Bogotá inaugura 3ra sede del programa Distrital de Justicia Juvenil Restaurativa

agosto 5, 2022 7:53 pm

Tercera sede del programa Distrital de Justicia Juvenil RestaurativaFoto: Alcaldía de Bogotá
La Alcaldía Mayor de Bogotá inauguró este miércoles la tercera sede del programa Distrital de Justicia Juvenil Restaurativa en el Centro de Servicios Judiciales para Adolescentes (CESPA), a cargo de la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia, que atenderá a víctimas y jóvenes inmersos en la comisión de delitos de naturaleza sexual.

El programa está articulado con el Consejo Superior y Seccional de la Judicatura, el Tribunal Superior de Bogotá, los jueces penales para adolescentes, la Fiscalía General de la Nación, las Defensorías de Familia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y las Defensorías Públicas.

“En Bogotá creemos en las segundas oportunidades. Entregamos la tercera sede del Programa de Justicia Juvenil Restaurativa en el Centro de Servicios Judiciales Adolescentes de Puente Aranda. Aquí cuentan con apoyo psicosocial para que encuentren otro camino para su vida y su futuro”, dijo la alcaldesa mayor, Claudia López.

En las nuevas instalaciones, ubicadas en la avenida carrera 30 # 11 – 85, funcionará el Programa para la Atención y la Prevención de la Agresión Sexual (Pasos), pionero en Colombia y que ha brindado atención a 172 víctimas directas e indirectas, 375 adolescentes y jóvenes ofensores y a 423 integrantes de sus sistemas familiares.

Se busca que jóvenes que entraron en contacto con el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes puedan transformar sus vidas y generar capacidades para construir opciones de vida lejos de la ilegalidad.

Para ello, las personas son atendidas por un equipo interdisciplinario conformado por psicólogos, trabajadores sociales, terapistas ocupacionales, pedagogos y artistas, entre otras.

“Cuando llegué aquí lo hice peleando porque no reconocía que había cometido un error y mediante el trabajo que hacemos con psicólogos y profesionales, reconozco a la víctima y cambié mi forma de ver las cosas. Ahora, antes de actuar, pienso mucho”, aseguró un joven de 24 años, beneficiario del Centro de Justicia Restaurativa tras 11 meses de proceso.

El programa Distrital de Justicia Juvenil Restaurativa opera en articulación con el Consejo Superior y Seccional de la Judicatura, el Tribunal Superior de Bogotá, los jueces penales para adolescentes, la Fiscalía General de la Nación, las Defensorías de Familia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y las Defensorías Públicas.

Con el objetivo de reintegrarlos a la vida social y de fortalecer sus habilidades académicas se trabaja con el apoyo de la Secretaría de Educación y de esta manera, hoy, 35 jóvenes que hacen parte de este programa están terminando su bachillerato.

“Aquí ayudamos a los jóvenes y adolescentes ofensores pero además trabajamos con sus víctimas y con las redes de apoyo porque hay una particularidad con los delitos sexuales y es que todos niegan la comisión de la conducta que normalmente se produce en un entorno familiar”, explicó Diana Carolina Arenas, Coordinadora del programa para la atención y prevención de la agresión sexual, PASOS.

“Al final del proceso en el que actúa un grupo interdisciplinar, se busca que haya un cierre en el que el ofensor reconoce su error, pero además se reduce el riesgo de reincidencia y además si la víctima acepta, hay un espacio de perdón y reconciliación”, sostuvo Carolina Motta, psicóloga clínica.

Para fortalecer sus habilidades laborales y técnicas se cuenta con una alianza con el Programa Escuelas Taller de Colombia, del Ministerio de Cultura para ofrecer programas de formación técnica en cocina tradicional, restauración arquitectónica, confección de vestuario urbano y confección de calzado.

Así funciona

Los jóvenes que ingresan al programa son remitidos por las autoridades judiciales y administrativas gracias a la aplicación del Principio de Oportunidad, que permite la suspensiòn del proceso penal bajo condiciones impuestas al ofensor, o por remisión de los jueces con función de conocimiento y/o las Defensorías de Familia cuando se encuentran en ejecución de una sanción.

La participación de las víctimas y de los integrantes de su familia es  voluntaria. La medida tiene un seguimiento permanente por parte de los jueces, fiscales y defensores de familia involucrados en los procesos de los jóvenes.

Al ingresar al programa, se asigna un equipo interdisciplinario y el tiempo de atención varía dependiendo de la complejidad de los casos. Para quienes ingresan por aplicación del Principio de Oportunidad oscila entre 6 meses y 1 año y en el de la ejecución de la sanción entre los 12 y 18 meses.

Durante el 2021 y 2022 se han vinculado a más de 1.870 personas (entre jóvenes ofensores, victimas y redes de apoyo), en las diferentes líneas de atención que son:

  • Programa Distrital de Justicia Juvenil Restaurativa
  • Programa de Seguimiento Judicial al Tratamiento de Drogas
  • Programa para la Atención y Prevención de la Agresión Sexual (Pasos)
  • Estrategia de Reintegro Familiar y Atención en el Egreso del SRPA
  • Intervención artística con enfoque de Seguridad Dinámica y Prevención Situacional en el Centro de Internamiento Preventivo (CIP) “La Acogida. 

Las cifras demuestran que el 93,7 % de los jóvenes que pasan por el programa están satisfechos con la atención y solo el 5 % de los que se han atendidos han vuelto a entrar en conflicto con la ley, es decir a reincidir y este programa que es referente a nivel nacional e internacional en la atención de jóvenes en conflicto con la ley y ha sido visitado por delegaciones de Costa Rica, México, Estados Unidos, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil y El Salvador.

Las otras dos sedes del Programa de Justicia Juvenil Restaurativa están ubicadas en las localidades de Santa Fe y La Victoria en la localidad de San Cristóbal.

Los comentarios están cerrados.