DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN HASTA LA DEGENERACIÓN TOTAL. I parte 

julio 11, 2022 1:21 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez

Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA  (394)

LO QUE NECESITAMOS URGENTE PARA SUPERAR LAS INEQUIDADES

Es una verdad irrefutable: Mientras no se controlen las causas de la corrupción y del narcotráfico es imposible solucionar los problemas sociales que impiden la sana convivencia y el progreso del País.

Por supuesto que los temas son corrupción en todos los estratos y niveles, macro y microcorrupción y macro y microtráfico.

Tarea de titanes que no se logra con solo declaraciones, apresamientos, endurecimiento de leyes. Más que ampliar el espectro del derecho se requieren hechos, acciones, presencia de la sociedad y de lo que llaman Estado en los espacios que alimentan los gérmenes del desequilibrio social.

LA BUENA SEMILLA Y EL CUIDADO DE LOS COLINOS

Quienes tenemos contacto con el campo sabemos que un buen cultivo, una buena cosecha se logran si preparamos bien la tierra, si seleccionamos las mejores semillas, si regamos el cultivo en la forma recomendada por la experiencia, si educamos las plantas con buena poda, si le hablamos con amor a la naturaleza, si a los colinos, a las plántulas les damos buen alimento aplicando los abonos recomendados por los expertos.

Si aplicamos estas técnicas a nuestras familias seguramente tendremos buenos padres, buenos hijos, buenos hermanos, buenos ciudadanos. Pero lo que se ha intentado desde la década de los 60s del siglo pasado es hacer todo lo que conviene justo para llegar a una sociedad proclive al atraso y a la degeneración. Por supuesto que hay excepciones, especialmente por el apoyo y las tareas de las familias.

Veamos algo de lo que se patrocina para causar daño en el futuro de nuestras niñas, niños y adolescentes que se va trasmitiendo de generación en generación hasta la degeneración total, tareas mal intencionadas que se propagan por todo el mundo.

La Constitución de Colombia es protectora y garantista de los derechos de los niños y niñas, desde la concepción. Si valoramos la realidad de nuestra infancia en Colombia nos damos cuenta de que en la práctica hacemos todo lo contrario de lo que ordena la Constitución.

No hay políticas reales sobre la formación de progenitores responsables. No se educa para el embarazo responsable, se promueven las relaciones sexuales desde temprana edad y se patrocinan las llamadas fiestas de maternidad de niñas para que sus amigas y amigos den regalos, casi siempre inútiles.

No hay políticas sobre el número de hijos que pueden tener las personas y por eso tenemos parejas, especialmente mujeres, jovencitas, que antes de la edad formal de trabajar han tenido varios abortos y 3, 4, 5 partos.

En la prensa del 10 de julio de 2022, leo que “Cerca de la mitad de los estudiantes de primaria no termina bachillerato” y sabemos que tenemos bachilleres que no saben leer, ni escribir y que el ingreso a la formación post bachillerato es muy limitada.

Las jornadas de educación son limitadas y las vacaciones, los recesos y días sin estudio son numerosos.

La conectividad, la tecnología a través de redes, es nula en muchas regiones de Colombia y aún en ciudades capitales y áreas metropolitanas.

Se promueve la copia y pegue como burla al plagio y se patrocina la pereza a la investigación responsable. Los profesores no tienen tiempo ni preparación para filtrar todas las formas de plagio.

Se promueve el CERO MEMORIA, el cero recordar, porque todo se encuentra en las listas del profesor Google, en Wikipedia y semejantes. Y como nada se recuerda estamos en permanente intento de “creación del conocimiento” de descubrir lo descubierto hace siglos.

Se promueve la fobia a la lectura y todo el rechazo a la que es fascinante en el papel. Las grandes lecturas son resúmenes caprichosamente propuestos por ensayistas del momento.

Se promueve la destrucción de la familia y se enaltece el vivir en parejas de ensayo, parejas efímeras, sin compromiso. El ser divorciado, separado, es un gran orgullo porque se tiene como demostración de dignidad y de libertad individual.

Se siembra la fobia al trabajo, porque dizque los niños, niñas y adolescentes no pueden trabajar porque deben estar estudiando y en la práctica ni estudian ni trabajan y tenemos una generación perezosa y proclive a los ilícitos porque siempre tendrá vigencia la sentencia que enseña que LA OCIOSIDAD ES LA MADRE DE LOS VICIOS.

Se enseña la cultura del odio, especialmente en los ámbitos políticos y sociales. Se hacen imputaciones sin saber de que se trata y sin conocer a las personas que se odian.

En la próxima columna seguiré con el tema.

SIGAMOS CULTIVANDO LA PAZ EN LA FAMILIA

Sigamos cultivando el respeto, las palabras decentes, la autoestima, el civismo, en nuestra familia, en nuestra sociedad y en Colombia para para tener vida digna y sana convivencia.

Bogotá,  del 11 al 17 de julio de 2022

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com  y

cfmconsultas@gmail.com

Twitter @fracar_Sr    Blog:  www.vidaenfamilia.com.co  

WhatsApp 3183658434 

Los comentarios están cerrados.