Corte Suprema de Rusia liquida la principal organización de derechos humanos del país: Memorial

diciembre 29, 2021 9:02 am

–La ONG Memorial, emblema de la defensa de las libertades civiles en Rusia y como tal, la principal crítica del presidente Vladimir Putin, fue disuelta por la Corte Suprema de Rusia, bajo el argumento de que violaba la denominada «Ley de Agentes Extranjeros».

El Tribunal Supremo ruso acusó a la ONG, que ganó el Premio Sájarov del Parlamento Europeo en 2009 y ha sido candidata en varias ocasiones al Premio Nobel de la Paz, de crear «una imagen falsa de la Unión Soviética como Estado terrorista».

En su argumentación, se asegura que Memorial «distorsiona» la memoria de la victoria sobre Alemania en la Segunda Guerra Mundial y rehabilita a criminales nazis «en cuyas manos hay sangre de ciudadanos soviéticos».

Las acusaciones contra Memorial, que tiene un gran prestigio afuera de Rusia, son percibidas como un nuevo paso en el proceso de represión contra quienes critican al Kremlin que se ha acelerado en 2021 y que ha estado marcado por el cierre de medios independientes y oenegés y el desmantelamiento del movimiento del opositor encarcelado Alexéi Navalni.

A principios de noviembre, la fiscalía había pedido la disolución de Memorial International, la estructura clave que coordina la red de la organización en Rusia, acusándola de haber infringido «de manera sistemática» las obligaciones de su condición de «agente del extranjero»

Una vez se conoció la decisión, se produjeron fuertes reacciones en occidente.

El primero en condenar la medida fue Estados Unidos, cuyo gobierno pidió a las autoridades rusas a que «pongan fin a su acoso a las voces independientes y a los defensores de los derechos humanos».

En una rueda de prensa telefónica, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, se refirió a la decisión adoptada por el Supremo ruso de cerrar «por la fuerza» Memorial Internacional, a la que describió como «una de las organizaciones históricas y de derechos humanos más antiguas y respetadas de Rusia».

El gobierno alemán rechazó también la medida. «La decisión del Tribunal Supremo ruso es incomprensible y vulnera los compromisos internacional de protección de los derechos civiles, a los que Rusia también está sujeta», afirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores a través de un comunicado.

Memorial desempeña «un papel irrenunciable para investigar y documentar graves violaciones de los derechos humanos», prosigue el texto, donde se recuerda que esas tareas son «esenciales». Con la decisión de liquidar la ONG se deja «sin voz a las víctimas de la represión», concluye el documento.

A su turno, la ONG anunció en un comunicado que impugnará la decisión del Tribunal Supremo de Rusia «de todas las formas posibles» y encontrara «vías legales de continuar nuestro trabajo».

Pavel Andreyev, uno de los directores de International Memorial, dijo a DW que Rusia estaba tomando medidas enérgicas contra las organizaciones de derechos humanos en un intento de consolidar el poder del presidente ruso, Vladimir Putin. «Putin lleva más de veinte años años en el poder y ahora se están preparando [para que continúe su gobierno]», interpretó.

«No solo trabajamos con las represiones de Stalin, la mayor parte del trabajo de Memorial es sobre derechos humanos en la Rusia moderna», dijo. Otra razón que citó para la represión fue la historia soviética y de la KGB de Putin y sus compañeros oligarcas. Negó además que Memorial constituya un grupo de oposición y dijo que en una sociedad normal, no sería cuestionada.

Memorial International defiende a los perseguidos políticos y busca aclarar crímenes cometidos durante la dictadura comunista. Cuando se trata de derechos humanos en Rusia, todos miran a Memorial. La reconocida y reputada organización no gubernamental lleva más de 30 años investigando la represión política en la era soviética, preocupándose de la rehabilitación de las víctimas y denunciando juicios motivados políticamente. Ha recibido varios premios, incluido el Premio Sájarov del Parlamento Europeo. (Información DW).

Los comentarios están cerrados.