ESTADO ASOCIAL SIN DERECHO

junio 6, 2021 6:04 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez

Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (344)

En teoría, Colombia es un Estado social de derecho, pero en la práctica es un estado asocial sin derecho, o lo que es lo mismo, vivimos una época en la que todos estamos contra todos, contra la familia y la sociedad, sin reglas que pongan orden entre las personas.

Desglosemos el concepto.

Estado, Nación, País, suma de territorio y personas ligadas o unidas por un mismo sentimiento patrio, para el caso nuestro, COLOMBIANIDAD.

SOCIAL viene de sociedad y para el caso de los socios humanos. Y se refiere también a lo que tiene relación con la sociedad,

DERECHO, en sentido amplio, normas que regulan el comportamiento de los seres humanos en sociedad.

Decantado el concepto, un ESTADO SOCIAL DE DERECHO, es aquel en el que se respeta al ser humano, en todas sus dimensiones y garantiza sus derechos fundamentales para tener una vida digna. Progenitura responsable, embarazo con atención médica oportuna, cuidados físicos y mentales y auto preservación de la salud, nacimiento en condiciones de salubridad, alimentación sana y equilibrada, educación de calidad, información y formación académica permanentes y actualizada, trabajo y ocupación con remuneración justa, solidaridad entre las personas y voluntad de vivir sanamente , sin odios ni violencia, prevalencia del interés general sobre el particular egoísta y garantía de tener un retorno a la nada o la vida eterna según las creencias de cada quien, en condiciones decorosas.

Según la Corte Constitucional. “El estado social de derecho lo componen tres dimensiones básicas a saber:

La dimensión de la vinculación social del Estado. Esto es, la obligación de los poderes públicos, tal vez mejor de las 5 ramas del poder público, de velar por la distribución e igualación, mejor equidad, de bienes materiales.
La dimensión de la referencia social de los derechos Fundamentales. Impone la obligación de interpretar estos derechos. Talvez de interpretarlos y aplicarlos correctamente por parte de los habitantes del país.
La dimensión de la obligación del Estado de articular la sociedad desde bases democráticas. Es tal vez la sana convivencia que resulta de la participación solidaria, honrada, honesta, sin trampas, de los habitantes y de la presencia en la sociedad de las autoridades y funcionarios, para garantizar los derechos y hacer cumplir los deberes de los asociados.

Para las anteriores afirmaciones tomé como guía la Sentencia T 406 de 1992, de la Corte Constitucional.

En Colombia estamos lejos de vivir en un ESTADO SOCIAL DE DERECHO.

Veamos: Parte del territorio está en manos de ilegales y la ausencia de las autoridades es evidente. En los habitantes reina el egoísmo y la indiferencia y cada quien es una rueda suelta. Ni siquiera tenemos lazos de familia porque en el hogar se cuecen las peores formas de violencia contra las personas. Las normas, las leyes, el Derecho, está deshilvanado, como si fuera progreso y visión futurista que cada funcionario tuviera su propia constitución y sus propias leyes.

En el escudo nacional leemos, LIBERTAD Y ORDEN y en los hogares, en las calles reinan el libertinaje y el desorden porque cada quien se considera con derecho a comportarse como a bien o mal quiera.

LO QUE DISPONE EL COMITÉ DE PARO

Como hemos estado desde tiempo atrás ausentes de vivir en un Estado social de derecho, hay descontento, pobreza, inequidad, asesinatos, robos, violaciones, injurias y corrupción en todas sus formas y dimensiones. Tenemos personas con gula del poder y no se cansan de acumular privilegios ilegales, injustos, indebidos.

Y aparecen falsos redentores y hemos visto en los últimos meses y especialmente desde septiembre de 2020 hasta la fecha, como unas veinticinco personas, más o menos, se han asociado para reivindicar los derechos de los necesitados, destruyendo justo lo que permite la sobrevivencia de esos necesitados y de contera lo que genera trabajo, riqueza y bienestar social.

Y en ese grupo hay unos que se dicen representantes de un pequeño grupo de empleados, tal vez el 6% de los empleados, todos los del grupo con privilegios fuera de lo común, tales como trabajadores dispersos en grupúsculos, pensionados sin mayor ocupación, algunos docentes públicos, algunos que viven del trabajo de los agricultores, trabajadores del transporte en camiones y similares y al margen, empleados del Estado como unos pocos jueces y atizadores de odios y venganzas políticas como algunos congresistas, que se deben ganar el repudio de colombianos y de ciudadanos del mundo.

Y estos redentores, con mirada de odio, apasionados por la violación de la ley, se han dedicado a destruir pueblos y ciudades, a bloquear vías, a paralizar empleos, la prestación de servicios de salud y a facilitar toda clase de crímenes, robos, asonadas, incendios.

Ya es suficiente y el Gobierno debe ejercer la autoridad, restablecer el orden y los ciudadanos debemos respaldar a las instituciones sin que esto signifique ser gobiernista. Dice la Corte que EL INTERES GENERAL PRIMA SOBRE LOS INTERESES PARTICULARES.

Restablecido el orden, corresponde emprender trabajos, políticas, para que en dos generaciones, tal vez tres, estemos lindando con UN VERDADERO ESTADO SOCIAL DE DERECHO.

SIGAMOS CULTIVANDO LA PAZ EN LA FAMILIA

Sigamos cultivando el respeto, las palabras decentes, la autoestima, el civismo, en nuestra familia, en nuestra sociedad y en Colombia para para tener vida digna y sana convivencia.

Bogotá, del 7 al 13 de junio de 2021

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com y

cfmconsultas@gmail.com

Twitter @fradiqcarlosSr Blog: www.vidaenfamilia.com.co

Telf. 3153467089

Abog. Carlos Fradique-Méndez Sr.

Twitter: @FradiqCarlosSr

Blog: www.vidaenfamilia.com.co

Deja un comentario