Ultima encuesta da ganador a Santos en primera y segunda vuelta

mayo 21, 2010 8:20 am

El candidato del Partido de la U, Juan Manuel Santos, repuntó en la última encuesta realizada por el Centro Nacional de Consultoría. La intención de voto de los colombianos lo da ganador tanto en la primera, como en la segunda vuelta presidencial.

Leer esta noticia

El show de ‘LARRIVISTA’, el Partido verdesteñido

mayo 21, 2010 7:23 am

Segunda vuelta presidencial 2010

mayo 20, 2010 9:45 am

El estrecho margen en intención de voto entre el independiente Antanas Mockus y el oficialista Juan Manuel Santos, mostró en los comicios de hoy una fuerte ruptura, cuando el ex ministro de defensa se puso a la cabeza de los comicios con más de seis millones de votos, mientras que el ex alcalde de Bogotá ostentaba la mitad de esa cifra. Leer esta noticia

Juan Manuel Santos, candidato del Partido de La U

mayo 14, 2010 1:47 pm

Nombre completo: Juan Manuel Santos Calderón

Partido: Partido de La U

Página: www.juanmanuelsantos.com/

Perfil: Nació en Bogotá el 10 de agosto de 1951.

Fue cadete en la Escuela Naval de Cartagena. Culminó con honores dos carreras, Economía y Administración de Empresas, y cursos de postgrado de Economía, Desarrollo Económico y Administración Pública en la Escuela de Economía de Londres y la Universidad de Harvard.

Fue becado por la Fundación Fulbright en la Escuela Fletcher de Leyes y Diplomacia, al igual que por la Fundación Nieman de Periodismo en la Universidad de Harvard. Es también Doctor en Leyes (Honoris Causa).

Según su perfil oficial, Santos “es un líder con capacidad de trabajo y resultados contundentes, don de mando, visión de futuro, disciplina de estudio y presencia y credibilidad internacional, características que ha logrado consolidar a través de su experiencia” en diferentes cargos.

Ha publicado varios libros, uno de ellos sobre La Tercera Vía, que escribió en compañía del ex Primer Ministro británico, Tony Blair. Fue uno de los cien líderes jóvenes más importantes del mundo según el Foro de Davos, Suiza, y creador y director de la Fundación Buen Gobierno.

Meses antes de que se conociera el fallo final sobre el referendo reeleccionista, Santos dijo que si el actual presidente Álvaro Uribe no podía aspirar a un tercer periodo en las elecciones de 2010, entonces él sería aspirante a la Presidencia de la República.

PROPUESTAS:

Seguridad

Continuaremos con la Seguridad Democrática para alcanzar el logro de la paz.

Derrotaremos al terrorismo, terminaremos el conflicto y mantendremos una presión incesante sobre los violentos, organizados en bandas criminales, grupos guerrilleros y terroristas. No les dejaremos más opción que la rendición, la reinserción, y la aceptación de la Constitución Política de Colombia.

La seguridad ciudadana será un objetivo prioritario en nuestro gobierno. Transformaremos la estrategia de la Policía Nacional para garantizar la seguridad en las ciudades. Los comandantes de las localidades y los municipios organizarán a las familias, a los comerciantes y a los empresarios en circunscripciones geográficas relevantes como barrios y zonas. El desempeño de la Policía y de sus comandantes se medirá con base en la reducción del crimen, y será el criterio más importante para su evaluación periódica por parte del Gobierno.

Aumentaremos el pie de fuerza policial en las ciudades. Invertiremos en tecnologías de vigilancia e información. Mejoraremos los medios de investigación criminalística y judicialización. Crearemos un centro de coordinación para la lucha contra las bandas organizadas y las pandillas criminales que azotan a casi todas las ciudades. Fortaleceremos la justicia en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

Dotaremos a las fuerzas militares de una capacidad disuasiva y nunca con la iniciativa de agresión. Consolidaremos la proyección internacional de la exitosa experiencia de Colombia, poniendo la experiencia colombiana en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo al servicio de aliados y amigos. Nuestro propósito es fortalecer la educación para los Derechos Humanos y obtener un mejoramiento en la calidad de vida de los hombres y mujeres de la fuerza pública.

Nuestro Programa de Seguridad estará comprometido con la defensa de los Derechos Humanos, para el cual mantendremos y fortaleceremos la educación y el compromiso de los efectivos de las fuerzas armadas y de policía. Habrá castigos ejemplares para quienes violen los derechos humanos.

Emprenderemos una reforma radical del DAS, que lo transforme en una agencia destinada únicamente a tareas de inteligencia contra grandes amenazas. Integraremos las capacidades de inteligencia de las Fuerzas Militares en una Agencia de Inteligencia de la Defensa.

Desempleo

El resultado más importante de nuestras políticas será la generación de puestos de trabajo: hasta el 2014 crearemos 2,4 millones de empleos nuevos y formalizaremos 500.000 puestos que hoy son informales. Pondremos a la economía en la senda de crear en esta década 6,5 millones de empleos, y de formalizar 2,6 millones de empleos que hoy son informales. Con estas metas lograremos llevar el desempleo por debajo del 9% en 2014, y del 6% en 2020.

Para poner a Colombia a trabajar, redoblaremos esfuerzos en cinco “sectores locomotora” de nuestra economía: infraestructura, agro, vivienda, innovación y minería.

Nos volcaremos en apoyo del exportador; le ayudaremos en los desarrollos tecnológicos que contribuyan a su competitividad; defenderemos su acceso a los mercados externos; y le ofreceremos reglas de juego estables. Impulsaremos la llegada de inversión extranjera, buscando la generación de valor agregado nacional.

El empleo formal le da estabilidad al trabajador, lo asegura contra enfermedades, accidentes, desempleo y vejez; a las trabajadoras les da licencia de maternidad remunerada. La estrategia de formalización laboral permitirá que aumenten los recursos para seguridad social, y que crezca el número de trabajos dignos y bien pagos.

A esto lo llamamos Prosperidad Democrática, prosperidad para todos. Las pequeñas empresas pagarán impuestos de acuerdo con su tamaño. Realizaremos auditorías especializadas, controlando estrictamente la evasión a través de sistemas de información eficientes para castigar evasores.

El programa Mujeres en Acción combatirá la injusta discriminación laboral contra las mujeres en razón a la maternidad y funciones familiares afines. Con Empleo en Acción le daremos trabajo a la población más pobre de las zonas urbanas, a través de la financiación de proyectos de infraestructura urbana. Con el programa Jóvenes en Acción atenderemos a los jóvenes desempleados, a través de iniciativas de formación laboral en un oficio y prácticas laborales en empresas legalmente constituidas.

Salud y educación

Trabajaremos por un sistema de salud de calidad que cuente con una regulación fuerte; un POS único, decente, incluyente y sostenible y una política de prevención y salud pública.

Definiremos un POS para todos, actualizado, sostenible y que sea respetado por todos, expidiendo una legislación estatutaria que lo defina y constituiremos comités técnico-científicos independientes, cuyos conceptos sean tomados en cuenta por la Corte Constitucional.

Crearemos el Ministerio de Salud y de la Vida Sana y acabaremos con los cobros excesivos por medicamentos. Los hospitales públicos recibirán apoyo pero también hay que exigirles resultados, vacunándolos contra el clientelismo y la corrupción. Implementaremos una política hospitalaria dirigida a la máxima cobertura geográfica, con equidad y racionalidad, enfatizando la asistencia básica y preventiva.

Para mejorar la calidad de la educación, proponemos definir y exigir altos estándares en el desempeño de docentes, estudiantes, y en la gestión de los establecimientos educativos. Se mantendrá la evaluación tanto a estudiantes (pruebas Saber) como a profesores para exigir una detallada rendición de cuentas. En cada departamento los colegios con el 20% más bajo en las pruebas Saber e Icfes entrarán en ‘Consejos de Mejoramiento’, donde recibirán atención específica en las áreas críticas.

Se promoverá el bilingüismo desde los primeros años de educación, se ampliará la conectividad y el uso de tecnologías. Trabajaremos para que todos los niños, especialmente los más pobres, tengan acceso a soportes educativos básicos como el suplemento nutricional y acceso a textos, bibliotecas y materiales de apoyo.

Estableceremos la gratuidad de la educación básica para los niños de bajos recursos, que se sufragará con el 1% del Sistema General de Participaciones. Ampliaremos los incentivos a la formación y capacitación permanente de nuestros docentes con el apoyo del Icetex, el MEN y el Sena. Se duplicarán los créditos subsidiados y de largo plazo, a través del programa Acces de Icetex, que subsidian las tasas de interés.

Vea en video las propuestas de Juan Manuel Santos para llegar a la Presidencia

Antanas Mockus, candidato del Partido Verde

mayo 14, 2010 12:14 pm

Nombre completo: Aurelijus Rutenis Antanas Mockus Šivickas

Partido: Verde

Página: http://www.antanasmockus.com/

Perfil: Dos veces alcalde de Bogotá (1995 -1997 y 2001-2003) y uno de los gobernantes más creativos. Logró transformaciones radicales en la ciudad impulsando la cultura ciudadana, la protección de la vida, la gestión pública transparente y eficiente, el manejo de los recursos públicos como recursos sagrados y la responsabilidad compartida entre gobierno y ciudadanos. Antanas Mockus nació en Bogotá el 25 de marzo de 1952, hijo de inmigrantes lituanos. Aprendió a leer a los dos años de edad, estudió en el Liceo Francés, en la Universidad de Dijón y en la Universidad Nacional de Colombia. Tiene cuatro hijos y se ha convertido en el rostro del contra-político latinoamericano.

A mediados de la década de los noventa Antanas Mockus abrió un camino en política y en la administración pública muy diferente al que los colombianos estábamos acostumbrados. Con el respaldo del voto de opinión llegó a la Alcaldía de Bogotá en dos ocasiones (1995-1997 y 2001-2003), Su forma de hacer campaña política ha sido atípica. Con la confianza de que son las ideas las que conquistan electores, apela a su intuición y a las ideas de personas de su equipo; combina arte y publicidad y acude a símbolos pedagógicos como la reconocida tarjeta ciudadana. Sus consignas apelan a la honestidad y a la transparencia.

No ofrece mercados, puestos, dinero, tampoco se explaya en promesas. Fundó el movimiento Visionarios por Colombia y su discurso llama a los colombianos a la confianza. A una nueva forma de hacer política. Rechaza acuerdos diferentes a los programáticos, contradice la corrupción y promueve la cultura donde los dineros públicos sean dineros sagrados; o aquella de “no me pidas en privado, lo que no puedes sostener en público”.

PROPUESTAS:

Este documento presenta las líneas fundamentales del Programa de Gobierno de Antanas Mockus y Sergio Fajardo para el período 2010-2014 y es el resultado de un amplio trabajo de los equipos de expertos de la Campaña del Partido Verde.

Con legalidad democrática, educación y apostándole al talento superaremos las desigualdades y emprenderemos la transformación social.

La ilegalidad es el principal freno al desarrollo económico y social de Colombia. La violencia y la corrupción son expresiones de esa ilegalidad, que en el terreno de la política se expresa en una frase conocida y aplicada: “el fin justifica los medios”. Con tal de llegar al poder o vencer en el conflicto todo vale, cualquier camino sirve. El respeto a las normas se ve reemplazado por actitudes sociales y culturales que validan y aceptan la ilegalidad.

Reconozcamos ante todo que cada vida es irremplazable, que la vida es sagrada. Rechacemos y evitemos los atajos, y abramos el espacio a la legalidad democrática que mantenga los avances en seguridad, para afianzar en Colombia la comprensión, el respeto y el cumplimiento de las normas. La movilización y la participación de la ciudadanía, sumadas a la acción de las autoridades, permitirán consolidar la seguridad, en tanto que la cultura ciudadana facilitará la convivencia, la confianza, la tolerancia, el imperio de la ley y la democracia. La seguridad, y la legalidad se consiguen con el apoyo a la policía y a las fuerzas armadas, pero también se desarrolla en el respeto al fiscal, al juez y al maestro. Tenemos que jugar limpio, comprendiendo que la violencia y la corrupción son desafíos que debemos enfrentar unidos.

Queremos seguir transformando la forma de hacer política en Colombia. Proponemos una política basada en la confianza entre las personas y en las instituciones, en la cual la transparencia, la participación, el intercambio de argumentos, el control social y la gestión pública admirable sean los pilares de una auténtica democracia. Nuestra relación con el mundo debe partir de esas mismas premisas: estrecharemos nuestra integración con todos los países, aceptando la interdependencia como una oportunidad y buscaremos acercarnos a los pueblos de los países con los que compartimos historia y condiciones.

Para que nadie recurra a la violencia y la ilegalidad, que permanecen vivas entre nosotros, se requiere construir oportunidades sociales y económicas legítimas. Dicha construcción debe reconocer las profundas desigualdades del país, tanto las económicas y sociales como las que son evidentes por las diferencias entre regiones. La periferia colombiana, ese vasto espacio que bordea las fronteras, se encuentra en clara desigualdad con el centro del país.

Soñamos con un país donde los ciudadanos, las organizaciones del estado, la sociedad civil y las empresas productivas tengan, como uno de los compromisos fundamentales de su quehacer cotidiano, hacer todo lo que esté a su alcance para proteger y enriquecer el medio ambiente, y en particular nuestro gran patrimonio en biodiversidad y agua dulce, tanto en las áreas naturales como en las áreas transformadas por la acción humana. Solo así será posible garantizar el derecho constitucional de los colombianos a disfrutar de un medio ambiente sano, generar las condiciones para que el desarrollo económico y social sea sostenible en el mediano y largo plazo, y contribuir a la conservación del maravilloso y complejo entramado de la vida.

A su vez, las ciudades intermedias tienen que ser polos de desarrollo sostenible, conectadas con su entorno rural, que hoy en día se encuentra rezagado y desatendido. Esta nueva concepción de nuestras regiones y ciudades debe incluir un tratamiento diferenciado de los territorios de frontera, el Pacífico, la Amazonia y la Orinoquia, los océanos y el río Magdalena, para dar oportunidades que respondan a las características propias de cada espacio. Colombia debe convertirse en una gran red de territorios integrados y con mayor equilibrio en sus niveles de desarrollo. Las apuestas de desarrollo regional se unirán para construir el plan de desarrollo nacional, en el que los intereses de las regiones primen sobre los beneficios particulares y en el que se reconozcan las implicaciones que para ese propósito tienen las condiciones culturales y ecológicas propias de cada región.

El desarrollo regional debe integrar a Colombia y el turismo en un proyecto que nos una como nación. Es un sector generador de empleo, que muestra y aumenta las riquezas de todos los territorios, la diversidad cultural y la biodiversidad que los identifican.

La integración requiere superar los atrasos en la infraestructura, como forma de conectar territorios y unirnos con el mundo. Terminaremos bien lo que se ha empezado, multiplicando el desarrollo de dobles calzadas, vías fluviales y el transporte multimodal, incluido el ferrocarril. En una nación conectada el sector rural no será un factor de poder local; será un factor de producción, que permita la seguridad alimentaria y la apertura al comercio internacional, cerrándole puertas al conflicto y a la ilegalidad. Además, la integración permitirá la promoción de la cultura como forma de reivindicar las características de cada región y como expresión de su valor en la integración de Colombia.

Para potenciar las capacidades de los colombianos, la política productiva añadirá conocimiento propio a las exportaciones, con base en el apoyo y promoción de actividades y sectores estratégicos y de cadenas productivas que fomenten la innovación, la creación de empleo formal y el comercio internacional. El conocimiento y la innovación serán las herramientas para integrar la producción con la educación superior, y los ámbitos de operación de cada una de las actividades y sectores promisorios de nuestro sistema productivo. El emprendimiento, como factor de innovación y de integración social, es un paso para potenciar el talento de los colombianos. La política productiva integrará la preservación y conservación de las fuentes de vida, los recursos naturales y la biodiversidad y participará en la preservación y conservación de las fuentes de vida, los recursos naturales y la biodiversidad. Promoveremos el desarrollo y el uso de energías limpias, nuevas y alternativas e impulsaremos la creación de una cultura de consumo racional y responsable.

¿Y dónde está la gente para hacer todas estas cosas? En una Colombia en donde las mujeres tomen el papel protagónico que merecen en el desarrollo del país, y en la que los afrocolombianos, los indígenas y todas las etnias tengan acceso a las mismas oportunidades. En una Colombia sin hambre, que goce de un sistema de salud de calidad basado en la prevención. En una Colombia en la que la eeducación de calidad se convertirá en el motor de la transformación social. Las capacidades individuales que promoveremos harán uso de la ciencia y la tecnología como el lenguaje para enfrentarnos al mundo, apoyados en el conocimiento. Convocaremos al país para enfrentar los retos en materia de ciencia y tecnología, que apoyaremos con recursos suficientes y con un sistema institucional que tenga impacto en todas las regiones.

La creación de oportunidades laborales y productivas recibirá un impulso vigoroso de una educación superior masiva y al alcance de cada colombiano. Todos aprendiendo de todos toda la vida es la fórmula para formar personas que recojan el conocimiento y lo transformen en riqueza para toda la sociedad. La educación técnica y tecnológica, los fondos masivos de becas y el mantenimiento de los estudiantes en la educación superior son objetivos realizables, pues ya lo hemos hecho. El apoyo a la formación de un mayor número de doctorados y maestrías, apoyados desde el gobierno, tendrá como contraprestación la participación de este nuevo talento en los proyectos productivos que se acuerden desde el nivel regional.

Para llegar a una educación superior ideal y competitiva, deberemos enfocarnos en mejorar la calidad de la educación media, con ampliación de infraestructura y un programa masivo de formación de maestros. Soñemos con colegios públicos en todo el territorio que igualen en calidad a los mejores privados de Bogotá, Bucaramanga, Cali o Medellín.

El preescolar será el punto de partida del camino de oportunidades que le proponemos a Colombia. Los niños y niñas del país deben empezar con las mismas oportunidades, que se deben ofrecer desde la primera infancia, sobre todo en materia de nutrición, salud y educación.

Se requerirá aunar esfuerzos para promover reformas que permitan este sueño. Una política fiscal austera, una reforma tributaria que aumente los recursos estatales y beneficie el empleo formal, así como la asignación de hasta el 15% de Ecopetrol para crear un fondo cuyos rendimientos apoyen la educación, la ciencia y la tecnología. De esta manera unas finanzas públicas sólidas le apostarán al talento de la gente.

Es la hora de elevar nuestras voces para impulsar un cambio cultural y educativo en el país. Este momento nos pertenece y debemos hacerlo sentir en todos los rincones de nuestra geografía. Nos dicen que no podremos alcanzar estos objetivos, y respondemos que unidos estamos construyendo la posibilidad de cambiar la historia política de Colombia. Nos piden ser realistas y que renunciemos a estos sueños, y nosotros le exigimos al país no solo las ganas, sino la voluntad de soñar.

LÍNEAS PROGRAMÁTICAS

I. Educación y cambio cultural: el motor de la transformación social de Colombia

II. Gobierno ejemplar: legalidad, justicia y transparencia en la política y el ejercicio de lo público

III. Seguridad y justicia al servicio del ciudadano: legalidad democrática

IV. La sociedad que queremos: con calidad de vida, sin hambre y saludable

V. Por una economía innovadora y productiva con oportunidades para todos

VI. Competencias y generación de oportunidades: por un empleo digno y productivo

VII. Política industrial y agrícola innovadora, generadora de riqueza y empleo de calidad

VIII. La fuerza de las regiones: protagonistas del desarrollo

IX. Ciudades humanas: espacios públicos y servicios para la gente

X. Dignificación de la vida en el campo: desarrollo rural moderno, productivo, incluyente y sostenible

XI. Medio ambiente saludable y sostenible: conservación de la biodiversidad, energías alternativas y consumo responsable

XII. Calidad de vida para las mujeres e igualdad de género: desarrollo para el país

XIII. Jóvenes ciudadanos: una oportunidad para Colombia

XIV. Niñas y niños nuestra prioridad: Colombia una nueva generación

XV. Relaciones internacionales basadas en el respeto, la reciprocidad, la interdependencia y la conveniencia nacional

I. EDUCACIÓN Y CAMBIO CULTURAL: EL MOTOR DE LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL DE COLOMBIA

La educación y el cambio de nuestros comportamientos son los fundamentos para construir entre todos una Colombia justa, pacífica, respetuosa de la ley y los derechos, innovadora, productiva y próspera. Con educación y cultura derrotaremos la ilegalidad, la corrupción, la pobreza, la desigualdad, la informalidad, la destrucción del medio ambiente y los desequilibrios regionales. Por eso son el eje central de nuestra propuesta.

Educación

Queremos una educación al alcance de todos, de alta calidad, que realmente prepare a las personas para la vida laboral y la vida en sociedad, que sirva para eliminar las desigualdades entre las personas y entre las regiones y promueva la creatividad, la innovación y la productividad. Para lograrlo:

1. En educación preescolar, orientaremos nuestros esfuerzos a lograr una cobertura del 90% y tener personal calificado al frente de las instituciones encargadas de ello.

2. Fortaleceremos el Programa Integral de Atención a la Primera Infancia, orientándolo a dar prioridad a los niños más pobres, de modo que no queden en desventaja en sus posibilidades de desarrollo para la vida.

3. Mejoraremos sustancialmente la calidad de la educación básica pública mediante la construcción de escuelas y colegios de alta calidad, el aumento del tiempo de estudio, pasando gradualmente de la media jornada a la jornada completa, el mejoramiento de las prácticas pedagógicas en el aula, la dotación de ayudas pedagógicas, incluyendo bibliotecas y computadores en las aulas, y la cooperación amplia entre estudiantes, maestros y padres. Elevaremos el nivel de los colegios públicos, de tal manera que su calidad se aproxime rápidamente a la de los mejores colegios privados.

4. En la educación básica y media, nuestras políticas tendrán en cuenta las particularidades de cada región. Fortaleceremos el Programa Nacional de Educación Rural para reducir la brecha educativa entre el campo y la ciudad. Crearemos las condiciones para que los maestros de las zonas rurales aseguren su permanencia en las aulas durante todo el año escolar.

5. Estimularemos el reconocimiento social de la labor de los maestros y fortaleceremos su formación, mediante un programa de capacitación permanente de docentes en todos los niveles del sistema educativo, con la colaboración de universidades, empresas y gobierno. Aumentaremos la capacidad de investigación de las universidades que forman profesores.

6. Reduciremos la deserción escolar en las edades de 12 a 16 años a una tercera parte de la actual y aumentaremos el acceso a la educación superior. El programa “No me Retiro” combinará apoyo económico, acompañamiento psicosocial y mejoras en infraestructura. Los jóvenes de los estratos más pobres que permanezcan en la educación media, se esfuercen y se gradúen de bachilleres, tendrán apoyo financiero para su acceso a estudios técnicos, tecnológicos y universitarios.

7. Aumentaremos la cobertura de la educación técnica y tecnológica con la financiación del ICETEX, las instituciones de educación superior y el SENA. Este aumento de cobertura estará atado a las necesidades sectoriales y regionales. Adoptaremos estándares de calidad para que los esfuerzos de los jóvenes se vean recompensados en el mercado laboral. En particular, reestructuraremos el SENA para que opere dentro de los sistemas de evaluación de calidad del Ministerio de Educación Nacional.

8. En cuanto a la educación superior el objetivo central será mejorar la calidad. Impulsaremos un programa de formación de profesores universitarios en maestrías y doctorados, para aumentar el número de profesores de planta y de profesores con maestría y doctorado.

9. Promoveremos una reforma integral y con amplia discusión social de la Ley 30 de Educación Superior, para superar las barreras de acceso y responder a los desafíos de calidad y pertinencia que enfrenta.

10. Para asegurar la calidad de la educación superior, revisaremos y actualizaremos el esquema de acreditación de programas académicos, así como los mecanismos de evaluación, haciendo públicos sus resultados.

11. Privilegiaremos la investigación y la innovación en la educación superior y revisaremos el diseño institucional que relaciona la educación, la investigación y los sectores productivos, para que tengan mejor coordinación.

12. Habrá un programa de becas de sostenimiento para estudiantes universitarios de bajos ingresos.
13. Tenemos la voluntad política para realizar la inversión necesaria en educación, cultura, ciencia, tecnología e innovación. Entre los mecanismos de financiación para esta visión contemplamos la constitución de un Fondo de hasta un 15% de las acciones de Ecopetrol. Este proyecto no tiene precedentes en la historia reciente de Colombia, y será uno de los ejes para la transformación social y económica del país.

Cambio cultural y cultura ciudadana

Queremos una sociedad donde todos los colombianos cumplamos nuestros deberes ciudadanos y podamos disfrutar de nuestros derechos. Donde la vida se respete como el don más preciado y los recursos públicos sean sagrados. Donde la gente sea capaz de confiar y acepte las diferencias. Para lograrlo:

1. Fomentaremos una cultura de la legalidad para afianzar el respeto, la admiración y el cumplimiento de la ley y las normas. En alianza con la ciudadanía y las autoridades regionales y locales, trabajaremos por aumentar la conciencia y la cooperación entre ciudadanos en el rechazo de los atajos y las justificaciones para el incumplimiento de la ley y las normas. Cero condescendencia con las actividades ilegales.

2. Promoveremos la cultura ciudadana para que los colombianos, mediante el cambio de comportamientos, facilitemos la convivencia, la confianza, la tolerancia, la solidaridad, el imperio de la ley y la democracia.

3. Impulsaremos la actualización del Código Nacional de Policía mediante procesos democráticos y llevaremos a cabo las acciones pedagógicas necesarias para garantizar su difusión, interiorización y cumplimiento por parte de la ciudadanía.

Arte y cultura

Fomentaremos en todos los niveles socioeconómicos la apropiación de la cultura y las artes como expresiones de nuestra memoria, diversidad y riqueza. Para lograrlo:

1. Definiremos las prioridades del Ministerio de Cultura para evitar su dispersión, señalándole sobre todo la obligación de promover la recopilación, registro, conservación y divulgación del patrimonio cultural y creativo del país, haciendo énfasis en las diversas formas de creatividad popular.

2. Promoveremos la formación de públicos para las artes y la cultura, mediante un aumento sustancial de la atención de la escuela a la formación musical, artística y estética de los niños.

3. Daremos impulso a las industrias culturales y facilitaremos el acceso de la población a sus productos.

4. Apoyaremos en los departamentos y municipios que asuman compromisos compartidos, la creación o consolidación de centros culturales múltiples, que según las características, necesidades, tradiciones y deseos de cada población, asuman funciones de bibliotecas, museos de memoria local, archivo, sitios de formación cultural y lugares de encuentro múltiple para la comunidad.

II. GOBIERNO EJEMPLAR: LEGALIDAD, JUSTICIA Y TRANSPARENCIA EN LA POLÍTICA Y EL EJERCICIO DE LO PÚBLICO

Seguiremos cambiando la forma de hacer política en Colombia. Proponemos una política basada en la confianza entre las personas y en las instituciones, donde la transparencia, la participación, la inclusión, el intercambio de argumentos, el control social y la gestión pública admirable sean los pilares de una auténtica democracia. Impulsaremos un frente común contra la corrupción. Buscamos un Estado respetuoso de la Constitución y de la ley, en el que el manejo de los recursos públicos, que son sagrados, sea eficiente, transparente y justo. Haremos de nuestro ejercicio político un ejemplo para los servidores públicos y los ciudadanos.

1. Defenderemos la separación y el equilibrio de los poderes públicos y su autonomía.

2. Promoveremos la participación ciudadana e incentivaremos la organización social para lograr un diálogo activo y crítico entre el Estado y la ciudadanía. Seremos aliados de la ciudadanía en el cuidado de lo público. Reforzaremos los mecanismos de planeación y gestión participativa de la inversión pública nacional, departamental, municipal y local, midiendo regularmente su fortaleza.

3. Reformaremos el Estatuto de Presupuesto para estimular la formulación y ejecución de presupuestos participativos y la evaluación por resultados, con indicadores de desempeño.

4. Promoveremos la reforma del sistema electoral para que la ciudadanía ejerza un control social efectivo, los elegidos rindan cuentas a la ciudadanía y se fortalezcan los partidos. Para ello propondremos un sistema electoral mixto de representación en la Cámara que combine las bondades de los sistemas unipersonales mayoritarios y la proporcionalidad de las listas cerradas.

5. La gestión pública será eficiente, transparente, oportuna y orientada al servicio de la ciudadanía. Los proyectos de ley, decretos y documentos CONPES se adoptarán después de consulta pública. Presentaremos una Ley de Transparencia para que esta práctica se extienda a los demás poderes públicos y a las administraciones departamentales y municipales.

6. Los proyectos de inversión deberán tener definida de antemano su prioridad y su rentabilidad social y sus riesgos.

7. Los servicios del Estado son un derecho ciudadano y no un favor. Simplificaremos los trámites y facilitaremos el acceso de todos los ciudadanos al Estado y sus servicios.

8. Buscaremos la sanción legal, moral y cultural para quien haga mal uso de los recursos y cargos públicos.

9. Impulsaremos la carrera administrativa y diplomática.

10. Desarrollaremos nuestros procesos de contratación de cara a la ciudadanía, con mecanismos como las Ferias de la Transparencia, en donde habrá acceso a toda la información pertinente para la programación y contratación anual. Crearemos un portal de compras único y abierto, que permita en forma continua tener toda la información sobre la contratación y las adquisiciones de las entidades del gobierno central. Apoyaremos estos ejercicios en los departamentos y municipios del país. Las compras estatales llevarán progresivamente el sello ambiental.

III. SEGURIDAD Y JUSTICIA AL SERVICIO DEL CIUDADANO: LEGALIDAD DEMOCRÁTICA

La protección de la vida es el propósito fundamental de nuestra política de seguridad. Esta tendrá un enfoque integral, preventivo, participativo y de responsabilidad conjunta de la sociedad y el Estado. Se recuperará el monopolio estatal del uso legítimo de la fuerza. La justicia por mano propia será institucionalmente perseguida y socialmente rechazada. Se tendrán como guías la Constitución y las leyes, en especial el respeto por los derechos humanos. Reforzaremos la presencia del Estado en todo el territorio nacional, no sólo con la Fuerza Pública, sino con un sistema de justicia que cuente con fiscales y jueces idóneos e insobornables, reconocidos y respaldados por la comunidad, con el propósito de crear un ambiente de seguridad y bienestar que permita generar desarrollo y abrir las puertas a las oportunidades legítimas. Promoveremos dar más poder a los ciudadanos para tramitar y resolver sus conflictos por mecanismos legales. Dos colombianos cualesquiera se reconocerán unidos por el deber de acogerse a la misma Constitución.

1. Legalidad democrática: Promoveremos la consolidación en Colombia del rechazo social a la ilegalidad, que motive a los ciudadanos y a las autoridades a actuar dentro del respeto a la ley y las normas. Lucharemos contra la impunidad y contrala tolerancia moral y cultural del incumplimiento de la ley.

2. Dirigiremos los esfuerzos del Estado hacia la reducción de los cuatro problemas fundamentales de la justicia en Colombia: acceso, impunidad, congestión y falta de confianza. En lugar de responder a intereses particulares, la justicia debe acoger al ciudadano bajo criterios de igualdad.

3. Continuaremos la ofensiva sostenida contra los grupos al margen de la ley. Reforzaremos en especial las labores de inteligencia de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, de tal manera que se minimicen los costos humanos y financieros y se maximicen los resultados.

4. Ninguna negociación es posible con grupos vinculados al narcotráfico o que usen el lenguaje del secuestro, la extorsión y la tortura. En nuestro gobierno no habrá zonas de despeje. Tampoco habrá discusión de problemas nacionales o regionales con grupos armados ilegales. Sin un pleno reconocimiento de la Constitución colombiana es imposible abrir las puertas del diálogo. Apoyaremos el desarme voluntario y el reintegro a la sociedad de los integrantes de los grupos armados, sin debilitar las obligaciones de justicia, verdad y reparación. Facilitaremos las acciones humanitarias para la liberación de secuestrados, sin contraprestaciones de parte del Estado.

5. Afianzaremos el compromiso del gobierno, el sector privado y la ciudadanía de trabajar de forma mancomunada consolidar la seguridad y la convivencia en el país.

6. Fortaleceremos la seguridad y la convivencia urbana. La policía será el eje para garantizar la seguridad ciudadana mediante un proyecto nacional que haga énfasis en la prevención. Impulsaremos un programa nacional de educación ciudadana para la convivencia.

7. Reforzaremos la administración eficiente de la justicia y el desarrollo de sistemas adecuados de información, que permitan evaluar en forma adecuada la impunidad y la eficacia de los diversos organismos del sistema.

8. Estimularemos el uso de sistemas de información sobre la violencia y el delito, para mejorar la toma de decisiones, planear la acción pública y promover conductas de prevención y rechazo de la violencia entre la población. El gobierno apoyará especialmente a los municipios con altas tasas de violencia para que desarrollen sistemas de información epidemiológica de violencia para mejorar sus programas y políticas.

9. Haremos más vigorosa la acción judicial en el campo de los derechos humanos, de modo que se asegure la acción penal efectiva contra quienes los violan.

10. Velaremos por una formación profesional a todos los niveles jerárquicos de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional en el respeto a los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario, y buscaremos la imposición de sanciones ejemplares para quienes los violen.

11. Haremos efectiva la presencia judicial del Estado por medio de sus agentes en todos los lugares del país. Fortaleceremos la acción de la justicia cerca al ciudadano. Impulsaremos las casas de justicia, los jueces de paz y los mecanismos alternativos de conciliación. Promoveremos la solución pacífica de los conflictos, dando poder a los ciudadanos para tramitarlos mediante mecanismos legales, sin perjuicio de la actividad legítima del Estado de garantizar la seguridad y la estabilidad de la nación.

12. Propiciaremos acciones pacíficas como la resistencia civil, la presión social y el debate público contra la violencia y las diversas formas de ilegalidad. Promoveremos el encuentro de ciudadanos en el espacio público para fortalecer la confianza, el sentido de pertenencia y el goce de derechos.

13. Fortaleceremos los procesos de extinción de dominio de bienes adquiridos con recursos producto de actividades ilegales y la usurpación violenta.

14. Construiremos confianza ciudadana y credibilidad institucional, a partir de nuestro proyecto de gobierno y del apoyo y el respaldo decidido que brindaremos a los alcaldes y gobernadores en sus políticas de seguridad ciudadana.

15. Sostendremos el pie de fuerza con soldados profesionales en zonas estratégicas de orden público o que representen alto riesgo para la seguridad de la nación y de las personas, incluidas las fronteras internacionales.

16. Impulsaremos el desarme ciudadano. Las armas son del Estado.

17. Consolidaremos una política integral de protección, la atención y la reparación de las víctimas de la violencia y el desplazamiento forzado y buscaremos la rehabilitación de los victimarios.

18. Desarrollaremos la justicia transicional para que se restituya y se repare debida y oportunamente a las víctimas del conflicto y el desplazamiento forzado y se logre la reconciliación nacional.

19. Fortaleceremos la lucha contra la producción, almacenamiento, distribución y venta de sustancias psicoactivas y aumentaremos el esfuerzo para prevenir su consumo. El narcotráfico es el motor del conflicto armado colombiano. Impulsaremos opciones de desarrollo integral para las regiones en las que existen cultivos ilícitos, con el propósito de reducirlos de manera sostenible y eficaz.

20. Adelantaremos una profunda revisión del sistema penitenciario y carcelario.

IV. LA SOCIEDAD QUE QUEREMOS: CON CALIDAD DE VIDA, SIN HAMBRE Y SALUDABLE

Los colombianos y las colombianas debemos gozar, como mínimo, de niveles básicos de educación, salud, nutrición, vivienda, cobertura en agua potable y saneamiento básico. Para ello haremos los ajustes institucionales que permitan una política social que garantice en forma progresiva el ejercicio de los derechos básicos. De acuerdo con nuestro principio de construir sobre lo construido, nos aseguraremos de que la presencia del Estado en todos los municipios de nuestro país se traduzca en una sociedad más equitativa y con mejor calidad de vida para todos. Pondremos en marcha el programa “Colombia sin Hambre” para ayudar a superar la pobreza.

Salud de calidad para todos

1. Haremos las reformas estructurales del sistema de salud, sobre la base de un diálogo con pacientes, médicos, enfermeras, hospitales, aseguradores, empresas y entidades de atención en salud, investigadores y entidades territoriales, para lograr un sistema integral, con capacidad real de coordinar los diferentes sectores que contribuyen en la prestación de los servicios, accesible a toda la población, de calidad, equitativo y oportuno, administrado en forma eficiente, bien dirigido y bien gerenciado.

2. Simplificaremos el diseño institucional del sistema de salud para mejorar su administración, facilitar su supervisión y combatir la corrupción.

3. La definición de un plan único de beneficios en salud, prevista en la ley 100 pero incumplida hasta hoy, y su actualización periódica, es un primer paso para resolver los problemas financieros del sistema. En todo lo relativo al Plan, es esencial que se respete la autonomía científica y profesional de los médicos, Se revisarán los mecanismos de financiación de la salud para garantizar la sostenibilidad en el futuro. El uso de los recursos para la salud será controlado de la manera más estricta.

4. Buscaremos el desarrollo de sistemas de prevención más eficaces. Revitalizaremos los programas nacionales de salud pública para que logren un mayor impacto. Pondremos énfasis en el cumplimiento de las obligaciones de los entes territoriales y las EPS. Daremos prioridad al saneamiento ambiental (agua, aire, residuos sólidos, suelos) como estrategia para asegurar la buena salud de los colombianos.

Vivienda de interés social

1. Aumentaremos el presupuesto público para vivienda de interés social, sus recursos y modalidades de subsidio y fortaleceremos la capacidad de la banca pública para responder a las demandas de crédito, focalizando su aplicación en la población con mayor déficit. La política de subsidios de vivienda de interés social integrará y armonizará las diferentes fuentes de recursos para ampliar su cobertura y modalidades de aplicación, reducir los costos de producción de vivienda y facilitar el acceso de los ciudadanos a soluciones habitacionales adecuadas.

2. La nación fortalecerá la capacidad de los municipios para mejorar su desempeño en vivienda social. En coordinación con los organismos de control se vigilará la gestión descentralizada de la política de vivienda.

3. Promoveremos las formas asociativas de construcción de vivienda, a través de programas de asistencia técnica y acompañamiento, en coordinación con los municipios.

4. Impulsaremos esquemas de cofinanciamiento y subsidio en la construcción de las redes de servicios públicos, en coordinación con las empresas prestadoras de estos servicios y los municipios. Las políticas y programas en esta materia fomentarán el consumo racional y eficiente en términos ecológicos, y prácticas, como el reciclaje, que reduzcan los impactos ambientales.

5. Fomentaremos la construcción de vivienda con materiales de origen vegetal y el desarrollo tecnológico asociado con esas viviendas.
6. La vivienda de interés social rural tendrá la misma atención que el resto de la vivienda de interés social. Los programas para apoyar la vivienda de interés social rural la de los centros poblados en áreas rurales incluirán el suministro de servicios sociales básicos.

Minorías étnicas y diversidad cultural

1. Promoveremos una política de acción integral y de inclusión para las minorías étnicas y culturales en todos los aspectos de la vida nacional. Aplicaremos las normas que promueven el reconocimiento y la protección de la diversidad étnica, su territorio y su cultura y que garantice sus derechos, el respeto a sus tradiciones legales, su desarrollo integral, su seguridad y su vida digna.

Colombia sin hambre

1. La falta de alimentos limita el desarrollo físico, intelectual y emocional de los infantes. La combatiremos con diversos programas como restaurantes escolares, canastas de alimentos, distribución de complementos nutritivos a menores de 12 años, mujeres lactantes y gestantes, discapacitados y desplazados de los grupos sociales pertinentes, en hogares comunitarios, escuelas y hogares.

2. En escuelas, comedores y hogares impulsaremos estrategias integrales de educación, salud y nutrición para nuestros niños y niñas con corresponsabilidad en la formación en nutrición y en hábitos de vida saludable.

3. En alianza con los municipios, departamentos y el sector privado, pondremos en operación bancos de alimentos en los municipios en donde sean necesarios.

4. Promoveremos un sistema de información que dé a las familias la posibilidad de escoger los mejores productos y planear una nutrición sana, eficiente, económica y ambientalmente sostenible.

5. Por las diversas actividades derivadas de la ejecución de este programa, generaremos empleo especialmente para los jóvenes en el sector de la seguridad alimentaria.

6. Fortaleceremos la economía campesina y la producción de alimentos en las zonas rurales y en espacios urbanos apropiados, y buscaremos hacer más eficiente la intermediación y distribución, para reducir el costo de los alimentos.

V. POR UNA ECONOMÍA INNOVADORA Y PRODUCTIVA CON OPORTUNIDADES PARA TODOS

La generación de oportunidades es un requisito indispensable para avanzar hacia una sociedad justa y próspera. Una política económica ordenada, eficiente y equilibrada hará factible nuestra apuesta por la educación, la tecnología, la ciencia, la innovación, el emprendimiento y la cultura como motores del desarrollo del país. Con instituciones sólidas y bien articuladas y respeto a la estabilidad jurídica, impulsaremos la transformación del sistema productivo y la inserción de nuestra economía en el ámbito internacional. Reduciremos la informalidad para asegurarnos de integrar al mayor número de personas a una fuerza laboral productiva y competitiva.

1. La productividad y la equidad serán los principales criterios de la política económica y social.

2. Pondremos en práctica un plan para promover la inversión, basado en la transparencia y la discusión pública de las intervenciones del Estado. Se respetaran las reglas de juego establecidas.

3.Buscaremos vincular la economía colombiana a los mercados internacionales, especialmente a los más dinámicos, como los asiáticos.

4. Mediante la educación, la ciencia y la tecnología, y la política productiva, aumentaremos el crecimiento de la economía y las capacidades y oportunidades de las personas.

5. Fortaleceremos el marco institucional y la capacidad del Estado de planear a largo plazo la infraestructura nacional. Pondremos en marcha un plan de infraestructura –carreteras, puertos, aeropuertos, ferrocarriles y proyectos de generación de energía- para integrar a Colombia a la economía global e integrar el mercado nacional.

6. Promoveremos políticas de generación de ingresos para las familias: formación, uso de nichos de mercado, bancarización y crédito.

7. Adoptaremos un manejo fiscal austero y con visión de largo plazo, que permita ahorrar en tiempos de bonanza y suavizar el impacto de eventuales crisis en las finanzas públicas.

8. Impulsaremos una reforma tributaria estructural que ordene los impuestos nacionales y regionales, aumente el recaudo, recupere la eficiencia, asegure la equidad, promueva la formalidad empresarial y laboral y frene la evasión. Simplificará el régimen tarifario del IVA y el impuesto a la renta, y eliminaremos exenciones tributarias regresivas. La permanencia del impuesto a las transacciones financieras será revisada. Se revisarán también los impuestos que corresponden a municipios y departamentos, introduciendo incentivos para aumentar el recaudo y mejorar su asignación.

9. Reformaremos el régimen de regalías para promover el desarrollo social y regional con equidad y prevenir la corrupción y el mal uso de estos recursos.

VI. POLÍTICA INDUSTRIAL, AGRÍCOLA Y DE SERVICIOS INNOVADORA, GENERADORA DE RIQUEZA Y EMPLEO DE CALIDAD

Colombia tendrá una gran política productiva de innovación y comercio internacional que conduzca a un acelerado desarrollo industrial, agrícola y del sector servicios. Fortaleceremos el mercado interno, protegeremos industrias nacientes, y potenciaremos instituciones que favorezcan la inserción en la economía regional y global. Orientaremos los recursos y las políticas públicas para promover el comercio, la innovación, el emprendimiento, el desarrollo de los sectores estratégicos, y la generación de empleo formal.

1. Invertiremos de manera decidida en el sector productivo, para que estimule el desarrollo económico.

2. Nuestra política productiva incluirá actividades primarias, industriales y de servicios, con sustento en nuestros recursos y potenciales intelectuales, culturales y creativos. El principal instrumento de esta política serán los complejos productivos del conocimiento y de la innovación. La política productiva se adelantará en el marco de la sostenibilidad ambiental, la protección de la biodiversidad y las fuentes de agua, y la generación de un modelo productivo de bajo contenido de carbono con el fin de contribuir a la mitigación del calentamiento global.

3. Desarrollaremos políticas sectoriales activas con transparencia y cooperación público-privada para proveer la infraestructura y los bienes públicos necesarios para superar los cuellos de botella en las regiones.

4. Los estímulos tributarios, temporales y respetuosos del equilibrio fiscal, tendrán como objetivos primarios la generación de empleo y su formalización, y la innovación y el emprendimiento. Eliminaremos los impuestos a las nóminas que afecten substancialmente la generación de empleo, pero garantizando anticipadamente que existan los recursos para financiar en forma adecuada a entidades como el SENA o el ICBF, esenciales para la protección a la infancia y la capacitación laboral.

5. Haremos los arreglos institucionales necesarios para darle al Estado una visión clara y ejecutar unas políticas efectivas de ciencia, tecnología e innovación, que coordinen la acción de todas las agencias del Estado y estimulen de manera sostenida la productividad y la competitividad, apoyen el programa de producción de bienes y servicios de alta tecnología, el desarrollo de empresas de alta tecnología y programas de investigación que articulan universidades, empresas y el Estado, y promuevan la innovación en el sector privado y mejorar su competitividad.

6. Las zonas francas existentes se respetarán pero se hará un seguimiento detallado y permanente a sus compromisos de generación de empleo, exportaciones e innovación. La creación de zonas francas se limitará a aquellas que tengan efectos directos y considerables sobre el empleo y la innovación, y se otorgarán solamente zonas francas generales.

7. Los fondos Bancoldex, Colciencias y Emprender se fortalecerán y orientarán a impulsar esta política.

8. Las redes, centros y grupos de investigación en temas estratégicos de esta política serán prioritarios. Se aumentará la investigación en los temas relacionados con el desarrollo productivo y el comercio internacional.

9. Como parte de la política de ciencia y tecnología, impulsaremos una cultura de propiedad intelectual para estimular la producción de patentes, para el surgimiento de empresas innovadoras, en los centros de investigación y desarrollo tecnológico, en las universidades y en las empresas.

10. Fortaleceremos el Programa Nacional de Prospectiva Tecnológica e Industrial de Colciencias.

11. Promoveremos los tratados de libre comercio que tengan como base la equidad, la reciprocidad y la conveniencia nacional. Buscamos diversificar la interdependencia de nuestras relaciones económicas con todos los países del mundo, dando especial atención a reforzar los vínculos con los nuevos mercados asiáticos. Buscaremos que el TLC con los Estados Unidos entre en vigencia, crearemos las condiciones para competir en un mercado globalizado y apoyaremos a los sectores que puedan verse afectados temporalmente para que mejoren su productividad.

VII. COMPETENCIAS Y GENERACIÓN DE OPORTUNIDADES: POR UN EMPLEO DIGNO Y PRODUCTIVO

Para asegurar un empleo formal y productivo se requiere un gran esfuerzo público y privado en educación y convertir el talento y el conocimiento en alternativas de vida y generación de ingresos. Se requieren políticas públicas que promuevan y apoyen procesos de formalización laboral y empresarial y fortalezcan las acciones en educación, ciencia y tecnología, emprendimiento e innovación.

1. Crearemos oportunidades de trabajo con base en políticas integrales en educación, ciencia y tecnología e innovación. Con base en esa plataforma, reduciremos la informalidad y el desempleo, formaremos para la vida laboral y la vida en sociedad, haciendo más equitativas las oportunidades de empleo y la mejora sustancial del ingreso per cápita.

2. Generaremos los mecanismos necesarios para facilitar el entrenamiento y reentrenamiento de los trabajadores desempleados en áreas donde haya oportunidades de empleo a fin de facilitar su reinserción en el mercado laboral en condiciones adecuadas, con el apoyo del SENA y las instituciones educativas.

3. Los estímulos tributarios, temporales y respetuosos del equilibrio fiscal, tendrán como objetivos primarios la generación de empleo y su formalización, y la innovación y el emprendimiento. Se cobrarán los parafiscales garantizando el fortalecimiento del SENA y el ICBF, esenciales para la protección a la infancia y la capacitación laboral.

4. Nos comprometeremos con la generación de una cultura de emprendimiento. Desarrollaremos un programa de asistencia técnica por demanda y de desarrollo de un mercado de servicios empresariales para las empresas y apoyaremos los fondos de capital de riesgo y de emprendimiento e incentivaremos las redes de ángeles inversionistas. A través de la Banca de Oportunidades del gobierno nacional se promoverá el acceso a servicios financieros de las pequeñas y medianas empresas y se profundizará la estrategia de acceso a tecnologías de información de las pequeñas y medianas empresas.

5. Como mecanismos para promover el empleo, pondremos en marcha proyectos de infraestructura vial, fortaleceremos la construcción de vivienda y desarrollaremos planes masivos de reforestación que generen empleos directos. En los casos en que sea posible y económicamente adecuado, usaremos tecnologías que maximicen la creación de empleo.

6. Desarrollaremos y consolidaremos políticas de atracción de inversiones con responsabilidad social hacia sectores que generen empleo digno y productivo.

7. Al ampliar la cobertura y la calidad de los servicios de salud, educación y recreación, lo haremos de manera que no atente contra la creación de empleo formal.

8. Estudiaremos con atención las posibilidades de establecer gradualmente un seguro de desempleo que proteja a los trabajadores contra las fluctuaciones en sus ingresos.

9. Reforzaremos los sistemas de información e intermediación laboral, como el Observatorio de Empleo del Ministerio de Educación, el Servicio Nacional de Empleo y otros proyectos similares, en colaboración con los empresarios y las instituciones educativas.

10. Reforzaremos los sistemas de inspección laboral a fin de asegurar el cumplimiento de la legislación laboral, haciendo énfasis en la prevención de las violaciones.

VIII. LA FUERZA DE LAS REGIONES: PROTAGONISTAS DEL DESARROLLO

Nuestra política de desarrollo regional buscará la inclusión y la equidad regional. Consolidará a las regiones como entes gestores de su propio desarrollo, sobre la base del fortalecimiento de la descentralización, la integración, la corresponsabilidad de la nación y las entidades territoriales, y la inversión pública y privada en programas productivos generadores de empleo y riqueza regional. Privilegiará los ejes de educación, ciencia y tecnología y productividad para disminuir las inequidades regionales. El plan nacional de desarrollo especificará las estrategias para el desarrollo sostenible y reconocerá la importancia de las agendas autónomas de desarrollo regional.

Desarrollo regional

1. Promoveremos la tecnología, la innovación, la creatividad y la formación de empresa, con desarrollos tecnológicos en armonía con la especialización de cada ciudad y región.

2. Fortaleceremos las capacidades institucionales de las regiones y las capacidades empresariales e innovadoras de sus habitantes para generar un desarrollo regional incluyente y pleno de oportunidades. Fomentaremos el turismo en todas las regiones.

3. Ajustaremos los mecanismos de saneamiento fiscal territorial para lograr una estabilidad financiera de mediano y largo plazo, sin comprometer las necesidades básicas ni la atención prioritaria a la niñez y la juventud.

4. Buscaremos una arquitectura institucional, nacional y territorial más eficiente que fortalezca la autonomía territorial.

5. Promoveremos la integración regional por afinidades geográficas, ambientales, sociales, económicas y culturales, para fomentar el desarrollo armónico de las regiones y mitigar las asimetrías sociales, económicas y políticas, en el marco de una ley de ordenamiento territorial que impulsaremos, y de la revisión del Sistema General de Participación, para que sea más equitativa la distribución de sus recursos.

6. Crearemos el Fondo Nacional de Desarrollo Regional para canalizar recursos financieros para la inclusión social y productiva de las distintas regiones del país, que permita enfrentar los atrasos en la satisfacción de necesidades básicas, el desarrollo de las potencialidades productivas de las regiones, y la valorización de sus ventajas ambientales y su biodiversidad.

7. Impulsaremos una Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial que cumpla con lo establecido por la Constitución Política de 1991. Apoyaremos el fortalecimiento de los entes regionales de planeación y la creación de unidades territoriales capaces de generar mayor desarrollo.

IX. MEDIO AMBIENTE SALUDABLE Y SOSTENIBLE: CONSERVACIÓN DEL AGUA Y LA BIODIVERSIDAD, ENERGÍAS ALTERNATIVAS Y CONSUMO RESPONSABLE

Defenderemos, preservaremos y conservaremos las fuentes de vida, los recursos naturales y la biodiversidad. Promoveremos el desarrollo y el uso de energías limpias, renovables y alternativas; impulsaremos la creación de una cultura ambiental, de consumo racional y responsable social y ecológicamente. Haremos frente a los principales riesgos ambientales de origen natural o humano. Pondremos en marcha planes nacionales de manejo de residuos sólidos, de educación para el consumo responsable de agua, energía y combustibles y adoptaremos una política de manejo pedagógico de los riesgos y las emergencias ambientales. Daremos coherencia y eficacia a la acción estatal sobre los usos del suelo urbano y rural para que sean ambientalmente sostenibles.

1. Promoveremos el fortalecimiento de una cultura ambiental entre los colombianos y el rescate y valoración de las prácticas sostenibles, tanto de las comunidades tradicionales como de otros actores urbanos y rurales.

2. Llevaremos a cabo diversos programas para garantizar el respeto y el cumplimiento de la normatividad ambiental y para combatir la generalizada impunidad de los infractores de la misma, con el fin de desterrar una de las mayores causas de la destrucción y el deterioro de los bienes públicos ambientales.

3. Pondremos en marcha planes nacionales de educación para el aprecio, el conocimiento y el manejo de la naturaleza, la biodiversidad y la diversidad cultural; para el fortalecimiento del desarrollo científico y tecnológico, y de los sistemas de información en materia ambiental; para el consumo responsable, especialmente de agua, energía y combustibles; para generalizar la preferencia por productos de consumo ambientalmente eficientes; y para el reconocimiento de los derechos colectivos al medio ambiente sano y el cumplimiento de las responsabilidades individuales en su protección. Fortaleceremos con pedagogía el uso racional, solidario y eficiente de los recursos naturales (agua- bosques-energía).

4. Daremos al Estado una mayor capacidad para promover el uso sostenible y competitivo del medio ambiente: devolveremos al Ministerio del Medio Ambiente y a las instancias ambientales regionales y urbanas su carácter y sus atribuciones como autoridades ambientales; adecuaremos estas agencias públicas a los nuevos retos ambientales y sociales del desarrollo económico y regional –incluyendo los generados por el cambio climático-; y crearemos una institucionalidad para la protección y buen uso de la pesca, así como de los otros recursos hidrobiológicos.

5. Fortaleceremos los procesos de licenciamiento ambiental y los estudios de impacto, así como la veeduría y el control social sobre los mismos. En estos procesos se dará prioridad a la evaluación del riesgo de pérdida de biodiversidad y diversidad cultural, así como al posible efecto sobre las fuentes de agua y el potencial de generación de servicios ambientales.

6. Desarrollaremos políticas para la recuperación y el mantenimiento de las fuentes de agua con medidas de control e incentivos eficaces. Detendremos el deterioro de los páramos y haremos cumplir estrictamente las reglas y normas de protección de las zonas de alta montaña y páramo productoras de agua.

7. Avanzaremos significativamente en la calidad del aire urbano con mayores estímulos y controles a la industria y los vehículos motorizados, y estimularemos el uso de energías y combustibles limpios y alternativos. El aire limpio es deber de todos. La calidad del aire dentro de las viviendas ocupará un sitio muy importante.

8. Protegeremos y conservaremos la biodiversidad de todo el territorio, con las comunidades y todos los actores pertinentes, jerarquizando y priorizando las acciones en las zonas de mayor riqueza biológica y que se encuentran en más alto riesgo.

9. Consolidaremos los resguardos indígenas y las propiedades colectivas de las comunidades negras. Compensaremos a las comunidades indígenas y negras por la protección de los bosques y la biodiversidad que se ubican en sus resguardos y propiedades colectivas. Complementaremos y apoyaremos los modos y conocimientos tradicionales en materia de manejo del territorio, producción, educación y salud.

10. Fortaleceremos la investigación y el emprendimiento innovador que permita el mejor uso y la protección del medio ambiente y la biodiversidad y apoyaremos la investigación y la experimentación orientadas a la generación y el uso eficiente de fuentes energéticas renovables y alternativas.

11. Adoptaremos una política de manejo pedagógico de los riesgos y las emergencias ambientales y fortaleceremos la capacidad institucional para prevenir y atender los desastres naturales.

X. DIGNIFICACIÓN DE LA VIDA EN EL CAMPO: DESARROLLO RURAL MODERNO, PRODUCTIVO, INCLUYENTE Y SOSTENIBLE

El progreso y el desarrollo de la vida rural son condición necesaria para el desarrollo armónico de la nación. Con los municipios y departamentos desarrollaremos programas de desconcentración de la propiedad y mejora en el uso sostenible de la tierra. Pondremos énfasis en aumentar la capacidad institucional para la titulación de la tierra. Concentraremos los recursos públicos para el campo en la financiación de bienes y servicios públicos esenciales. Impulsaremos el desarrollo rural mediante el crecimiento del sector agropecuario, el fortalecimiento y la diversificación de sus vocaciones productivas y la creación de organizaciones solidarias y PYMES.

1. Daremos prioridad a las medidas de largo plazo que promuevan el crecimiento permanente de la productividad, con base en el aumento de inversión privada, el desarrollo de nuevas oportunidades productivas y comerciales en el campo, en especial de los productores pequeños y medianos.

2. Impulsaremos el mejoramiento de los ingresos rurales mediante la creación de empleos de calidad y el cumplimiento de las normas sobre salarios, prestaciones y condiciones de trabajo. La política social complementará la política productiva para asegurar un desarrollo rural que dignifique la vida en el campo.

3. Expropiaremos las propiedades mal habidas y las adjudicaremos a los campesinos y a las víctimas del conflicto. Buscaremos los mecanismos jurídicos adecuados para restituir la tierra a las personas que han sido despojadas de ella 4. Facilitaremos el acceso a la tierra y demás factores de producción, respetando la vocación de uso de los suelos y el equilibrio entre rentabilidad y seguridad alimentaria.

5. Buscaremos el uso en agricultura de las tierras con vocación para ello, para reducir la presión sobre la frontera rural, mediante incentivos para la redistribución de la tierra explotada en forma poco productiva.

6. Desarrollaremos programas para formalizar los derechos de la propiedad de la tierra.

7. Organizaremos cooperativas de producción, mercadeo y crédito en cultivos como la palma africana, la caña de azúcar, el cacao, la caña de azúcar y otros productos del mismo tipo, como alternativa organizativa complementaria para cultivos de plantación.

8. Promoveremos las formas de organización campesina y su fortalecimiento mejorar la capacidad económica de los productores rurales y facilitar la apropiación de la tecnología y la promoción de desarrollos integrados a la agroindustria.

9. Impulsaremos el desarrollo del sector agropecuario mediante la tecnificación, la financiación, la formación en gestión, y el desarrollo de alternativas de inversión productiva y rentable en el sector agropecuario.

10. Fortaleceremos los sistemas de información para facilitar el acceso a los mercados de los pequeños y medianos productores agrícolas.

11. La inversión y el gasto público se concentrarán en resolver las fallas de mercado que impiden el acceso a factores productivos, el aumento de la productividad o la protección y conservación del medio ambiente; y en servir de soporte a una política social activa que mejore las condiciones de vida y el capital humano en el campo. Los subsidios se distribuirán poniendo el foco en los grupos más pobres del sector rural.

12. Fortaleceremos el desarrollo de la infraestructura rural, en áreas como vías de comunicación, servicios públicos, saneamiento básico y sistemas de riego. Para ello estableceremos mecanismos que aseguren que los recursos provenientes de la actualización catastral y del cobro efectivo del impuesto a la tierra se dirijan a la creación de infraestructura y bienes públicos para el desarrollo rural de las respectivas regiones, y a la conservación y enriquecimiento de los ecosistemas estratégicos para el agua y la biodiversidad.

13. Se fortalecerá la capacidad de investigación e innovación del país en materia agropecuaria, participación de varios actores, especialmente las universidades regionales.

14. Crearemos el Sistema de Asistencia Técnica Agropecuaria, para impulsar la creación de capacidad técnica en los productores, el impulso de redes sociales de apoyo a la asistencia técnica, y otros servicios de apoyo para el desarrollo y la prestación descentralizada de servicios eficaces y oportunos.

15. Apoyaremos la investigación y los proyectos de desarrollo para la mediana y pequeña producción rural, con el fin de impulsar productos con posibilidades de acceso a los mercados internacionales, que se apoyen en la biodiversidad del país y usen tecnologías respetuosas del ambiente.

16. Promoveremos el desarrollo de plantaciones forestales comerciales para asegurar la provisión de madera y disminuir la presión sobre los bosques naturales. Promoveremos sistemas de agricultura “orgánica”, cultivos múltiples, que combinen explotaciones forestales, agricultura y pastoreo, así como acuacultura, como parte integral de las estrategias de seguridad alimentaria. Así construiremos gradualmente un modelo de aprovechamiento de la biodiversidad que sea una alternativa a los monocultivos dependientes de insumos químicos.

17. Fomentaremos el ecoturismo y el turismo cultural controlado en las áreas protegidas y en concertación con los resguardos indígenas y las propiedades colectivas de las comunidades negras.

XI. CIUDADES HUMANAS: ESPACIOS PÚBLICOS Y SERVICIOS PARA LA GENTE

Buscaremos que nuestras ciudades sean sostenibles, compactas, con programas de calidad de agua y aire, servicios públicos de alta calidad y eficiencia. Promoveremos el aumento de espacios públicos e infraestructura para la educación, la cultura, la salud y la convivencia. Emprenderemos una acción estatal coherente y eficaz sobre los usos del suelo urbano y tendremos una política dinámica para la intervención en las tierras urbanas para la vivienda. Con criterios de responsabilidad y sostenibilidad fiscal, promoveremos sistemas de transporte público eficientes.

1. Nuestra primera prioridad para que nuestras ciudades sean humanas será la seguridad, para hacer efectivo el derecho a vivir sin miedo. Sobre la base de nuestra experiencia, apoyaremos la labor de las autoridades municipales para reforzar el trabajo judicial y de policía en sus ciudades y mejorar los factores que propician una mayor seguridad: espacios públicos de calidad, limpios y ordenados; una excelente iluminación; que los vecinos se conozcan; que la gente use los espacios públicos y cumpla las normas de convivencia.

2. Promoveremos la eficiencia de las empresas prestadoras de servicios públicos municipales, de modo que se garantice la ampliación de la cobertura, el mejoramiento de la calidad y la prestación del servicio con las tarifas más bajas posibles.

3. Haremos un esfuerzo coordinado entre las autoridades nacionales y municipales para mejorar la vida de los ciudadanos de los barrios más pobres, con medidas concretas como la legalización, la titulación de viviendas, el mejoramiento de la calidad y la cobertura de los servicios públicos, vías de acceso, transporte público de alta calidad, pavimentos, aceras, plazas, alamedas, centros comunitarios, parques y lugares de recreación abiertos a todos, ciclorrutas, etc.

4. Haremos prevalecer el interés general sobre el particular en todos los aspectos de nuestro desarrollo urbano, mediante la definición de normas claras para el uso del suelo. Queremos que nuestras ciudades tengan un manejo financiero fiscalmente sostenible y transparente, y que la priorización de los recursos se base ante todo en el beneficio de las mayorías, especialmente de los más pobres y desvalidos.

5. Promoveremos la definición de una política nacional de espacio público que coordine y unifique los criterios de ordenamiento urbano y establezca mecanismos de financiación adecuados.

6. Buscaremos que se generalice en las ciudades colombianas un desarrollo urbano de alta densidad que, sin excluir las construcciones elevadas, de prelación a edificios de cinco o seis pisos, en entornos de grandes aceras, alamedas peatonales y parques abundantes, con comercio y servicios comunitarios cercanos como educación, salud y recreación y transporte público eficiente. 7. Promoveremos la adquisición por el Estado de grandes bancos de tierra en las ciudades para organizar bien el crecimiento y destrabar la construcción de vivienda popular. El costo de cada uno de estos bancos de tierra sería una fracción del de otros grandes proyectos de infraestructura.

8. Nos aseguraremos de que los proyectos de vivienda popular se conciban y ejecuten de manera integral, de modo que no sólo contemplen las viviendas sino todo lo necesario para una vida digna, incluyendo escuelas y colegios de calidad y suficientes espacios públicos para el disfrute y el contacto entre los vecinos. En este contexto, y como elemento fundamental de justicia y equidad, se promoverá la reubicación de los barrios y viviendas populares que se encuentran en zonas ambientalmente vulnerables.

XII. CALIDAD DE VIDA PARA LAS MUJERES E IGUALDAD DE GÉNERO: DESARROLLO PARA EL PAÍS

Las mujeres constituyen más de la mitad de la población de nuestro país y son base fundamental de la democracia y el desarrollo. Colombia necesita adquirir un compromiso real, efectivo y equitativo con las mujeres mediante políticas públicas capaces de vencer los obstáculos al pleno ejercicio de sus derechos, y que les permitan incidir directamente en la agenda de país. Fortaleceremos su inclusión, respetaremos su diversidad y reconoceremos el papel protagónico que tienen las mujeres, a través de acciones orientadas a asegurarles una vida digna, su desarrollo integral, su seguridad y protección, y su participación social y política. Dichas acciones de cambio cultural se concretarán en el acceso a servicios y oportunidades y en estrategias de educación, información y comunicación.

1. El gobierno revisará todos sus procedimientos para asegurar que no promuevan prácticas excluyentes y de discriminación de género. Incluiremos en las políticas públicas un enfoque de derechos que responda a las necesidades particulares de las mujeres, permitiendo un tratamiento diferencial para garantizar la equidad de género. Los ejes concretos de derechos son: vida digna, desarrollo integral, seguridad, protección y participación.

2. Cumpliremos con al marco legislativo aprobado en las últimas décadas en materia de bienestar y desarrollo de las mujeres colombianas.

3. Se dará prioridad a las políticas educativas de género desde la primera infancia en el sistema formal y no formal, en particular en las propuestas curriculares y de formación docente y ciudadana.

4. Como parte de la política de igualdad para las mujeres, promoveremos un cambio cultural a través de un plan de comunicaciones que busque legitimar el estatus ciudadano y participativo de las mujeres en el desarrollo del país. Se pondrán en práctica políticas para reconocer y fortalecer el papel que tradicionalmente ha jugado la mujer en la protección y el buen uso de los recursos naturales renovables y del medio ambiente.

5. En los primeros seis meses de gobierno estableceremos una línea de base que ubique a las mujeres en todos los temas del desarrollo del país, ajustándola anualmente, como elemento clave de planeación.

6. Adoptaremos medidas afirmativas eficaces para lograr la igualdad en la inclusión y representación política de las mujeres.

7. Aseguraremos el cumplimiento de la legislación que garantiza y protege los derechos humanos de las mujeres para erradicar toda forma de violencia de género en Colombia.

8. Daremos cumplimiento a la jurisprudencia de la Corte Constitucional que exige y garantiza la protección y restitución de los derechos vulnerados a las mujeres, en especial a las víctimas de violencia y desplazamiento forzado.

9. Garantizaremos el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva y a las formas de control de natalidad, para reducir la morbilidad y mortalidad maternas y el aborto. Las mujeres deben poder decidir sobre sus cuerpos y contar con condiciones para ejercer su autonomía en el plano de la libertad, la responsabilidad, el placer y las relaciones igualitarias.

10. Para superar las condiciones de desigualdad en la participación laboral de las mujeres en cuanto a acceso, calidad y remuneración, desarrollaremos políticas para la participación de las mujeres en instancias decisorias de las organizaciones laborales y en comisiones de negociaciones públicas y privadas; crearemos formas alternativas de generación de empleo que transformen la realidad del trabajo de las mujeres, y tendremos políticas de educación de calidad y formación para el trabajo que garanticen un empleo legal formal. Sancionaremos la explotación económica y las prácticas que atenten contra los derechos laborales de las mujeres.

11. Estableceremos políticas de conciliación doméstica que incluyan medidas legislativas para liberar tiempo de cuidado de las mujeres, para democratizar, transformar y equilibrar las relaciones y los papeles en el espacio doméstico. Promoveremos el reconocimiento cultural, económico, jurídico y político del cuidado de los hijos y el hogar, así como su aporte al desarrollo del país.

12. Para superar las desventajas en la situación de salud que tienen las mujeres en el país, promoveremos el acceso a niveles de salud y bienestar iguales a los alcanzados por los varones. Asignaremos recursos y proveeremos servicios de acuerdo con las necesidades particulares de las mujeres, resaltando que ellas tienen necesidades en salud reproductiva asociadas a una condición biológica. Distribuiremos socialmente la carga financiera de la salud, de la seguridad social y de los sistemas de aseguramiento, según la capacidad económica de las personas y no según los riesgos asociados al sexo, la edad y las condiciones “preexistentes” de salud. Conseguiremos que la participación en la gestión de la salud se derive de un balance justo en la distribución por sexo del trabajo (remunerado y no remunerado), de las compensaciones asociadas con ese trabajo, y del poder en la toma de decisiones.

13. Para la garantía de los derechos de la población de lesbianas, gais, bisexuales y transgeneristas (LGBT) buscaremos la igualdad de derechos y el respeto por la diversidad sexual como una dimensión legítima del desarrollo humano.

14. Para garantizar la voluntad y legitimidad de las políticas de igualdad, nos comprometemos a crear el Ministerio para las Mujeres y la Igualdad de Géneros, como instancia de primer nivel que gestione y garantice una agenda publica incluyente, sostenible social y económicamente, con amplia participación de los movimientos sociales de mujeres y la sociedad en su conjunto.

XIII. JÓVENES CIUDADANOS: UNA OPORTUNIDAD PARA COLOMBIA

El reconocimiento y la inclusión de los jóvenes como sujetos centrales de la democracia será clave para el desarrollo sostenible del país. Gestionaremos políticas públicas con visión de género y perspectiva generacional, con enfoque de derechos y atención a grupos de población definidos, para lograr reducir las múltiples inequidades que afectan a la juventud. Nuestras herramientas principales serán el acceso a una educación pertinente y de calidad, a la cultura, la promoción de hábitos de vida saludables y el acceso al empleo legal y formal. Generaremos condiciones y oportunidades para que tomen decisiones libres y responsables sobre su permanencia en el sistema educativo, el cuidado de su salud, su vida sexual y la formación de una familia, su ingreso al mundo del trabajo, y su participación política en el país.

1. Impulsaremos la creación de un marco institucional adecuado para orientar y coordinar la acción referida a los jóvenes en los diversos ministerios y entidades. Habrá indicadores precisos que permitan evaluar en forma periódica la evolución de la situación de la juventud.

2. Promoveremos procesos de participación institucionales, reconociendo las capacidades juveniles para innovar y participar.

3. Impulsaremos y mejoraremos la educación ambiental en la enseñanza y la adopción de currículos integrales ambientales que estimulen el uso de tecnologías sostenibles y la comprensión y adopción de conductas favorables al medio ambiente.

4. Trataremos los efectos de las violencias y el conflicto armado con perspectiva de género, ampliando la cobertura y dando atención diferente en salud mental y física a jóvenes LGBT, y con foco en la población rural.

5. Promoveremos en los establecimientos educativos el cuidado propio y de los demás, y actitudes estilos de vida saludable, en colaboración con las dependencias de deporte y recreación.

6. La educación sexual debe empezar en el hogar y continuar en la escuela, y por lo tanto es necesario que el currículo incluya contenidos de sexualidad, partiendo de la capacitación formal de maestros y maestras, padres y madres, para que puedan enseñar educación sexual abierta, clara y positivamente.

7. Con relación a las adolescentes, adelantaremos una política que reconozca la sexualidad juvenil como una dimensión legitima del desarrollo humano, apropiada, saludable y necesaria, y promoveremos su ejercicio responsable, seguro y placentero, a través de estrategias de atención, movilización social y pedagogía social. Garantizaremos acceso gratuito a servicios especializados, que estimulen en ellas el desarrollo de un proyecto de vida digno y sostenible.

8. Pondremos en práctica un “Programa de Primer Empleo” que se apoyará en los mecanismos de información de oportunidades laboral, dará estímulos a los empresarios que contraten a los jóvenes, buscará definir horarios apropiados para éstos y compatibles con sus estudios, y financiará hasta el 50% del entrenamiento en carreras técnicas y tecnológicas de jóvenes desempleados.

9. Crearemos programas de formación y fomento a la iniciativa empresarial juvenil, que comprenda líneas específicas para mujeres, minorías étnicas, jóvenes rurales y jóvenes en situación de pobreza. Generaremos programas de empleo y facilitaremos a los jóvenes el acceso a las Cajas de Compensación Familiar y al Sistema de Seguridad Social.

10. Es prioritaria la protección de la infancia y adolescencia y la respuesta oportuna frente a cualquier tipo de violencia en su contra. Estructuraremos programas con las comunidades para responder a las necesidades de la población víctima del conflicto armado.

11. Fomentaremos la cultura juvenil mediante eventos artísticos y deportivos, el desarrollo de diversas formas de capacitación e intercambio de experiencias, el impulso a la Red Nacional de Escuelas y Bandas de Música y el Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas y otros proyectos semejantes. Serán claves la industria cultural juvenil, el mejoramiento de las bibliotecas municipales, con salas especializadas para niños y jóvenes y colecciones sobre niñez, juventud y mujer, y el establecimiento de bibliotecas básicas de aula para todas las escuelas públicas de Colombia.

12. Crearemos el Concurso Nacional Mujeres con Talento para reconocer su capacidad para transformar su entorno y contribuir a construcción de una sociedad más justa y equitativa.

XIV. NIÑAS Y NIÑOS NUESTRA PRIORIDAD: COLOMBIA UNA NUEVA GENERACIÓN

La mejor estrategia para lograr la equidad en Colombia es mejorar la atención, el cuidado y las condiciones de vida de los niños y niñas. Impulsaremos la educación sexual y reproductiva para promover la concepción de niñas y niños deseadas y deseados, y prevenir el abandono infantil. Impulsaremos programas gratuitos de cuidado integral formal con personal altamente calificado para las poblaciones más vulnerables, así como programas de apoyo y asistencia a los padres y las madres en buenas prácticas de crianza, salud y nutrición. Desarrollaremos políticas diferenciales para la niñez e incrementaremos significativamente los recursos para asegurar su acceso a la salud, la nutrición, la educación y el registro civil. Facilitaremos espacios físicos para el libre desarrollo físico, intelectual y emocional de los niños y niñas, particularmente en la primera infancia. La inversión en las niñas y los niños de 0 a 5 años será prioritaria. Fortaleceremos los contextos familiares, educativos y comunitarios como entornos protectores de la infancia y formadores de ciudadanía y trabajaremos por el mejoramiento de los ingresos familiares. Buscaremos que el maltrato, la violencia sexual, la explotación laboral, la vinculación a la guerra, y cualquier otro acto que afecte su dignidad, integridad y libertad sea castigado cultural, moral y legalmente. La felicidad de los niños y las niñas es la base de una sociedad exitosa.

1. Serán prioridades del Estado y de la sociedad, proteger la vida y garantizar el ejercicio pleno de los derechos fundamentales de los niños y adolescentes.

2. Promoveremos que todas las personas reconozcan a los niños, las niñas y los adolescentes como el grupo poblacional más importante de la sociedad, sujetos de derechos prevalentes. Nuestra relación con ellos será de amor y respeto.

3. Los programas para la Infancia serán una política pública prioritaria.

4. Los niños y niñas tienen derecho a ser deseados o deseadas, por lo que es impostergable una política pública en materia de salud sexual y reproductiva.

5. El maltrato, la violencia sexual, la explotación laboral de los niños y niñas, su vinculación a la guerra y cualquier otra circunstancia que afecte su vida, desarrollo, dignidad, integridad y libertad, serán sancionados cultural, moral y legalmente en forma ejemplar.

6. Crearemos programas para dar atención psicológica a los menores víctimas o testigos de actos de violencia.

7. Las inversiones en la primera infancia tienen beneficios mucho más altos por peso invertido que cualquier otra inversión en el capital humano de los individuos. Por esto, tendremos políticas diferentes para la infancia y aumentaremos significativamente la inversión en esta población, con énfasis en los menores de 5 años, hasta lograr garantizarles el acceso universal gratuito y de calidad a los derechos a la salud, la nutrición, el cuidado, la educación y el registro civil.

8. Buscaremos asegurar el acceso gratuito y de calidad a la salud, educación, recreación, nutrición y seguridad de los menores de edad.

9. Equidad para la diversidad: para los niños y niñas indígenas, afrocolombianos y afrocolombianas, desarrollaremos acciones afirmativas que disminuyan la inequidad.

10. Apoyaremos a las familias que sean responsables y respeten sus niños y niñas, a través de mejoras de sus ingresos. Diseñaremos programas gratuitos de cuidado integral formal con personal altamente calificado para las poblaciones más vulnerables y programas de apoyo y asistencia a los padres y madres en buenas prácticas de crianza, salud y nutrición con visitas al hogar.

11. Las ciudades se desarrollarán pensando en la felicidad y la seguridad de los niños y niñas.

12. Se harán las reformas y adecuaciones necesarias para garantizar un sistema institucional que responda oportuna y eficazmente a los compromisos sagrados que adquirimos con los niños, niñas y adolescentes.

XV. RELACIONES INTERNACIONALES BASADAS EN EL RESPETO, LA RECIPROCIDAD, LA INTERDEPENDENCIA Y LA CONVENIENCIA NACIONAL

Las relaciones internacionales tendrán como base el respeto a la soberanía nacional, la autodeterminación de los pueblos, la pluralidad, la diversidad y el reconocimiento y cumplimiento de los principios, tratados y acuerdos multilaterales aceptados por Colombia. Nuestra relación política con los países será de Estado y no de gobierno o de personas. Fortaleceremos las instancias multilaterales como escenarios democráticos para la resolución de las diferencias entre países y promoveremos la interdependencia y la diversificación de las relaciones con todos los países del mundo, más allá de los asuntos comerciales.

1. Promoveremos la internacionalización de las relaciones políticas, económicas, sociales, culturales y ecológicas sobre las bases de equidad, igualdad, reciprocidad y conveniencia nacional. No aceptamos la violencia, rechazamos la carrera armamentista, impulsamos el dialogo como mecanismo de solución pacífica de las controversias entre las naciones, respetamos y defendemos la democracia y los derechos humanos, buscamos la confianza entre los ciudadanos y las instituciones y entre los países, la participación ciudadana regional y el desarrollo sostenible por un ambiente sano.

2. Nuestra relación con los países vecinos se basará en el respeto mutuo, la reciprocidad y la conveniencia nacional. Normalizaremos y despersonalizaremos las relaciones políticas y comerciales con nuestros países vecinos. Buscaremos recobrar la confianza y armonizar políticas que nos permitan consolidar proyectos comunes binacionales y regionales. De común acuerdo, entre los países, adoptaremos programas sociales, productivos, científicos, tecnológicos, educativos y culturales binacionales que permitan recobrar la confianza y construir lazos duraderos entre nuestras poblaciones fronterizas y nacionales.

3. Construiremos una política exterior institucional con base en las prioridades de la nación y no del gobierno, con base en una visión integral de largo aliento que tome en consideración los cambios en los contextos regional y global. Consolidaremos una cancillería moderna y un cuerpo diplomático altamente especializado, con una estructura clara y funciones específicas.

4. La biodiversidad y el cambio climático harán parte central de la nueva política exterior de Colombia. La protección y buen uso de la gran riqueza en biodiversidad del país y la conservación de los bosques naturales (como estrategia fundamental para contribuir a la mitigación del cambio climático global), se incorporarán como un elemento dinamizador de las relaciones internacionales el comercio exterior, y de la buena imagen del país.

5. Reafirmaremos, profundizaremos y promoveremos los procesos de integración regional, como la CAN, en sus dimensiones política, económica, social, ambiental y cultural, sobre las bases de equidad, igualdad, reciprocidad y conveniencia nacional, como mecanismos para lograr una mejor interlocución en los escenarios internacionales.

6. Impulsaremos y profundizaremos todas las formas de interrelación con los países del mundo, que contribuyan a consolidar la economía y mejorar la calidad de vida de los colombianos. Daremos especial importancia a la relación con Latinoamérica y con los países del Este, mercados de elección para nuestras producciones.

7. Avanzaremos, con los gobiernos de la región y de otras regiones del mundo, en una evaluación y discusión seria de las políticas contra el narcotráfico aplicadas hasta ahora y en la búsqueda de soluciones diferentes, de mayor impacto.

Noemí Sanín, candidata del Partido Conservador

mayo 14, 2010 11:48 am

Nombre completo: Marta Noemí del Espíritu Santo Sanín Posada de Rubio

Partido: Conservador

Página: http://www.noemipresidenta.com/

Perfil: Nació en Medellín el 6 de junio de 1949.

Es graduada en Derecho y Ciencias Socio-Económicas de la Pontificia Universidad Javeriana, tiene una especialización en Derecho Comercial y Financiero y fue Fellow de la Universidad de Harvard.

Ha recibido Doctorados Honoris Causa de la Universidad Sokka Gakai de Tokio-Japón y de la Universidad Autónoma –UNAB-de Bucaramanga.

Como describe su perfil oficial, la candidata aprendió en su hogar que lo que hace mejor la vida y posible la convivencia son los valores y que son igualitarios y gratis: el respeto por el otro, la decencia, el amor por la ética, por la vida, por la verdad y hasta las buenas maneras, el amor por la cultura y el conocimiento.

Noemí Sanín ganó la consulta del Partido Conservador el 14 de marzo pasado a la que también se presentaron Marta Lucía Ramírez, Andrés Felipe Arias, Álvaro Leyva y José Galat.

PROPUESTAS:

¿Cuál va a ser el eje central de su campaña a la Presidencia?
Mi compromiso es terminar de derrotar el terrorismo antes de que termine mi gobierno. El País no se puede someter a una guerra prolongada contra el terrorismo. Si ya están debilitados es hora de aumentar la presión militar. Además, tengo con los colombianos el compromiso de combatir de frente la corrupción. Los corruptos nos roban más de cinco billones cada año.

¿En materia económica, cuál va a ser su fuerte?
Con la seguridad consolidada, Colombia puede convertirse en un país desarrollado en una generación. Eso requiere crecer entre el cinco por ciento y el siete por ciento anual y controlar el desempleo por debajo del seis por ciento. Para lograrlo, nuestra política se centrará en ganar credibilidad para atraer al menos 10 mil millones de pesos anuales de inversión extranjera, fortalecer instituciones independientes como el Banco de la República y las Cortes, consolidar una economía exportadora basada en la acumulación de capital humano aumentando la inversión en ciencia y tecnología, garantizar que el Estado juegue un papel importantísimo en la redistribución del ingreso vía impuestos y el gasto social y establecer reglas fiscales que tiendan a eliminar la prociclicidad de nuestras finanzas públicas.

¿Cuáles son sus alternativas para que los índices de desocupación disminuyan?
Políticas hacia el desempleo informal, programas para incentivar la formalidad. El crecimiento acelerado será la base de la creación de empleo. Un gran programa de infraestructura, 1.2 millones de viviendas, 600 mil nuevas pequeñas empresas con el TPP. Pero no se puede desincentivar el empleo formal con altos impuestos a la nómina y premiar al informal con subsidios. Es necesario acabar con la corrupción y la desadministración para que los subsidios sean para quienes realmente los necesitan. Además, es necesario acometer las reformas a la salud que garanticen el servicio pero racionalizando su financiamiento, porque de lo contrario corremos el riesgo de que sigan afectando a la nómina y al empleo.

¿Y en materia tributaria?
Estoy convencida de que necesitamos seguridad absoluta en las reglas, no imposición de tributo adicional alguno en los cuatro años de gobierno, eliminación de tributos absurdos y anti técnicos como el GMF, el compromiso serio de no volver a gravar la formación de riqueza y la inversión como lo hace lastimosamente el impuesto al patrimonio y la posibilidad de reducir la tarifa de renta si las utilidades se reinvierten en el país por al menos 10 años. Pero también sabemos que se necesita una mejor administración y fiscalización para que todos quienes puedan contribuir al Estado lo hagan y no siga recayendo la carga fiscal en pocos colombianos.

Proyectos de infraestructura
Nos hemos acostumbrado a hablar en diminutivo cuando nos referimos a nuestras vías y a nuestra infraestructura. No habrá crecimiento sin una buena infraestructura. El Estado tiene la obligación de estructurar los proyectos con estudios técnicos y financieros que aceleren la ejecución de los grandes proyectos y además garanticen la transparencia. Gestión por parte del Ministerio y financiamiento a través de proyectos público-privados y los mayores ingresos petroleros.

Políticas de vivienda

La vivienda es importante como motor de crecimiento y además como factor de cohesión social. Se necesita urgentemente una mejor gestión de la tierra, especialmente para la VIS. Los subsidios se pierden si no hay tierra a precio adecuado para los proyectos. El otro problema que debemos solucionar es el de un adecuado financiamiento. Las tasas de interés de largo plazo son muy altas y lo seguirán siendo mientras el Estados tenga un déficit fiscal alto.

¿Cómo desarrollará el avance del agro?
Debemos aprovechar los altos precios internacionales para darle un fuerte impulso a la agricultura y a la agroindustria y desarrollar los llanos, la altillanura y las tierras de la Costa Atlántica. Con el desarrollo del sector minero energético y el agroindustrial, los próximos años son la mejor oportunidad que nuestro país ha tenido para desarrollar esa otra media Colombia que hasta ahora ha estado abandonada. Los seguros contra el riesgo del clima son urgentes lo mismo que la infraestructura para sacar los productos, financiada con las mayores regalías que tendremos.

¿Cómo va a afrontar la crisis actual en salud?
Estamos dedicando a la salud en Colombia cerca al ocho por ciento del PIB, lo cual es mucha plata. Lo que más se necesita es administrar. Crear nuevamente el Ministerio de Salud y fortalecer la Superintendencia para que controle la prestación del servicio y el costo de los medicamentos. Una buena administración, una buena gestión, un buen control y lucha contra la corrupción, pueden hacer un sistema de salud muchísimo mejor. El regímen contributivo y el subsidiado deben igualarse muy rapidamente, pero no puede permitirse que quienes tienen como pagar la salud puedan tener subsidio. En el sistema subsidiado hay corrupci’on que hay que sacar para que el Estado ayude a quienes realmente lo necesitan. Todos tenemos unos derechos, que son el tratamiento, la curación, los remedios, de modo que los colombianos tienen que exigirlos. Por eso nosotros vamos a crear el Defensor de la Salud, para que a la gente la escuchen y le resuelvan su queja rápidamente, sin que tengan que llegar a las tutelas.
Finalmente, los médicos tienen que cumplir con el deber que les dio su juramento y ese es curar y aliviar a la gente, en eso, no pueden existir ni multas ni mucho menos amenazas.

Jairo Calderón, Candidato de Apertura Liberal

mayo 14, 2010 11:20 am

Nombre completo: Jairo Calderón Carrero

Movimiento:Apertura Liberal

Página: http://jairocalderonpresidente.blogspot.com/

Perfil: Proveniente de un humilde hogar campesino de Usme en el Distrito Capital, de sangre boyacense y cundinamarqués. Con gran sacrificio y entusiasmo logró formarse Administrador de Empresas de la Universidad Cooperativa de Colombia, en la Escuela Superior de Administración Pública se preparó en Alta Gerencia Pública y es Especialista en Derecho Público de la Universidad Autónoma de Colombia, también estudio Gerencia de Empresas Exportadoras en la Universidad Cooperativa y es Diplomado en Gerencia Pública y Localidades de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

Luego de ocupar posiciones destacadas en el Departamento Administrativo de Planeación de Cundinamarca, La Secretaría de Gobierno Distrital, La Contraloría General de la República y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, gracias a la confianza que han depositado en él los sectores populares, fue elegido por dos períodos consecutivos como Concejal de Bogotá, durante las administraciones de Enrique Peñalosa y Antanas Mockus, participando activamente en la transformación de la Capital de la República, presidente de la Comisión de Gobierno del Concejo de Bogotá.

En el año 2007 fue miembro del gabinete de la Gobernación del Cesar y en la actualidad se desempeña como Consultor en Administración Pública y procesos de Formación y Capacitación en Propiedad Horizontal, Justicia Comunitaria y diversos temas del sector Social.

En el Concejo de Bogotá se distinguió por generar y defender Políticas sociales que buscan el beneficio común, en especial, aquellas orientadas a reducir las diferencias sociales y mejorar la calidad de vida en la ciudad.

PROPUESTAS:

Este programa va dirigido a un país con el 50% de su población por debajo de la línea de pobreza; con ocho millones de indigentes; con el 70% de las personas en edad de trabajar subempleadas; con el 14% de la población desempleada; con tres millones y medio de familias desplazadas; con más de seiscientas mil familias que perdieron sus viviendas víctimas del UPAC y UVR; un país donde mueren por falta de alimento 15.000 niños menores de cinco años cada año, donde quinientos mil niños sufren de desnutrición infantil; con un déficit superior a un millón doscientas mil viviendas de interés social; con ciudades con altísimos índices de inseguridad, con presencia en el territorio nacional de guerrilla, paramilitares y bandas emergentes.

La mano es como un árbol con 5 ramas alimentadas por la savia de la economía que le da vida.

Como “El hambre no admite soluciones a largo plazo”, proponemos la implementación de cinco estrategias:

1.- Un nuevo estilo de gobierno. Las últimas décadas se ha impuesto en Colombia el estilo del dejar hacer, dejar pasar, donde el gobierno deja en manos del sector privado la tarea de dinamizar la economía y generar empleo. Nuestra propuesta es dejar el estilo de gobierno que espera que las cosas ocurran por un gobierno que hace que las cosas ocurran, un gobierno gestor, un gobierno líder, que organiza la población, planea y ofrece herramientas para la producción, que garantiza el transporte y la comercialización, haciendo rentables el campo, la micro, pequeña y mediana empresas, generando puestos de trabajo productivos permanentes que les permitan a las familias generar los ingresos suficientes para alcanzar un nivel de vida digno.

Los economistas procuran convencer al mundo que los dos únicos sistemas económicos posibles son el socialismo donde la propiedad es pública, la competencia no existe y la producción se planifica, se trata de un orden decretado, según Hayek.

En el sistema liberal o capitalista, la propiedad es privada, la competencia interior y exterior es la regla y la producción está determinada por las iniciativas de una minoría actuante, los empresarios. En este sistema el orden es espontaneo. El sector público sede ante las privatizaciones, el estado solo se reserva el derecho a regular, procurando que esta regulación sea mínima debido a la globalización.
En este panorama del capitalismo, el empleo depende básicamente del crecimiento económico, y se presupuesta que si a los empresarios les va bien, ese crecimiento se convertirá en empleos para los sectores populares.

Analizada la crisis que enfrenta el país en su economía, los expertos más optimistas consideran que Colombia en los próximos años con un adecuado manejo crecerá al 2.5 o 3 por ciento, lo que indica un sombrío panorama para la gran mayoría de la población colombiana que tiene la esperanza que en el nuevo gobierno encontrará una ocupación que le garantice los ingresos necesarios para dar una vida digna a su familia.

La mayoría de los candidatos presidenciales ofrecen las fórmulas mágicas de toda la vida, planes de infraestructura y construcción de vivienda, que no garantizan la generación de empleo productivo, si no que en la medida en que se terminan las obras, quienes encontraron un trabajo lo vuelven a perder y quedan nuevamente desempleados a la espera del anuncio de nuevas obras que difícilmente llegarán.

En un país con un sector empresarial en crecimiento y todavía débil para enfrentar el mundo, considero necesario revisar el papel del gobierno y su visión para enfrentar un mundo con economía globalizada donde Colombia debe fijar un rumbo claro y diseñar un plan que le permita dar pasos agigantados para conquistar mercados que luego será muy difícil penetrar.

Si tenemos en cuenta que hoy mil veintidós millones de personas en el mundo padecen de hambre, que la India ya no tiene agua y que muchos países dirigen sus esfuerzos hacia la tecnología, la industria de bienes de capital y la sustitución de fuentes de energía, se presenta para Colombia la gran oportunidad de convertirse en el primer productor, procesador y exportador de alimentos de América Latina, teniendo al Asia y Brasil como dos mercados objetivos claros, que nos puedan significar la construcción de una nueva realidad para Colombia, generando un empleo productivo por cada dos hectáreas que se cultiven, y una generación significativa de trabajo en la agroindustria y los servicios que se dinamizarán como consecuencia de la activación de los anteriores.

Brasil está dedicando gran parte de su territorio cultivable a los biocombustibles, siendo por su cercanía un mercado estratégico para nuestros productos, los que pueden ser transportados por trenes impulsados con tecnologías ecológicas cuya base sea la luz solar o el viento, u otras que estén a disposición.

En las costas asiáticas encontramos más de setecientos millones de personas dispuestas a consumir nuestros alimentos, y con menos exigencias que los mercados europeo y americano, permitiéndonos ir avanzando en la medida de nuestras capacidades, apoyados por avances tecnológicos propios que disminuyan el costo de acceder a las nuevas tecnologías, ya que los avances tecnológicos alcanzados en los países industrializados son patentados y se vuelven demasiado costosos para nosotros, significando un gran desafío para la universidad colombiana.

Los puertos de Tumaco y Buenaventura serán de vital importancia en esta tarea, lo que hace indispensable dotarlos de agua potable, alcantarillado y todos los demás servicios básicos, además de la infraestructura portuaria y hotelera adecuada
Para los demás mercados como el centroamericano, el americano, el europeo y demás, la infraestructura portuaria del Caribe será definitiva.

Para el centro del país será indispensable garantizar la ampliación adecuada del Aeropuerto de El Dorado, tercero en el movimiento de carga en América Latina.
En este panorama es necesario que el gobierno asuma un nuevo papel, que no deje solo al sector empresarial y que se convierta en un gobierno líder, en un gobierno gestor, que organiza a la población, planea la producción y garantiza la comercialización haciendo rentable el campo y la ciudad.

Para hacer posible esta tarea se requiere hacer uso de la economía solidaria que hace posible que cada productor campesino sea independiente, pero que se organice con los demás en sus regiones para hacer uso de las economías de escala en dos aspectos, en la compra de los insumos y en la comercialización de los productos, para volverse competitivos, y de cuyo caso un excelente ejemplo exitoso en Colombia es Colanta.

Para apoyar la comercialización de los productos colombianos en el mundo, se debe organizar le red de Colombianos en el exterior y estimular la apertura de tiendas colombianas en todo el mundo, de tal manera que nuestros productos sean exportados a empresas colombianas que le permiten a nuestros compatriotas en el exterior elevar su nivel de vida y apoyar a sus familias en Colombia para llevar una vida digna.
Hoy, cuando exportamos una libra de café recibimos aproximadamente un dólar con ochenta y nueve centavos. La empresa que lo vuelve tintos en la China le hace noventa y dos dólares. Noventa dólares más de valor agregado que no llegan a Colombia.

En Colombia las grandes generadoras de empleo son las micro, pequeña y mediana empresas, por eso estoy seguro que un plan de empleo apoyado en la actividad agrícola y agroindustrial serán todo un éxito, y más si el presidente se encarga de ayudar a abrir mercados a través de convenios con otros gobiernos en los que se comprometa a producir cientos de miles de toneladas de alimentos con destino a esos países, lo que nos permitirá comprarle la cosecha a nuestros campesinos a precios justos como lo hacia el IDEMA en el pasado, transformarlos en asocio con la empresa privada, suplir el mercado interno y exportar los excedentes.

Así como Dubái decidió que su futuro es el turismo, Colombia puede decidir que su futuro es la agroindustria y los servicios, impulsando tecnologías limpias que nos den ventaja sobre la competencia, pues por muchos adelantos que el hombre conquiste, nunca dejará de comer y de vestir.

Así las cosas, se justifica la propuesta de un gobierno líder, de un gobierno gestor, que no espera que las cosas ocurran sino que hace que las cosas ocurran, abandonando el viejo estilo del dejar hacer, dejar pasar con el que nos han gobernado por más de cincuenta años.

2.- La humanización de la banca y la constitución del fondo popular del progreso que le dé crédito a los emprendedores para crear micro, pequeñas y medianas empresas; que fortalezca a los micro, pequeños y medianos empresarios y que haga que la banca cubra la gran deuda social que tiene con el país. En este momento de crisis, la banca debe enviar un salvavidas al país apoyando a los empresarios y garantizándoles los recursos necesarios para superar sus dificultades.

Fue a finales de los años noventa cuando la banca colombiana atravesó la más profunda crisis, y fue el pueblo colombiano quien a través del dos por mil le envió el salvavidas que necesitaba para salir adelante. Esa misma banca hoy se encuentra totalmente fortalecida, siendo el sector financiero de los pocos que se dan el lujo en esta época de crisis de reportar utilidades billonarias. Pues bien, como no hay deuda que no se pague ni plazo que no se venza, considero que es hora de que el sector financiero en un gran acuerdo de productividad con el gobierno, le lance el salvavidas que Colombia necesita, destinando el cincuenta por ciento de sus utilidades al crédito a micro, pequeños y medianos productores en el campo y la ciudad, con el respaldo del Fondo Nacional de Garantías, permitiendo la reactivación de la economía familiar, haciendo posible la productividad de la familia colombiana, fortaleciendo la capacidad de compra, reactivando el consumo interno, incrementando el ingreso per cápita, la capacidad de ahorro y disminuyendo la demanda de subsidios del estado, liberando importantes recursos estatales que se reorientarán en la prestación de más y mejores servicios.

La creación del Fondo Popular del Progreso permitirá que importantes recursos públicos ubicados a través de la banca pública y privada lleguen a los sectores populares, dirigidos a financiar proyectos productivos, que deben estar considerados como prioritarios por el gobierno dentro de su planeación de la producción destinada principalmente a los mercados foráneos.

3.- La nueva filosofía de la educación. En Colombia se prepara a los niños para ser peones. Desde muy pequeños se les recomienda estudiar juiciosos y obtener buenas notas para tener un buen empleo, y que se porten bien para que el patrón no los eche.
En nuestro gobierno formaremos hombres y mujeres de éxito. Desde octavo grado recibirán cátedra en administración de negocios y generación de oportunidades. Los profesores recibirán salarios justos y capacitación permanente vía internet. Todas las escuelas y colegios tendrán internet y al final del mandato en cada salón deberá haber máximo 25 alumnos, no 50 como opera en la actualidad. La calidad será tanto o más importante que la cobertura.

Es cierto que en nuestro país hay una enorme pobreza, lo que no se puede permitir es que confundan y terminen creyendo que ser niño pobre es lo mismo que niño bruto, pues las capacidades de los niños pobres son iguales o superiores a las de muchos niños que no han vivido la pobreza.

Sé que todos los niños de Colombia están en capacidad de conquistar el mundo. Es necesario, primero hacérselo saber y segundo brindarles las oportunidades necesarias para desarrollar sus aptitudes y dones, que ellos mismos se encargarán de labrar el camino y hacer de Colombia una potencia a nivel internacional.

4.- Economía Solidaria. “Para erradicar el hambre y la pobreza” será necesario la unión de capitales y esfuerzos de los sectores populares y la clase media, de tal manera que se pueda planear la producción, garantizar el transporte y la comercialización, asegurando la rentabilidad de las actividades productivas, aplicando el modelo mixto entre la economía solidaria y el capitalismo, donde cada productor es un empresario independiente pero se asocia con los de su sector en la compra de insumos y en la comercialización de los productos, con el fin de beneficiarse de las economías de escala. Colanta es un buen ejemplo de éxito de este modelo en Colombia.

La economía solidaria nos da muchas herramientas, y permite que una frase de cajón como que “EL MAS GRANDE TESORO DE COLOMBIA ES SU GENTE”, se haga realidad y que la gente se convierta en el verdadero motor del desarrollo colombiano.

En la medida en que cada familia colombiana tenga la posibilidad de generar los ingresos necesarios para tener una vida digna, es una familia menos que necesita subsidios, liberándonos recursos y alcanzando capacidad de consumo, de ahorro, recuperando la dignidad que en Colombia se ha perdido, alcanzando niveles de bienestar de donde desaparece la violencia intrafamiliar, los delitos menores, las disoluciones matrimoniales y florece nuevamente la familia como la célula articuladora de un nuevo modelo de sociedad más solidario, donde los hombres reconocemos la necesidad de juntarnos con los otros para progresar.

5.- El Estado de Bienestar. Con nuestra propuesta el pueblo colombiano recupera su dignidad, abandona la mendicidad, demanda menos subsidios, se hace más productivo, eleva el ingreso per-cápita, se fortalece el mercado interno, se eleva la capacidad de ahorro y se hacen posibles servicios de calidad en salud, educación, vivienda digna, recreación.

Para hacer realidad este estado de bienestar, tal y como están las cosas en el país es necesaria la implementación de algunos proyectos puntuales:

1.- Se implementarán los comedores sociales, que permitan que aquellas familias que no tienen ingresos desayunen, almuercen y cenen, pero con el compromiso de los adultos de capacitarse en la producción de bienes de consumo masivo, con cuya comercialización pagarán la alimentación y empezarán a ahorrar para aplicar a planes de vivienda social sin intereses financieros, adelantados con grupos solidarios de familias, que harán de la auto construcción dirigida el camino más cercano a la adquisición de una vivienda digna, donde la garantía de la paga ya no será el inmueble si no la capacidad de producir. Así las cosas propondremos que LA VIVIENDA DIGNA SEA ELEVADA A DERECHO FUNDAMENTAL, DE TAL MANERA QUE SEA UNA REALIDAD EL ESTADO SOCIAL DE DERECHO, donde nadie puede ser desalojado de su casa mientras el estado no le garantice un lugar digno donde refugiarse con su familia, lo que dará lugar a los centros habitacionales estatales, que garanticen vivienda temporal a las familias menos favorecidas hasta tanto apliquen para la adquisición de una vivienda propia y le cedan el cupo a otra familia necesitada. Dentro de este esquema se podrá entregar el subsidio de vivienda en lotes con servicios y materiales para que las familias construyan su casa bajo la dirección de un ingeniero pago por el gobierno.

Este proyecto integral nos ayuda a solucionar cuatro problemas grandes porque ofrece alimentación, capacitación, trabajo y vivienda.

2.- El banco de tierras rural para la productividad. Con los bienes expropiados a los narcotraficantes y actores del conflicto armado, se constituirá un banco de tierras rural que en cabeza del estado dará a las familias desplazadas tierra para cultivar, vivienda temporal y capital de trabajo que les permita ser productivos y aplicar a programas de crédito blando para adquirir su propia tierra. Aplicando el pasaje bíblico de no dar el pescado sino enseñar a pescar y además facilitarles que lo hagan.

3.- Los centros de acopio social y los grandes centros agroindustriales. En cada municipio existirá un centro de acopio social que permitirá comprarle las cosechas a los campesinos y transportar los productos a centros agroindustriales ubicados en las regiones donde se procesen los alimentos y se despachen los pedidos rumbo al mercado interno o a los puertos para su exportación.

4.- Red de colombianos en el exterior. Se constituirá una red de colombianos en el exterior con cuyo apoyo se fundarán tiendas de productos colombianos en todo el mundo, permitiendo que nuestros productos sean exportados a empresas colombianas en el exterior que se encarguen de ubicar nuestros productos en los mercados extranjeros y permitan mayores ingresos al país por los valores agregados generados fruto de la comercialización de los mismos.

5.- Tecnología colombiana para desarrollar a Colombia. Se debe destinar como mínimo el dos por ciento del presupuesto nacional para patrocinar el desarrollo tecnológico, destinado a la optimización de la explotación del campo colombiano con tecnologías limpias que generen valores agregados a nuestros productos y ventajas comparativas que nos garanticen el fácil posicionamiento de los mismos en mercados foráneos.

6.- Nuevo sistema de financiación de la vivienda. La vivienda debe ser financiada en pesos colombianos y la garantía de su paga se respaldará en la capacidad productiva de sus compradores, no con el inmueble cuando es el único que tiene la familia, entrando a operar un fondo de garantías estatal para la vivienda de clase media y alta, que cubra las cuotas durante la vacancia laboral de los compradores, quienes se inscriben a programas gubernamentales para volverse a ocupar.

7.- Calidad y cobertura en educación. Toda escuela pública contará con internet gratuito para la comunidad escolar y biblioteca. Se construirán las aulas necesarias para garantizar que en ninguna de ellas haya más de veinticinco alumnos recibiendo la misma clase y en el mismo horario.

Se deben nivelar salarialmente a los maestros, ya que hay profesores con salarios indignos para una profesión tan importante y de tanta responsabilidad para con el futuro del país. Los profesores deberán dedicar mínimo una hora cátedra diaria a actualizarse vía internet en programas dispuestos especialmente para ellos por las universidades públicas.

Se deben fortalecer la universidad pública y priorizar los programas que fortalezcan el desarrollo del país, descentralizándola y llegando a las diferentes regiones de Colombia haciendo realidad la universidad pública nocturna y evitando su privatización.

8.- Servicio de salud para todos. Hoy en Colombia cerca de 41 millones de colombianos cuentan con carné de salud, pero la mayoría no cuenta con el servicio, debido a que el contrato del estado con las EPS privadas está diseñado para que ellas ganen más cada vez que presten menos servicios.

Por ese motivo modificaremos el contrato con las EPS y les pagaremos por evento, de tal manera que si le prestan buenos servicios a nuestra gente les pagamos y si no los atienden sencillamente no lo hacemos, de esta manera se elevará la calidad de los servicios y se terminará definitivamente el paseo de la muerte.

Las EPS contratarán con la red pública mínimo el 50% y no máximo el 60% como lo contempló la emergencia social del gobierno que busca quebrar la red pública para privatizarla.

El SISBEN será automático, así si una persona tiene SISBEN y se emplea afiliándose a una EPS, si pierde su empleo, automáticamente queda nuevamente amparada por el SISBEN, en el nivel que tenía.

Las ARS privadas no existirán más, una gran ARS pública realizará esta labor con el apoyo de la red pública nacional, para volver a tener el médico en casa.

9. Recreación. Se construirá la red nacional de parques, como elemento integrador de la familia colombiana.

Sobre las bases de los anteriores puntos se pueden implementar todos los demás proyectos que conduzcan a erradicar el hambre y la pobreza.

Gustavo Petro, candidato del Polo Democrático

mayo 14, 2010 10:54 am

Nombre completo: Gustavo Francisco Petro Urrego

Paretido: Polo Democrático

Página: www.gustavopetro.com

Perfil: El senador es economista de la Universidad Externado, especialista en administración pública, y en Desarrollo y Medio Ambiente.

Fue militante del Movimiento 19 de Abril (M-19), donde llegó a ser clave en la firma del acuerdo entre ese grupo insurgente y el gobierno.

Petro llegó al Congreso de la República en 1991, pero fue en 2002 cuando obtuvo la más alta votación al llegar a la Cámara de Representantes por Bogotá. En el 2006 fue elegido senador con la segunda votación más alta del país, 143.443 votos.

Bajo el lema de campaña ‘Acordemos el Futuro’, intenta quedarse con la candidatura del Polo Democrático Alternativo, destacando dentro de sus principales propuestas el poder «separar la política del crimen y el estado de  las mafias», además de la democratización del saber, del crédito, y de las tierras fértiles.

Petro, quien nació en Ciénaga de Oro (Córdoba) en abril de 1960,  hace parte del ala moderada del Polo, la que plantea la necesidad de hacer una convergencia inmediata para llegar a la Presidencia.

PROPUESTAS:

Resumen de las propuestas que lanzó  durante las visitas a diferentes ciudades del país y los diversos eventos en los que participó:

• La nuestra es una política para la vida, preocupada y centrada sobre el ser humano y la naturaleza.

• La obligación de alentar y respetar las Constituyentes locales como forma ideal de democratización de la vida y desarrollo de los afro descendientes del Pacifico, el Haití Colombiano. Además, generar empleo y disminuir el hambre a partir de la industrialización de la pesca en nuestras dos costas, a través de cooperativas de pescadores artesanales.

• Un subsidio a la alimentación del hato ganadero, como forma de aumentar productividad y generar empleo, reducir el área que hoy se usa en ganadería extensiva y restaurarla ecológicamente (20 millones de hectáreas) a partir de un ambicioso programa de reforestación: sembraremos 100 millones de árboles para generar empleo y mitigar los efectos del cambio climático.

• No dejaremos sin cultivar ni una pulgada de tierra fértil en Colombia para generar empleo, disminuir el hambre, aumentar capacidad de compra e integrarnos productivamente con el mundo.

• Ante la inaceptable desigualdad social (los segundos en el continente después de Haití), habrá un gasto publico redistributivo, priorizando la educación y reconstruyendo el modelo de seguridad social en salud y pensiones; Impulsaré un Pacto Fiscal, para cambiar la antidemocrática y regresiva estructura tributaria; habrá impuesto a la renta PROGRESIVO (el que más gana, mas paga impuestos); no habrá exenciones, descuentos ni beneficios tributarios, salvo aquellos que generen empleo. Eliminaré los impuestos a la cadena alimenticia.

• Respetaré los pactos de «estabilidad jurídica» firmados por este gobierno, (en realidad jugosos beneficios tributarios para amigos del gobierno), pese a no estar de acuerdo en su filosofía y concepción. Para compensar ese gran «hueco fiscal» generado por dichos pactos, habrá impuestos sobre los dividendos y sobre personas naturales.

• Daré un subsidio mensual (ingreso ciudadano) para casi 3 millones de adultos mayores, que hoy no cuentan con ningún tipo de ayuda ni ingreso fijo en esta etapa de sus vidas. Habrá una Colombia Sin Hambre; mantendré Familias en Acción pero lo ampliaré articulándolo al Banco de la Mujer, banco público que dará crédito en condiciones especiales a mujeres cabeza de familia para integrarlas al mundo de la producción y la dignidad.

• No hay conflictos eternos. Para alcanzar la Paz y la Reconciliación, hay que recomponer la comunicación hoy rota entre diversos actores y sectores de la sociedad colombiana, vía Constituyentes Regionales para alcanzar Acuerdos Locales que serán acompañados, respetados y cumplidos desde el Estado. La reparación de víctimas es fundamental para el perdón y la reconciliación.

• Ofrezco una opción para los victimarios, en su mayoría grandes narcotraficantes: no extradición a cambio de entregar la tierra actualmente en su poder y abandonar el poder político local.

• Habrá una reforma de la justicia, ocupada hoy en un 60% en dirimir GRATUITAMENTE procesos judiciales de entidades financieras contra sus clientes; los recursos que se liberen al cobrar este servicio de la justicia, se llevarán a reforzar la justicia penal y de familia y reducir los alarmantes niveles de impunidad presentes en el país.

• En el plano internacional es necesario recuperar la soberanía, hoy disminuida y deteriorada. Habrá diálogo con Estados Unidos para diseñar una nueva política antidrogas. También habrá una política de fronteras, incluyendo condiciones especiales para generación de empleo (más allá de las zonas francas), enmarcado dentro de una política de seguridad. Hay que reconstruir la CAN y participar más activa y decididamente en UNASUR. Habrá acuerdos de comercio e integración con todos los países del mundo, en condiciones de equidad, justicia y desarrollo.

• La integración se hace con hechos concretos: construiremos el ferrocarril Caracas – Bogotá, como elemento integrador entre los dos países y como fórmula de redención de los Llanos Orientales. Habrá un Acuerdo de Integración con Brasil con dos objetivos: la conservación de la Amazonía, (el gran regulador climático), la cual tendrá el status de Zona Estratégica Especial, y la investigación y desarrollo de la biodiversidad, como nueva forma de desarrollo de la sociedad colombiana, a partir de ciencia y tecnología que potencie la inventiva y la inmensa capacidad de nuestra comunidad científica.

• Renegociaré con el Presidente Obama el capitulo Agrario del TLC firmado entre los dos países por evidente contradicción con nuestra política de paz y el modelo de desarrollo que implementaré a partir de las potencialidades del agro.


Germán Vargas Lleras, candidato de Cambio Radical

mayo 14, 2010 10:39 am

Nombre completo: Germán Vargas Lleras

Partido: Cambio Radical

Página: http://www.vargaslleras.com/

Perfil: Germán Vargas Lleras ha sido senador en tres ocasiones. Desde el 2006 representa al partido Cambio Radical que hace parte de la coalición del gobierno. Pero este apoyo se ha venido reduciendo sistemáticamente debido a su rechazo por una segunda reelección y su particular interés por ser Presidente de la República. Vargas considera que él es el único que puede continuar las políticas de seguridad democrática complementadas con un ideal modelo económico, por eso, fue uno de los primeros en declararse oficialmente como candidato a la presidencia del 2010 «con o sin Uribe».

PROPUESTAS:

  • En el campo de la seguridad democrática, se propone:
    • Fortalecer la seguridad democrática, insistiendo en la lucha contra los grupos guerrilleros, las bandas emergentes y las organizaciones criminales.
    • Fortalecer a la fuerza pública en el respeto a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario.
    • Continuar el proceso de reforma y modernización militar.
    • Implementar estrategias en las fronteras que permitan articular la periferia con el centro del país, aumentando la institucionalidad y ofreciendo una capacidad productiva real a las comunidades de frontera.
    • Crear un servicio nacional de fronteras bajo el mando de la Policía Nacional que haga presencia permanente y desarrolle funciones de vigilancia en los lugares más apartados del país.
    • Desplegar un dispositivo militar de defensa externa en toda la franja fronteriza, adecuando las unidades a las necesidades de cada sector escogido por el Gobierno Nacional como de alta vulnerabilidad o interés estratégico.
    • Aumentar a 120.000 el número de Soldados Profesionales.
    • Consolidar la presencia de los Soldados de Mi Pueblo en no menos de 900 municipios.
  • En el campo de la presencia del Estado en todo el territorio nacional, se propone:
    • Emplear la fuerza pública como un instrumento para llevar la gobernabilidad civil y democrática a todo el territorio nacional.
    • Fortalecer la inversión social en educación, salud y saneamiento básico en las zonas recuperadas.
    • Dar trámite a la ley de víctimas, la cual debe contemplar un procedimiento automático y expedito para el regreso de los desplazados.
    • Restituir un equilibrio sano y productivo a la posesión de la tierra colombiana.
    • Crear una jurisdicción especial de extinción de dominio de bienes de origen ilegal para evacuar de manera sumaria y expedita estos procesos.
    • Promover la defensa de los derechos humanos, garantizando que el ministerio de Defensa tendrá la primera responsabilidad política cuando se trate de responder por acciones internas, rechazando cualquier acto violatorio de la dignidad e integridad de los colombianos y castigando de manera ejemplarizante a los responsables de los falsos positivos.

En el campo de la seguridad urbana, se propone:

  • Implementar una política de seguridad ciudadana que busque fortalecer y mejorar la eficiencia de la Policía Nacional.
  • Mejorar la credibilidad de la Policía Nacional frente a los ciudadanos.
  • Especializar a la Policía Nacional en materia de seguridad ciudadana.
  • Crear comandos municipales.
  • Aumentar el pie de fuerza de la Policía Nacional, garantizando un incremento neto de 10.000 efectivos por año durante el periodo 2010 – 2015.
  • Mejorar la dotación de la Policía Nacional.
  • Fortalecer los Fondos Locales de Seguridad.
  • Fortalecer los vínculos institucionales entre la Policía y el Ministerio de Defensa.
  • Reinstaurar el Ministerio de Justicia.
  • Crear comandos municipales de policía en las ciudades intermedias.
  • Fortalecer los vínculos de la Policía Nacional con la comunidad.
  • Implementar un programa de resocialización efectivo para los desplazados por el conflicto y excombatientes desmovilizados

Política de Vivienda

En materia de vivienda, para lograr construir 200.000 viviendas por año, resulta necesario trabajar en torno de tres ejes: 1) el de la habilitación de tierras; 2) el de la ampliación de la base de compradores susceptibles de ser receptores de crédito; y 3) el de los segmentos que no podrán acceder a una vivienda aun con las nuevas políticas.

  • En el campo de habilitación de tierras, se propone:
    • Articular las acciones inherentes a la atención efectiva a la demanda de vivienda de interés social con una política de desarrollo urbano integral, humano e incluyente.
    • Incrementar los recursos públicos dirigidos a la producción de tierra urbanizada.
    • Promover macroproyectos como mecanismo para renovar la “actividad convencional” de la Administración Pública en materia urbanística.
    • Adoptar un marco de medidas en el ámbito nacional que definan las normas y procedimientos para ejercer los derechos de urbanización y edificación y evitar así la dispersión normativa y la seguridad jurídica que caracterizan esas materias.
    • Simplificar los procedimientos de adquisición de inmuebles por parte de las entidades territoriales a través de bancos inmobiliarios que deban ser destinados a la ejecución de proyectos urbanos aptos para VIS y VIP.
    • Tomar medidas fiscales para combatir la especulación y controlar los precios del suelo.
  • En el campo de la ampliación de la base de compradores susceptibles de ser receptores de crédito, se propone:
    • Otorgar subsidios orientados al pago parcial o total de las cuotas de los primeros años.
    • Otorgar subsidios a la tasa de interés para que todas las personas que devengan desde un salario mínimo puedan acceder a un crédito de 18 millones de pesos.
    • Desarrollar entidades orientadas exclusivamente a la financiación de vivienda de interés social.
    • Desarrollar Sistemas de información de deudores.
    • Disponer de la utilización de los recursos de cesantías y pensiones como parte de la cuota inicial de vivienda o como garantía para acceder a la financiación.
    • Fortalecer el Fondo Nacional del Ahorro.
  • En el campo de los segmentos que no podrán acceder a una vivienda aun con las nuevas políticas, se propone:
    • Generar programas piloto de arriendo.
    • Desarrollar garantías para arrendadores a través del Fondo Nacional de Garantías.
    • Implementar un programa de arrendatarios propietarios, en virtud del cual el arrendatario, luego de cumplir algunos requisitos, pase a ser propietario de la vivienda.
    • Promover esquemas de lotes con servicios, siempre y cuando exista la capacidad institucional para monitorear que los desarrollos mantengan condiciones adecuadas que los hagan habitables.
    • Promover bancos de materiales administrados por las cajas de compensación, que le permita a los propietarios acceder a materiales a precios competitivos.

Política de Justicia

En su política de Justicia estos han sido uno de los cambios más sustanciales que Germán Vargas Lleras cree que son necesarios de implementar prontamente. Lo siguiente es un resumen general, usted también puede leer el documento completo de esta propuesta.

En materia de justicia, resulta necesario trabajar en torno de tres ejes: 1) el de la reforma institucional; 2) el de la eficiencia judicial; y 3) el de la seguridad jurídica.

  • En el campo de la reforma institucional, se propone:
    • Restaurar el Ministerio de Justicia para que el sector tenga un líder. Al Ministerio se adscribirá una unidad administrativa que se ocupe de la defensa judicial de la Nación.
    • Crear las jurisdicciones de extinción de dominio y de ejecutivos para descongestionar el sistema.
    • Eliminar el Consejo Superior de la Judicatura. Trasladar el poder disciplinario a los tribunales y nombrar un gerente de la rama judicial.
    • Revisar la función electoral de los jueces, ampliar a doce años los periodos de los magistrados de las Altas Cortes y aumentar a veinte los años de experiencia que se requieren para acceder a la magistratura.
    • Eliminar la tutela contra sentencias de las Altas Cortes.
    • Profesionalizar a los jueces y a los funcionarios de la rama judicial.
  • En el campo de la eficiencia judicial, se propone:
    • Crear jueces de tiempo parcial. El Estado contratará abogados para que actúen como jueces.
    • Fortalecer la acumulación de procesos cuando sus circunstancias de hecho sean las mismas.
    • Fortalecer los mecanismos alternativos de resolución de conflictos, eliminando los recursos que le permiten a la jurisdicción administrativa revisar de fondo los laudos de los tribunales de arbitramento e implementando un sistema de puerta múltiple, en virtud del cual el juez, luego de revisar las características del pleito que llega a su despacho, puede decidir que las partes acudan a un mecanismo alternativo en particular como requisito de procedibilidad.
    • Promulgar el Código Único de Procedimiento para garantizar la oralidad en todo el sistema.
    • Extender la función jurisdiccional a las notarías para que los más pobres puedan titular sus viviendas mediante un trámite notarial.
    • Mejorar el sistema acusatorio fortaleciendo la policía judicial y promulgando la Ley de Pequeñas Causas.
  • En el campo de la seguridad jurídica, se propone:
    • Hacer obligatoria la jurisprudencia.
    • Eliminar la retroactividad de las sentencias de la Corte Constitucional.
    • Crear el control previo de constitucionalidad para leyes económicas, penales y tributarias.
    • Concentrar la potestad reglamentaria en cabeza del Presidente de la República.
    • Inventariar las normas jurídicas vigentes en Colombia.

Política de Pobreza

En su política para combatir la Pobreza estos han sido uno de los cambios más sustanciales que Germán Vargas Lleras cree que son necesarios de implementar prontamente:

  • Reforma de los mercados laborales
    • Reducir las exenciones al capital.
    • Redefinir los aportes parafiscales y reducir los costos de despido para disminuir el costo relativo del empleo.
    • Desligar el cubrimiento de seguridad social de los mercados laborales y ofrecer cobertura universal de salud.
    • Fortalecer el SENA para ampliar el cubrimiento de la capacitación laboral a personas sin educación formal y personas de menores ingresos.
    • Creación de 300.000 empleos temporales.
  • Rediseño del seguro de desempleo con las siguientes características:
    • Cubrirá a trabajadores con contratos (temporales o permanentes) que hayan trabajado más de doce meses.
    • La financiación del seguro se realizará con aportes de los empleados, de los empleadores y del Estado. Los empleados aportaran el 0,7% del salario, mientras que los empleadores contribuirán con un 1,5% de la nómina, que se tomará del dinero que hoy contribuyen para cesantías. El Estado colombiano aportará dineros equivalentes al 0,8% de la nómina del país, aproximadamente unos 510 mil millones de pesos anuales. Estos dineros irán al fondo de seguro del desempleo.
    • Para acceder al beneficio, el trabajador debe haber aportado al fondo durante 12 meses dentro de los 18 anteriores. El seguro tendrá una tasa de remplazo del 50% del salario devengado por el trabajador antes de perder su empleo y podrá ser cobrado por un periodo máximo de seis meses consecutivos.
    • El seguro será condicional. Esto implica que el trabajador debe proveer evidencia de estar buscando empleo o de haber participado en cursos de formación que le permitan aumentar su productividad en el mercado laboral.
    • Se hará un esfuerzo significativo para que la difusión y cobertura del programa no sea una de las razones de su estancamiento.
  • Expansión de los programas de vivienda de interés social.
    • La construcción de 200.000 viviendas VIS adicionales por año.
    • Modificar la legislación actual con el fin de generar los $3.5 billones anuales necesarios para el otorgamiento de subsidios y la habilitación de tierras.
    • Generar un total de 800 mil empleos anuales con la construcción de VIS, reduciendo en más de 20% la cifra actual de desempleo.
    • Crear un sistema de arrendatarios-propietarios que permitirá que los segmentos más pobres de la población accedan a una vivienda
    • Conceder 1.000.000 de microcréditos a jefes de hogares clasificados en el nivel 1 del SISBEN durante el cuatrienio 2010-2014.
    • Crear incentivos para la formalización de microempresas u otras formas asociativas. La meta es formalizar 50.000 empresas en el cuatrienio.

Política Ambiental y de Hábitat

En materia ambiental, resulta necesario trabajar en torno de cuatro ejes: 1) el de los recursos hídricos; 2) el de la reforestación; 3) el de la biodiversidad; y 4) el del cambio climático.

  • En el campo de los recursos hídricos, se propone:
    • Mejorar la eficiencia en los servicios de abastecimiento de agua, saneamiento e higiene, diseñando políticas sectoriales que aborden la reducción de enfermedades de origen hídrico, implementando programas que aseguren los servicios de acueducto y saneamiento, fomentando la participación del sector privado en el abastecimiento de agua y ejecutando acciones que perfeccionen los estándares de calidad del agua potable.
    • Asegurar que el valor económico del agua se refleje en las tarifas de uso.
    • Construir plantas de tratamiento de aguas residuales.
    • Fortalecer las medidas de regulación que permiten controlar y minimizar la contaminación.
    • Rehabilitar la Ciénaga Grande de Santa Marta.
  • En el campo de la reforestación, se propone:
    • Prevenir los desastres naturales, mejorando los sistemas de alerta.
    • Tomar acciones integrales para evitar la existencia de asentamientos humanos en zonas de alto riesgo.
    • Prevenir la degradación de los suelos.
  • En el campo de la biodiversidad, se propone:
    • Proteger la Amazonía como pulmón del mundo.
    • Disminuir la contaminación atmosférica urbana.
    • Aumentar la eficiencia energética.
  • En el campo del cambio climático, se propone:
    • Tomar medidas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero.
    • Planear adecuadamente la gestión ambiental urbana, manejando mejor los desechos, acabando con los asentamientos informales en zonas propensas a inundaciones, derrumbes y desastres naturales y reduciendo la contaminación intradomiciliaria.
    • Disminuir la concentración de material particulado en las zonas urbanas.
    • Mejorar la calidad del combustible.

Política Agraria y de Desarrollo Rural

Mejor es Posible

En materia de política agraria, resulta necesario trabajar a partir de cuatro enfoques que corresponden al desarrollo integral del campo en Colombia: 1) el del desarrollo rural; 2) el del desarrollo territorial; 3) el del desarrollo productivo; y 4) el del desarrollo institucional

  • En el campo del desarrollo rural, se propone:
    • Cerrar la frontera agraria, que ocupa ya 65 millones de hectáreas, impidiendo la ocupación de territorios sin vocación agrícola.
    • Reconvertir vastas tierras en Colombia para que sean aprovechadas conforme a su vocación agrícola. El potencial agrícola del país es de 15 millones de hectáreas, de los cuales emplea apenas 5. Mientras tanto, Colombia tiene 38 millones de hectáreas en ganadería y debería tener máximo 19.
    • Realizar una actualización catastral de los predios rurales sin precedentes en Colombia. Uno de los problemas más graves de nuestro campo es que la tercera parte de la frontera agraria no tiene formación catastral.
    • A partir de esta actualización catastral, y con base en la ley, imponer impuestos prediales diferenciados según los usos del suelo, para gravar las tierras con potencial agrícola subutilizadas y desgravar las tierras que se aprovechen conforme a su vocación natural.
  • En el campo del desarrollo territorial, se propone:
    • Realizar un inventario nacional de tierras que determine los territorios que deben y pueden ser utilizados de forma eficiente y racional.
    • Implementar un plan de recuperación de tierras en manos de terratenientes que no sepan aprovecharlas o que sean objeto de procesos de extinción de dominio.
    • La distribución de la tenencia de la tierra en Colombia es de las más inequitativas del mundo. En consecuencia, se propone formalizar la pequeña propiedad campesina para crear capital y mejorar la calidad de vida de los habitantes del campo.
    • Invertir la carga de la prueba de la propiedad en las zonas donde se produjo el desplazamiento. La propiedad del desplazado, entonces, se presumiría, mientras que la de la persona que diga ser dueña deberá ser acreditada.
  • En el campo del desarrollo productivo, se propone:
    • Incentivar mecanismos alternativos de acceso a la tierra, tales como el usufructo, el arrendamiento y el comodato.
    • Incentivar formas asociativas de propiedad para los medianos y pequeños productores.
    • Promover la producción en el contexto de las regiones con base en las ventajas comparativas de cada una.
    • Invertir en vías, centros de acopio y nuevas tecnologías.
    • Crear clusters y complejos agroindustriales con ventajas tributarias y arancelarias para generar valor agregado atrayendo la inversión privada.
    • Impulsar la biotecnología, que tanto puede contribuir al progreso sostenible del entorno.
  • En el campo del desarrollo institucional, se propone:
    • Crear un organismo nacional para la ordenación del territorio rural.
    • Financiar el Instituto Geográfico Agustín Codazzi con recursos del presupuesto, para que con ellos, y no con los que los municipios pueden destinar libremente para ese fin, se financie el catastro de todo el país.

Rafael Pardo, candidato del Partido Liberal

mayo 14, 2010 10:09 am

Nombre completo: Rafael Pardo Rueda

Partido: Liberal Colombiano

Página: http://www.rafaelpardo.com

Perfil: Rafael Pardo ha desarrollado su carrera política dentro del Partido Liberal Colombiano, principalmente. Fue Consejero Presidencial para la Paz del presidente Barco y Ministro de Defensa bajo el gobierno de César Gaviria (1991-1994). A finales de los noventas se alejó del oficialismo e hizo parte de la Gran Alianza por el Cambio, coalición que llevó al poder al conservador Andrés Pastrana. De hecho, fue nombrado por el presidente Pastrana como enlace entre el gobierno y la bancada de congresistas liberales disidentes que lo apoyaron en la campaña presidencial. En 2002 se adhirió a la campaña presidencial de Álvaro Uribe Vélez y se lanzó al Senado avalado por la coalición Cambio Radical – Colombia Siempre.  Pero tras la aprobación de una versión distinta de la Ley de Justicia y Paz, que él había propuesto se distanció del uribismo y volvió al Partido Liberal. En 2008 lanzó su pre candidatura presidencial.  El pasado 27 de octubre ganó la consulta popular interpartidista y se convirtió en el candidato único de los liberales, entre siete competidores.

PROPUESTAS:

1 Seguridad social para todos
Es realmente injusto que una persona que ha trabajado toda su vida no tenga la posibilidad de contar con una pensión para su vejez. Se incentivará el ahorro mediante un esquema de subsidios al ahorro de los trabajadores con menores ingresos para que éstos tengan asegurado un ingreso mensual proporcional a su ahorro cuando lleguen a la vejez. En cuanto al tema de salud, eliminaremos el esquema en el cual los colombianos no son pacientes sino clientes del sistema de salud. La propuesta es un sistema cada vez más equitativo y solidario que sea accesible a todos los colombianos. El sistema debe basarse en la prevención, seguimiento y control, y no simplemente en la enfermedad.
2 Una sociedad educada

El camino para una Colombia justa es una sociedad educada. Toda la población debe tener acceso a educación de calidad en todos los niveles. Se impulsará la jornada completa en escuelas de primaria y bachillerato, el pensum escolar será revisado, se evaluará la política de promoción automática, será combatida la deserción escolar y se dignificará la labor de los maestros. Adicionalmente, se promoverán programas para que los estudiantes aprendan a respetar las diferencias y se conviertan en ciudadanos comprometidos.

3 Empleo

Se enfrentarán el desempleo y la informalidad laboral desde varios frentes. Por un lado, se incentivaran la construcción de vivienda e infraestructura y se promoverá el crecimiento del sector agrícola para que los campesinos desplazados por la violencia tengan la opción de volver al campo. Se eliminarán las exenciones al capital, se darán incentivos tributarios a las empresas generadoras de empleo, se abaratarán los costos de contratación, se fortalecerán los programas de capacitación laboral como el SENA y se reestructurará el funcionamiento de los parafiscales. Así mismo, se promoverá la contratación de jóvenes recién graduados del colegio y la universidad. Mediante la Ley del Primer Empleo, se entregarán incentivos tributarios a los empresarios que den oportunidades laborales a los jóvenes colombianos. Esto irá de la mano del Programa Nacional de Emprendimiento.

4 Infraestructura para poder crecer

La infraestructura moderna es uno de los requisitos principales para crecer e integrarse con el mundo. Se llevarán a cabo las obras de infraestructura de transporte prometidas por los últimos gobiernos. Los problemas de infraestructura del país no son sólo financieros, sino también institucionales. Se fortalecerá la institucionalidad y mejorará el instrumento de las concesiones. Con el concurso del sector privado y el acompañamiento del sector público, el país logrará tener una infraestructura moderna y eficiente.

5 Reforma definitiva a la Salud

Es Innegable que la salud es condición fundamental para tener una sociedad justa. Por esto, se llevarán a cabo acciones concretas para salvar el sistema de salud y lograr que los colombianos reciban este derecho fundamental. La propuesta se basa en un plan de choque que evitará el desfinanciamiento de los departamentos y de la cuenta de compensación mediante una adición presupuestal que será presentada en Agosto de 2010. Será presentada una reforma estructural ante el Congreso el 7 de Agosto de 2010. Esta reforma estructural contendrá un seguro universal financiado mediante impuestos generales y un segundo pilar de aseguramiento complementario, financiado por una cotización voluntaria igual al 11% de los ingresos salariales. Se diseñará un plan de transición entre los esquemas que asegure la suficiencia de los recursos. Se redefinirá el plan comprensivo de beneficios para el plan básico y el plan complementario. Se hará una redefinición del POS y será reconsiderada la separación de los ministerios de salud y de trabajo.

6 Acceso a la vivienda

Diseñaremos una política de vivienda que atienda las necesidades para los diferentes niveles de ingreso, siendo injusto que haya sectores que no están siendo beneficiarios de los programas del gobierno. Las familias con ingresos inferiores a 1 salario mínimo tendrán subsidios completos. El gobierno adoptará un modelo de construcción por concesión, en el cual se ayudará a financiar los arriendos, garantizando una vivienda digna para los grupos particularmente vulnerables. Para las familias que ganan entre 1 y 4 salarios mínimos, el Fondo Nacional de Garantías servirá como colateral del 100% del crédito de tal forma que se puedan hacer efectivos los subsidios.

7 Entorno macroeconómico y política fiscal

Nuestro compromiso está enfocado a que la política fiscal contribuya a la estabilidad macroeconómica, evitando el impulso a la revaluación que ha ocasionado el desbalance del gobierno, y garantizando la sostenibilidad de la deuda. Se impulsará una regla fiscal que evite el desperdicio de las rentas mineras y petroleras del país, y una reforma tributaria estructural que ajuste el código tributario a los principios constitucionales de eficiencia, equidad y progresividad. Se eliminarán las exenciones en el impuesto de renta y se reducirá la tasa que se cobra a las empresas para permitirles ser más competitivas. Se impondrá un impuesto a los dividendos, y remplazaremos los estímulos al capital por los estímulos a la generación de trabajo. Se simplificará el impuesto de IVA, y se reducirán los impuestos distorsionantes como el 4 por mil y los parafiscales.

8 Los niños primero

Los niños y jóvenes colombianos sufren del abandono y olvido del Estado y de la sociedad. Para mejorar esta situación, reforzaremos la política de atención en la primera infancia, promoviendo la seguridad alimentaria, salud, saneamiento básico y la educación inicial. Así mismo, se apoyará la creación del delito de maltrato familiar, se hará una agresiva campaña por el respeto de los derechos de la niñez, cambiará la forma en que se sanciona a los adolescentes que cometen un delito y se desarrollará un programa para atacar el consumo de sustancias psicoactivas.

9 Cero tolerancia con la corrupción

La lucha contra la corrupción comienza con el ejemplo. Nuestro gobierno será consecuente con lo que ha sido mi carrera pública y estará sujeto al escrutinio permanente. Las instituciones de control como la Procuraduría, la Fiscalía y sobre todo la Contraloría. Estas instituciones serán independientes y tendrán carreras administrativas sin ascendencia política. Los recursos públicos serán sagrados. Los actos de contratación pública tendrán mayor difusión y seguimiento de tal forma que la sociedad civil sea garante de su adecuada asignación. Así mismo, la opinión pública podrá conocer cuánto se gasta y cuanto se logra con los recursos públicos.

10 Programa Nacional de Emprendimiento

El Programa Nacional de Emprendimiento (PNE) será una de las principales políticas en la lucha contra la informalidad, el desempleo y la pobreza. Mediante el PNE apoyará a los emprendedores en el proceso de creación de nuevas empresas. Este apoyo se dará en todas las etapas del negocio: desde el momento en que se concibe hasta cuando el negocio ya está en funcionamiento. Con el PNE se ayudará a los emprendedores para que accedan a microcréditos, se brindarán programas de capacitación que impulsen los negocios y serán creadas alianzas entre los emprendedores, la academia y entidades públicas como el SENA y Colciencias. Así mismo, se apoyará a aquellos empresarios informales que voluntariamente quieran formalizarse.

11 Nueva política de tierras y de desarrollo rural

Transformar el uso de las tierras con vocación productiva es el verdadero reto de la agricultura colombiana. Por esto, proponemos propiciar el cambio en el uso de la tierra mediante subsidios y créditos que mejoren la productividad y el acceso de los pequeños productores a la propiedad de la tierra y demás factores de producción. Adicionalmente, se promoverán programas que dinamicen el mercado de tierras y lo hagan más transparente. También impulsaré el desarrollo rural con un programa masivo de adecuación de tierras, se aumentará el acceso a la tecnología, se democratizará la cobertura al crédito agropecuario y se promoverán mayores niveles de competitividad en la producción agropecuaria.

12 Derechos para vivir en sociedad

El mejoramiento de la calidad de vida de todos los colombianos será un eje fundamental de la acción del estado. Por esto, se promoverá una cultura de rendición de cuentas para que los servidores públicos constantemente estén informando su actividad a la ciudadanía. Así mismo, pondré el crecimiento económico al servicio del desarrollo humano y promoveré programas pedagógicos con los que los ciudadanos conozcan y aprendan a valorar sus responsabilidades, deberes y derechos.

13 Un nuevo modelo de gestión regional

Hoy se requiere hacer realidad el tema de la autonomía territorial. Por esto propongo políticas que reformen el ordenamiento territorial existente con el objetivo de facilitar la conformación de regiones entre departamentos y municipios. De esta forma, se aclarará el nivel de competencias territoriales para establecer responsabilidades, se impulsará la autogestión desde las regiones y se establecerá una verdadera autonomía fiscal para las regiones. Así mismo, se buscará acabar las desigualdades existentes entre las regiones del país. Esto se hará mediante la implementación de un Fondo de Compensación Regional.

14 Paz con o sin diálogo

Sólo lograremos tener un país sin guerrilla, sin paramilitarismo y sin crimen organizado si implementamos un conjunto de acciones políticas, jurídicas y sociales. Es necesario mantener la presión militar contra todas las organizaciones que actúan en contra de la ley. Esto se complementará con el Programa Nacional de Víctimas de la Violencia, que servirá para reparar material y simbólicamente a quienes hayan sufrido del conflicto. Proponemos la negociación como una opción sólo si ésta implica la desaparición de los grupos armados, si es iniciativa de estos gupos y se realiza bajo las normas estipuladas en el Derecho Internacional Humanitario.

15 Seguridad, derecho de todos

Los graves problemas de inseguridad que viven las ciudades colombianas se afrontarán con una política de Seguridad Ciudadana. Diseñaremos un nuevo modelo de gestión de la seguridad, una reforma en la política criminal, tecnología para la Policía Nacional y la creación de Planes Nacionales para los delitos de mayor impacto al ciudadano. Igualmente, se promoverá un nuevo modelo de prevención que se enfoque en las raíces de la inseguridad. No es sólo aumento del pie de fuerza de la Policía. Es también mas inteligencia para el desmantelamiento de bandas, para evitar el hurto de vehículos y residencias, y participación de la ciudadanía en los temas de prevención.

16 Politica para cerrar la brecha de género.

Es claro que aún estamos lejos de lograr la equidad de género, pero esto lo vamos a cambiar. Se aumentará la participación de las mujeres en la toma de decisiones públicas. Se implementarán estrategias para redistribuir el trabajo doméstico y de cuidado de los niños y ancianos para que las mujeres concilien la vida privada con la actividad laboral y puedan logra autonomía económica. Trabajaremos en asegurar los derechos sexuales y reproductivos. Nos propondremos reducir la maternidad adolescente y erradicar todas las formas de violencia de género y combatir la explotación sexual

17 Justicia para todos

Se proponen las siguientes acciones concretas para mejorar el sistema de justicia: fortalecimiento de los mecanismos alternativos de solución de conflictos. La definición de un código de procedimiento único que permita acceder por eficacia administración de justicia. Una reforma integral del sistema penitenciario y carcelario y una reforma de normas penales que establecen beneficios y rebajas de penas.

18 Integración con Suramérica y globalización concertada

Llegó el momento de afianzar la dignidad internacional del país, reestablecer la confianza y la cooperación con nuestros vecinos, recuperar nuestro liderazgo continental y avanzar hacia una sólida integración latinoamericana. Se tendrá como guía el respeto al derecho internacional, la diversificación de las relaciones externas del país impulsando la ampliación de los vínculos con todas las regiones y naciones del planeta. Así mismo, se otorgará un lugar privilegiado al fortalecimiento de las relaciones con América Latina y el Caribe y continuaré con la lucha multilateral contra el terrorismo y fortaleceré la agenda medioambiental del país.

19 El cambio climático como un asunto de todos y del presente

Los problemas ambientales deben ser afrontados con una visión integral. Se protegerán los bosques congelando la titulación en áreas de bosque natural y áreas deforestadas. Así mismo, se propone crear la Alta Consejería Presidencial para el Cambio Climático, con el fin de responder a los desafíos del cambio climático orientando la inversión social hacia la prevención y disminución de desastres naturales. También se fomentará el manejo de los residuos sólidos promoviendo la implementación de modelos de reciclaje en las grandes ciudades, vinculando a la sociedad como actor fundamental y generando esquemas de formalización del trabajo que hoy realizan los recicladores informales del país.

20 Cultura

El Estado es responsable y garante de brindar las condiciones necesarias para el desarrollo del multiculturalismo, el libre ejercicio de la cultura, la creación de bienes culturales y el acceso equitativo a éstos. Es por esto que se propone dar un enfoque integrador a este tema, de tal manera que la dimensión cultural sea vista como parte fundamental del desarrollo humano. Así mismo, se profundizará en la descentralización cultural, redefiniendo las competencias y funciones de las regiones del país. Adicionalmente, se fortalecerá la capacidad regulatoria y administrativa del Ministerio de Cultura. Estas últimas se lograrán mediante una reforma a la Ley de Cultura y a la Ley 715 de 2001.

Juan Manuel Santos logró atajar a la ‘marea verde’

mayo 14, 2010 7:00 am

La tendencia de la última encuesta es clara: Mockus dejó de sumar como venía haciéndolo en el último mes y Santos logró  empatarlo en la segunda vuelta. El futuro Presidente de Colombia se definiría por un ‘votofinish’. Leer esta noticia

Robinson Devia, candidato de La Voz de la Conciencia

mayo 13, 2010 5:51 pm

Nombre completo: Robinson Alexánder Devia Gonzáles

Movimiento: La Voz de la Conciencia

Página: http://www.lavozdelaconsciencia.org/

Perfil: Robinson Alexander Devia, del movimiento la Voz de la Consciencia, fue el primero en oficializar su candidatura a la presidencia de la República.

A las nueve de la mañana de este miércoles se presentó a la Registraduría Nacional para cumplir con los trámites de rigor.

En la reunión oficial, Devia presentó a Olga Lucía Taborda como su fórmula vicepresidencial; y a William Arboleda Tamayo y Luis Alberto Zuluaga, como gerente y contador del movimiento, respectivamente.

La oficialización de la candidatura se llevó a cabo sin mayores contratiempos. Devia aprovechó el evento para exigir garantías de seguridad como candidato a la presidencia.

Como prueba de ello el candidato oficial se transportó en taxi al aeropuerto para dirigirse a Medellín y adelantar sus propuestas de campaña con su equipo de trabajo.

Propuestas: El candidato plantea en 24 puntos las propuestas que desarrollaría en caso de llegar al gobierno. Aquí algunas de ellas:

ECOS, LA ESTRATEGIA PARA EL EMPODERAMIENTO COMUNITARIO: A través de este plan busca la capacitación de comunidades para que organizadas en “Consciencia” trabajen unidas por el bien común, convirtiéndose en autogestoras de proyectos de desarrollo social que conlleven a la solución de diferentes problemáticas.

EDUCACIÓN: Plantea un programa compuesto por Docentes en Consciencia y Eco Aulas inteligentes que busca desarrollar en el estudiante las habilidades superiores del intelecto con base en la activación de los cinco sentidos, por medio de la aplicación de técnicas de Programación Neurolingüística, el aprendizaje a través de los dos hemisferios cerebrales, el trabajo en equipo como componente esencial para la preparación laboral, el uso de los principios y elementos básicos de la educación experiencial y la lúdica como la mejor forma de procesar y aplicar lo aprendido.

COSTO DE VIDA JUSTO PARA TODOS: El candidato habla del favorecimiento de pequeñas y medianas empresas a través de comunidades organizadas, proporcionando mecanismos de acceso a créditos y programas de acompañamiento y promoción de sus productos. Ajustar el salario mínimo y generar subsidios para los servicios públicos; eliminar el IVA de todos los productos alimenticios y los impuestos al trabajo para dinamizar el empleo formal.

JUSTICIA EQUITATIVA Y CON SENTIDO HUMANO: Garantizar que la justicia oral y pública sea diligente, transparente y al alcance de la ciudadanía; adoptando una política preventiva frente al crimen; a su vez se creará una comisión de Esclarecimiento, Juzgamiento y Reparación Humana Integral, fortaleciendo los mecanismos de protección de los derechos fundamentales colectivos y estableciendo una política penitenciaria garantista de los derechos humanos de los internos.

Jaime Araujo, candidato por la Alianza Social Afrocolombiana ASA

mayo 13, 2010 2:04 pm

Nombre completo: Jaime Araujo Rentería

Partido: Alianza Social Afrocolombiana ASA

Página: http://www.jaimearaujo.com/

Perfil: JAIME ARAUJO RENTERIA es un reconocido Administrador de Justicia, eminente como Magistrado de la Corte Constitucional de Colombia, donde siempre defendió los derechos humanos de las Colombianas y Colombianos de las Madres Cabezas de familia, de los desempleados, de las víctimas de la violencia.

Su trabajo intenso es por garantizar una Seguridad Integral Popular y real: en buena salud, excelente educación, vivienda cómoda, el pleno desarrollo y dignidad de las personas, los derechos de los Indígenas, de los desplazados, por los derechos de los consumidores.

Se desempeña como docente universitario desde hace cerca de 30 años, en diversas universidades, en temas de teoría del estado, teoría de la constitución, derecho constitucional comparado, historia constitucional, derecho constitucional colombiano. Ha sido también conferencista nacional e internacional sobre estos y otros temas, y ha escrito múltiples artículos.

Lucha por la libertad y la igualdad, por la autonomía de las regiones.

Lucha contra la corrupción. Contra todas las formas de discriminación incluidas la sexual y la racial. Por la reforma del sistema financiero. Lucha por los derechos de los jóvenes y la justicia social; por el estado social y democrático de derecho… por un país de verdad mejor.

PROPUESTA:

1. Lucha contra el desempleo, el alto costo de la vida y la pobreza.

2. Lucha contra la inseguridad y el crimen

3. Lucha contra la corrupción

4. Defensa de los derechos humanos y respeto de la separación de poderes

5. Ampliación de los derechos a la salud, a la educación y a una vivienda digna

6. Lucha contra todas las formas de violencia y por lapaz interna y externa

7. Progreso económico sostenido y sostenible con rostro humano

8. Pacto social entre capital y trabajo

9. Fortalecer las regiones como motores del desarrollo económico y humano

10. Igualdad para las mujeres y protección a niños y personas de la tercera edad

11. Reforma del congreso y del sistema financiero

12. Devolver la tierra a las víctimas de la violencia

13. Reforma de la justicia y justicia social

14. Metro para Bogotá, Cali, Barranquilla y Bucaramanga

15. Servicio públicos para todos y a bajo costo para los más pobres

16. Lucha contra todas las formas de discriminación o exclusión social

17. Igualdad real y de oportunidades sociales, incluida la seguridad alimentaria

18. Ampliacion e la libertad política, social y cultural

19. Defensa del estado social y democrático de derecho

20. Hacer a los colombianos dignos y respetados en el mundo



cialis 20 mg viagra cialis fiyat