarlosSr Blog: www.ElComPAZ.com
www.vidaenfamilia.com.co
Telf. 3153467089

Deja un comentario