Duque: «No existe un derecho al aborto, ni el derecho a arrebatarle la vida a un ser»

julio 7, 2022 6:40 am

–«Hemos defendido la vida y no dejaremos de defenderla nunca», afirmó este miércoles el presidente Iván Duque , para comenzar una fuerte crítica, sin mencionarla explícitamente, a la conocida decisión de la Corte Constitucional de legalizar el aborto hasta la semana 24 de gestación.

«Somos respetuosos, claro, de la legalidad y de la juridicidad, pero eso no quiere decir que dejemos de defender que la vida empieza desde la concepción», precisó el mandatario en un encuentro con dirigentes de comunidades religiosas con ocasión del Día de la Libertad Religiosa y de Cultos en la Casa de Nariño.

«Eso no quiere decir que claudiquemos en tener una capacidad persuasiva para que la sociedad entienda que el aborto no es un método anticonceptivo, que es en la conciencia propia de entender que si la vida empieza desde la concepción, interrumpirla es atentar contra la vida misma», afirmó Duque y añadió:

«No existe un derecho al aborto. No existe, no existe -repitió- un derecho de arrebatarle la vida a un ser con expectativa de entrar en la sociedad».

El presidente advirtió que «esa idea que muchos han tratado de disfrazar bajo el concepto de la libertad de elegir yo creo que tienen que ser capaces de una sociedad madura, de ser lo suficientemente argumentales y lo suficientemente pedagógicos para no tener nunca que llegar a tomar esta decisión de la interrupción».

Subrayó que esto implica ser capaces en edad temprana de ser conscientes de cuál es nuestro rol en la sociedad, de cada uno como seres humanos.

«Yo creo que tener esa discusión no es ni anacrónica, ni mucho menos de moral», puntualizó. «Muchos han tratado de justificar ese tipo de aproximaciones inhumanas de situarse en el desprecio de la vida desde la concepción», complementó.

Además señaló: «Yo creo que podemos perfectamente formar una mejor sociedad, una mejor conciencia, desde edad temprana y no tener que ver la proliferación de la interrupción de las vidas en gestación. Esa es y debe ser también una concepción propia de una sociedad progresista, porque una sociedad progresista no es aquella que termina despreciando la vida».

Aseguro que «una verdadera sociedad progresista es la que protege la vida, valora la vida y siembra conciencia para que la vida sea siempre defendida en nuestra acción, en nuestra actividad humana».

Duque agradeció agradeció a las comunidades religiosas del país por defender la vida y además por su acción «cuando muchos trataron de sembrar el odio e incitar a la fractura, de alimentar el bloqueo y la destrucción y la aniquilación del aparato productivo y de interrumpir la reactivación».

También agradeció a los dirigentes de iglesias y grupos religiosos, porque durante la pandemia “antepusieron siempre el interés nacional, la decisión de la autoridad sanitaria, a la necesidad absolutamente sublime de tener a los feligreses reunidos”.

«La fe sana, acerca, cura y nos permite situarnos por encima de odios y de quienes quieren fracturar a la sociedad», concluyó.

Los comentarios están cerrados.