CIVILIZADOS, LOS ANIMALES. II parte

octubre 3, 2021 4:19 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (359)
Agradezco leer la primera parte de este ensayo.

BENEFICIOS DE LA PARADA POR EL CORONAVIRUS

La parada laboral causada por el coronavirus ha dejado buenos resultados. El acceso a los medios para mejorar el nivel de cultura es plausible.

He visto documentales de gran valor académico y los relacionados con las guerras, los ataques al planeta, la convivencia, la sanidad mental y la vida de los animales me han dejado lecciones de excelencia.

¿QUE ES EL CONTRATO SOCIAL PARA LOGRAR LA SANA CONVIVENCIA?

Tomo la respuesta de la red: “El contrato social es diseñado con la intención de establecer una autoridad, normas morales y leyes a las que están sometidos y deben cumplir los individuos. Este contrato otorga a cada individuo derechos y deberes, a cambio de abandonar la libertad que posee en el estado natural, para asegurar su sobrevivencia en la sociedad.

No obstante, los términos establecidos en el contrato social pueden cambiar con la condición de que todos los intervinientes estén de acuerdo y así lo expresen.”

LA HISTORIA DE COLOMBIA ES LA HISTORIA DE LAS GUERRAS Y DE LAS DESIGUALDADES

Colombia, desde siempre, desde antes de llamarse Colombia, ha sido escenarios de matanzas, robos, injusticias e inequidades.

A los habitantes caribes, a los panches y otros los califican de caníbales y crueles, los españoles sacrificaron miles de nativos para conquistar nuestras tierras, las luchas de la independencia fueron a sangre y fuego, la religión, la política, el manejo de la economía ha dejado su huella de terror en miles de familias, el engaño y el adormecimiento al pueblo raso se refleja en el 60% por lo menos de familias que viven en esta época cerca de la línea de pobreza.

Desde 1960 se arreció la violencia en campos y ciudades y desde la década de los 70s se hizo inhumana por la presencia del tráfico de drogas prohibidas. Una guerra sin ninguna regla que permita la defensa de la vida y de los bienes de los ciudadanos. El derecho de la guerra, lo que llaman Derecho Internacional Humanitario, cuyo cuerpo está en los convenios de Ginebra no se aplica y además solo se reclama respecto de los organismos del Estado.

En Colombia desde el 9 de septiembre de 2019 grupos de vándalos se han ensañado contra los ciudadanos y los bienes públicos y ha tenido que intervenir la fuerza pública y con mejores defensas el ESMAD, Escuadrón antidisturbios de la policía, y al repeler a los violentos se han causado lesiones a los de la turba y algunos alcaldes han pedido que se termine la policía por violar los derechos humanos en tanto que protegen a los delincuentes. Grave conducta la de los alcaldes en contra del mantenimiento del orden público.

EL ACUERDO DE PAZ CON LA FARC

Colombia firmó un acuerdo de paz con el grupo subversivo FARC y los firmantes se enorgullecen de haber terminado con la violencia en el País. Quiera la Divina Providencia que de algo sirva ese acuerdo aun cuando lo cierto es que los grupos guerrilleros, los asesinos de personas al servicio de la comunidad, la delincuencia común han crecido en tal forma que al ciudadano le da miedo, físico miedo, salir a la calle porque están en riesgo grave su vida y sus bienes.

Colombia se ha vuelto invivible y en Bogotá, ciudad en la que vivo, reinan el terror, el miedo, el acecho. Asesinan de manera cruel, despiadada, con saña por robar un celular o una bicicleta, roban apartamentos, locales, fábricas a la luz del día, la inseguridad espanta y la mayoría de los delincuentes quedan libres porque dicen que se les ha violado el debido proceso y el sagrado derecho a la dignidad humana. A los reducidores, más peligrosos que los ladrones y atracadores, no los persiguen, no los imputan como cómplices de los delitos contra la propiedad. Los delincuentes son considerados inmaculados y las autoridades califican a las fuerzas del orden de abusivas.

LOS ANIMALES NO SE ORGANIZAN DOLOSAMENTE PARA MATAR

Los animales no se organizan deliberadamente para dañar y no hacen planes para matar. No se asocian para delinquir. Cumplen con la ley natural de luchar por su sobrevivencia y satisfechas sus necesidades no atacan, no dañan. Tienen normas de convivencia que las cumplen a cabalidad. Es equivocado afirmar que en la selva no hay dios, ni ley. Sí que los hay y se respetan. Las plantas son seres vivos y en su hábitat conviven felices, sonríen, dan flores hermosas que nunca las podrán replicar las más avanzadas tecnologías.

La semana entrante espere la tercera parte.

SIGAMOS CULTIVANDO LA PAZ EN LA FAMILIA

Sigamos cultivando el respeto, las palabras decentes, la autoestima, el civismo, en nuestra familia, en nuestra sociedad y en Colombia para para tener futuro en sana convivencia.

Bogotá, del 4 al 10 de octubre de 2021

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
www.vidaenfamilia.com.co
Telf. 3153467089

Deja un comentario

cialis 20 mg viagra cialis fiyat