Israel vuelve a la mascarilla en interiores tras aumento de contagios

junio 25, 2021 5:01 am

-Mientras tanto, España elimina las mascarillas en exteriores a partir de este sábado.

–El Gobierno israelí anunció este viernes el restablecimiento del uso de mascarilla en los lugares públicos cerrados, tras un aumento del número de contagios, pese a que más de la mitad de la población está totalmente vacunada en Israel.

«Ante el aumento de los contagios, el ministerio de Salud anunció que a partir del mediodía de hoy, la mascarilla será obligatoria en todos los lugares cerrados, salvo en los domicilios», dprecisó el ministerio en un comunicado.

El incremento de contagios se atribuye a la expansión de la variante delta en el país. El ministerio de Salud también recomienda a los israelíes que lleven mascarillas durante eventos públicos que tengan lugar al aire libre, como los del Pride, que tendrán lugar este fin de semana.

El coordinador nacional de la pandemia, Nachman Ash, declaró que no cree que el país esté ante una cuarta ola de contagios, pero apoyó el retorno al tapabocas por el aumento de la tasa de positividad y el número de casos, que ha superado los 200 en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde abril.

Sanidad registró un total de 227 nuevas infecciones en 24 horas, tras una semana marcada por un significativo incremento por encima del centenar que ha elevado el ratio de positividad del 0,1 al 0,6 por ciento.

Las mascarillas en espacios «que no sean abiertos» volverán a ser obligatorias, y quedarán exentos los menores de 7 años, discapacitados, quienes estén solos en el lugar cerrado, los empleados que trabajen en una misma sala y las personas que estén realizando una actividad deportiva.

España sin mascarillas desde este sábado en exteriores

Pero mientras Israel vuelve a implantar la medida de protección, desde este sábado los españoles pueden salir a las calles sin mascarillas.

No obstante, la nueva medida del Gobierno español tiene detractores y escépticos. En el plano sanitario, expertos valoraron que el mayor control del nuevo coronavirus en España y la relativa disminución de casos permiten el relajamiento del uso del igualmente denominado barbijo.

Sin embargo, las condiciones actuales no permitirán un cese definitivo del empleo de la mascarilla. En el transporte público y lugares cerrados será todavía obligatorio cubrirse el rostro.

Un Consejo de Ministros Extraordinario la víspera aprobó la medida, antes anunciada por el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, apoyado en la celeridad del proceso de vacunación en el país ibérico.

Aunque durante las últimas semanas el reclamo de quitar las mascarillas obligatorias iba en ascenso, también dentro de la clase política, el bloque opositor de la derecha señaló que se trata de ‘una maniobra oportunista, una cortina de humo’.

Las críticas apuntan a que Sánchez y la coalición de izquierda que encabeza, lanzó casi al unísono el anuncio de indulto a nueve condenados del llamado ‘procés’ independentista de Cataluña y el cese de restricciones con las mascarillas.

Al cierre del 24 de junio, el país ibérico registró tres millones 777 mil 539 casos de Covid-19 confirmados con prueba diagnóstica de infección activa, con la mayor incidencia en Madrid, Cataluña y Andalucía.

Se han administrado hasta el momento 38 millones, 293 mil 871 dosis de vacunas contra el nuevo coronavirus, con 15 millones, 602 mil 526 personas que ya completaron el proceso.

‘Nuestras calles, nuestros rostros, empezarán a recuperar en los próximos días su aspecto normal’, destacó el gobernante.

Ponderó la posibilidad de disfrutar de una vida en la calle sin mascarilla y aplaudió a todos los españoles que han sido disciplinados, lo mismo que al trabajo de los profesionales de la salud.

Se cuentan en España 80 mil 776 muertos con test positivo. Las cifras han disminuido con la aplicación de cuatro tipos de vacunas, Pfizer-BionTech, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson.

De otro lado, en España, desde el 15 de agosto, fecha inaugural de la Liga de Fútbol de España, las instalaciones podrán acoger al público, aunque la cantidad y las reglas a seguir serán decididos por las autoridades de cada región o comunidad.

Poco después, a partir del 21 de septiembre, la denominada Liga Endesa de la Asociación de Clubes de Baloncesto, aplicará similar iniciativa con la esperanza en este dominio de que la situación habrá mejorado para entonces con el nuevo coronavirus.

De momento tanto el balompié como el basquetbol se benefician de la iniciativa del Gobierno de Pedro Sánchez de poner fin a las mascarillas en espacios abiertos este sábado 26 de junio.

Habrá que guardar distancia de metro y medio entre las personas, pero en recintos cerrados se mantendrá obligatorio el empleo del barbijo. Y aquí flota la interrogante con respecto a lo que sucederá con el baloncesto.

Quedó claro que, al tratarse de pabellones cerrados, los espectadores del más dinámico de los deportes deberán portar mascarillas hasta nuevo aviso.

Mientras la ministra de Sanidad Carolina Darias ofrecía la información, el titular del COE, Alejandro Blanco, detallaba los pormenores de la participación de España en la cita olímpica de Tokio.

Pase lo que pase en Tokio, el camino es lo que ha valido la pena (…) el Covid-19 nos convocó a una labor única, de mucha innovación de los principales protagonistas, entrenadores y deportistas. Hubo momentos de angustia y frustración, reflexionó.

La ministra Darias, por su parte, señaló que se volverá a la normalidad en cuanto a la afluencia de público para el comienzo de la liga de fútbol y del baloncesto.

‘A partir de ahora, las comunidades recuperan esa competencia y serán ellas las que determinen los aforos’, puntualizó. (Información DW y Prensa Latina).

Los comentarios están cerrados.