LA MISIÓN DE LA ESCUELA Y DIA DEL MAESTRO

mayo 9, 2021 5:57 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (340)

LA EDUCACIÓN ES LA PUERTA DEL ÉXITO

Asumo que estamos de acuerdo: La educación es la puerta del éxito y la llave que abre el camino para vencer las barreras económicas que impone la pobreza. Debemos recuperar el saber y convencernos del inmenso valor del poder de la educación.

Las naciones con mejores estándares de vida, han logrado sus altos niveles educando a sus habitantes. Desde ya aceptemos que el pueblo más educado no es el que tiene personas con más cartones o títulos escolares, sino el que tiene personas que se han formado para acceder al conocimiento y a la ciencia. No necesariamente el saber avalado con doctorados que en estricto sentido no garantizan sabiduría.

Es importante distinguir entre educar, formar, informar. Se educa en valores que construyen barreras morales que impiden el mal obrar, se forma en principios para vivir con propósitos cívicos como persona y como integrante de la sociedad y se informa para acceder al conocimiento.

El ideal de que todas las personas sean pacíficas, prósperas, generadoras de conocimientos para el bien, puede ser una quimera. No se puede soñar con una sociedad con solo gente sana. Hay espacios para la enfermedad y para enfermos y es obligación que evitemos la enfermedad y que llegado el caso se ofrezcan medidas efectivas de sanación.

De la romántica constitución de 1991, ya poco queda de la original, podemos tomar las siguientes ideas:

¿Qué es la educación? Es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social. Recordemos que debemos recuperar el saber y convencernos del inmenso valor del poder de la educación.

¿Por qué educar? ¿Para qué educar?

Para buscar y encontrar el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura. Recordemos que debemos recuperar el saber y convencernos del inmenso valor del poder de la educación.

¿Cómo educar?

Formando personas en el respeto a los derechos humanos, a la paz y a la democracia; y en la práctica del trabajo y la recreación, para el mejoramiento cultural, científico, tecnológico y para la protección del ambiente. Recordemos que debemos recuperar el saber y convencernos del inmenso valor del poder de la educación.

¿Quiénes deben educar?

El Estado, la sociedad y la familia son responsables de la educación. Recordemos que debemos recuperar el saber y convencernos del inmenso valor del poder de la educación.

Ahora la pregunta: ¿El Estado, la sociedad y la familia, responsables de la educación, estamos cumpliendo con la misión de educar, formar, informar a nuestros hijos, nietos, estudiantes para vivir en sana convivencia, en prosperidad, en un mundo que presenta nuevos retos todos los días?

DIA DEL MAESTRO. Ante todo gratitud

Los maestros, los más sabios, los más estudiosos, los de mejor ejemplo, los magister, los que han alcanzado “el nivel más alto de conocimiento o competencia que a que una persona puede aspirar”, son nuestra luz, nuestra guía para prepararnos en el camino del aprender a aprender, del ser mejores cada día, de ser buenos hijos, buenos hermanos, buenos padres, buenos cónyuges y de contera buenos ciudadanos. Por supuesto que aplica para hombres y mujeres.

Para ellos nuestra gratitud y nuestras bendiciones por su apostolado y servicio a la humanidad.

Gracia, muchas gracias a todas nuestras profesoras y a todos nuestros profesores. Su tarea ha dado buenos frutos y por eso los llevamos en nuestro corazón.

SIGAMOS CULTIVANDO LA PAZ EN LA FAMILIA

Desde el pasado 28 de abril vivimos los rigores de una violencia milimétricamente programada por un comité ampliado de paro que promueve desestabilizar nuestra sana convivencia.

Sus cabecillas están perfectamente identificados, lo mismo que los congresistas, gobernadores y alcaldes que atizan las asonadas. El Gobierno y la policía y hasta la sociedad ha mostrado miedo a los perturbadores y ya es hora de que se demuestre que hay autoridad y decisión inquebrantable para recuperar el orden público.

Es verdad que vivimos con graves inequidades ensanchadas por los efectos de la pandemia, que no ha sido bien manejada por algunos alcaldes y por las personas en general. Somos campeones en temas de irresponsabilidad social.

Por todas estas razones debemos seguir cultivando el respeto, las palabras decentes, la autoestima, el civismo, en nuestra familia, en nuestra sociedad y en Colombia para para tener vida digna y sana convivencia.

Bogotá, del 10 al 16 de mayo de 2021

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com y
cfmconsultas@gmail.com

Twitter @fradiqcarlosSr Blog: www.vidaenfamilia.com.co
Telf. 3153467089

Deja un comentario