Incendios en el Amazonas aumentan nuevamente por focos en bosques talados

septiembre 4, 2021 1:18 pm

Espesas columnas de humo se levantaban sobre la selva amazónica de Brasil debido a que las llamas consumían bosques destruidos y los troncos descartados cubrían la tierra quemada como fósforos usados, chamuscados y ennegrecidos.

Un testigo vio grandes áreas taladas y quemadas el miércoles y jueves, a medida que el arco de deforestación se adentra en la jungla cerca del pueblo fronterizo de Lábrea, la municipalidad que más incendios ha registrado este año.

Los incendios aumentaron en la selva tropical brasileña en agosto, según datos del gobierno publicados esta semana, con cifras muy superiores al promedio histórico para el mes por tercer año consecutivo bajo el gobierno de Jair Bolsonaro.

Tales niveles fueron vistos por última vez hace una década, mucho antes de que Bolsonaro llegase al poder. El presidente derechista ha sido criticado por impulsar el desarrollo del Amazonas a la vez que trabaja para debilitar las protecciones medioambientales. Científicos temen que la rápida tasa de destrucción sabotee los esfuerzos globales por limitar el cambio climático.

El excapitán del Ejército ha tratado de revocar los derechos de tierras indígenas, que protegen grandes extensiones de selva tropical, y quitó herramientas a las agencias ambientales, asignando las tareas de fiscalización de cumplimiento de las leyes a los militares, que no han podido evitar la destrucción.

Las áreas recientemente despejadas cerca de Lábrea, en el sur del estado de Amazonas, se estaban convirtiendo en zonas para que pasten las vacas. Existen caminos forestales informales que se ramifican a partir de la Carretera Transamazónica, que termina en Lábrea.

Cerca de allí, hay indicios de que la destrucción también se acerca al protegido Parque Nacional Mapinguari y la reserva indígena Caititu.

Los satélites registraron 28.060 incendios en el Amazonas brasileño en agosto, una disminución del 4% en comparación con el mismo mes de 2020, cuando alcanzaron probablemente su mayor nivel en una década según la agencia nacional de investigación espacial de Brasil, Inpe.

El Amazonas es la selva tropical más grande del mundo y se considera un baluarte vital contra el cambio climático debido a la gran cantidad de dióxido de carbono que su vida vegetal absorbe y almacena.

El elevado nivel de incendios se produce a pesar de la amplia prohibición de Bolsonaro a las fogatas al aire libre y un despliegue militar en respuesta a la destrucción por tercer año consecutivo.

Reuters no vio evidencia de bomberos del gobierno o esfuerzos de fiscalización de la ley ambiental en Lábrea.

El Ministerio de Medio Ambiente de Brasil no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Reuters

Deja un comentario

cialis 20 mg viagra cialis fiyat